Economía 14/04/2021

¿De dónde salen los fondos europeos que promete Sánchez?

Bruselas emitirá deuda por valor de 800.000 M€ durante seis años para empezar a repartir el dinero en verano

3 min
El comisario de presupuestos Johannes Jahn.

BruselasEsta semana el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha dicho por activa y por pasiva que su plan de recuperación "es el plan más ambicioso y trascendental de la historia económica de España". Pero ¿de dónde saldrá el dinero con el que Sánchez promete hacer todas estas reformas? La Comisión Europea será la que se endeudará a unos niveles sin precedentes para conseguir 800.000 millones de euros de aquí al 2026 (la cifra ya no son 750.000 millones porque está actualizada a precios actuales y no del 2018). Para hacerlo, Bruselas se convertirá en uno de los principales emisores de deuda en euros, porque tendrá que captar unos 150.000 millones de euros anualmente, según ha explicado este miércoles el comisario europeo de Presupuestos, Johannes Hahn.

Pero dada la urgencia de la situación, la primera pregunta es cuándo se empezará. Bruselas ha presentado la estrategia de financiación porque quiere tenerlo todo listo para cuando pueda dar el pistoletazo de salida a la emisión de deuda. De momento, sin embargo, todavía no puede. Hasta que cada uno de los veintisiete países de la Unión Europea no haya ratificado la legislación necesaria, la Comisión no puede mover un dedo, y ya ha habido algunas trabas, que, justo es decirlo, ya estaban previstas en el calendario. A estas alturas faltan diez países: Alemania, Estonia, Polonia, Hungría, Austria, Finlandia, Permanecía, los Países Bajos, Irlanda y Lituania. El caso de Alemania es quizás el más espinoso, porque ha sido su tribunal constitucional el que ha paralizado temporalmente el trámite.

Primeros pagos en julio

A pesar de esto, Hahn se ha mostrado "convencido" de que el dinero puede empezar a llegar entre julio y septiembre. "La maquinaria estará lista en junio" para que, tan pronto como los gobiernos hayan hecho "los deberes", se pueda empezar a emitir deuda y repartir dinero. El calendario inicial ya preveía que este verano podría llegar una primera prefinanciación del 13% de los fondos y que la mayoría del dinero llegaría en 2022. Pero la ley solo permite a la Comisión ir a los mercados el primer día del mes siguiente de la última ratificación, de forma que si en julio todavía no se hubiera superado el trámite en todos los gobiernos, podría atrasarse. Por otro lado, hay que recordar que cada gobierno tiene que presentar sus planes de reformas (que hace meses que negocian con Bruselas) y la Comisión los tiene que validar y hacerles seguimiento, con la opción incluso de parar el desembolso si no se cumplen los objetivos prometidos.

Para conseguir este dinero el ejecutivo comunitario emitirá bonos con diferentes fechas de vencimiento, de entre 3 y 30 años, y letras con vencimientos inferiores a un año. Cada seis meses tendrá que presentar sus planes de financiación a los inversores, que además incluyen un programa de emisiones de bonos verdes de hasta 250.000 millones de euros y que la Comisión presume de convertirla en la emisión de bonos sostenibles más importante del mundo.

Más recursos propios

La otra gran pregunta es cómo se devolverá el dinero. Bruselas cuenta que tardará 32 años en devolver tanto los intereses como el principal, y para hacerlo necesitará unos 50.000 millones de euros anuales. ¿Y con qué ingresos conseguirá este dinero? La UE cuenta con varias partidas de recursos propios, pero que actualmente son insuficientes. Se trata de derechos aduaneros, derechos agrícolas, la transferencia a la UE de un porcentaje del IVA que recaudan los estados miembros, la transferencia que estos estados hacen en función de su renta nacional bruta y también una contribución estatal en función de los residuos de plástico. Para asumir los pagos, la Comisión presentará este junio mismo una propuesta para ampliar estas fuentes de ingresos, que podría pasar por el mecanismo de ajuste de emisiones de carbono en frontera o por la polémica tasa digital.

Todo ello para conseguir un máximo de 806.000 millones de euros, de los que 407.500 millones serán concedidos en forma de subvenciones y 386.000 millones en forma de préstamos. 12.500 millones más van destinados a programas europeos.

stats