Automoción
Economía 15/09/2021

La crisis de los semiconductores provoca un nuevo ERTE en Seat que puede afectar a hasta 11.000 empleados

El expediente empezaría el 27 de septiembre y se alargaría hasta junio de 2022

2 min
Empleats de Seat saliente de la fábrica de Martorell.

La carencia de semiconductores y microchips que sufren las grandes automovilísticas y que en algún momento durante el último año las ha obligado a parar la producción, este miércoles ha llevado a Seat a plantear a los sindicatos un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que podría afectar a hasta 11.000 empleados, que son los que trabajan en el área de producción. Según ha confirmado la misma automovilística, el ERTE empezaría este mismo 27 de septiembre y se alargaría hasta el 30 de junio, es decir, 9 meses.

Inicialmente el expediente será voluntario y sus condiciones y el personal que afectará se concretarán en las negociaciones con los sindicatos. Se prevé que la próxima reunión tenga lugar este mismo viernes. La intención de Seat, sin embargo, es implementar medidas de flexibilidad en las tres plantas que tiene en Catalunya (Martorell, Barcelona y El Prat) que pasarían por una reducción temporal de parte de la producción y una posible cancelación de turnos.

Este es el segundo ERTE que la automovilística presenta ante la carencia de semiconductores y microchips. En enero ya sacó adelante otro que acabó en mayo y que finalmente afectó a unos 300 empleados, a pesar de que la compañía tenía previsto que llegara a medio millar. Desde mediados de junio pasado, sin embargo, Seat ha vuelto a sufrir la falta de suministros. El motivo es el aumento de brotes de covid en varias empresas asiáticas, que son las principales productoras, y que les ha obligado a cerrar fábricas. Inicialmente Seat esquivó la falta de componentes paralizando o reduciendo algunas líneas de producción a cambio de los días de vacaciones o festivos de los trabajadores afectados, pero como la situación va a más y se prevé que se alargue durante meses, finalmente la compañía ha optado por plantear este nuevo ERTE a los sindicatos.

"La carestía global en el suministro de semiconductores nos ha obligado a adoptar nuevas medidas de flexibilidad", ha insistido vía comunicado el vicepresidente de recursos humanos y organización de la compañía, Xavier Ros. El portavoz de Seat también ha recordado que la demanda de modelos tanto de Seat como de Cupra ya está en niveles anteriores a la pandemia.

En el salón del automóvil que se celebró la semana pasada en Múnich, el presidente de Seat, Wayne Griffiths, ya alertó de que la crisis de los semiconductores tendría "un gran impacto" en los resultados de la compañía de este año. Es por eso que adelantó que Seat tiene que priorizar ahora los híbridos enchufables y el lanzamiento del Born, un modelo 100% eléctrico.

stats