Energía
Economía  /  Energía 09/09/2022

Los ecologistas catalanes se suman a Macron contra el Midcat

La plataforma Resposta al Midcat vuelve a su actividad después de abandonarla en 2019

Pol Casaponsa Sarabia
2 min
Imagen de archivo del Midcat.

BarcelonaLa plataforma Resposta al Midcat, creada en 2012 para luchar contra el gasoducto que tenía que unir Catalunya con Francia, ha decidido retomar su actividad después de abandonarla en 2019 con la parada de su construcción. Lo hacen después de que el Gobierno español, con el apoyo de la Generalitat, haya comunicado su intención de finalizar las obras, que ahora llegan hasta Hostalric, para poder exportar gas a Alemania.

Pero, ¿por qué se oponen? El portavoz del Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG), Josep Nuart, ha asegurado que esta infraestructura "no sirve para garantizar la seguridad energética", puesto que, según él, "solo permitiría sustituir el 3% del gas que se importó en 2021 desde Rusia". Por eso, Nuart ha explicado que el nuevo gasoducto no permitiría dejar de depender de países de fuera de la Unión Europea y que se seguiría dependiendo de Estados que "no cumplen con los derechos fundamentales, como Argelia o Catar".

Por otro lado, el portavoz de la plataforma Resposta al Midcat, Raúl Domínguez, ha calificado el gas de "combustible obsoleto" y ha detallado que este no puede contribuir a la descarbonización que quiere lograr Europa. En la misma línea, la portavoz de Ecologistas en Acción, Maria Garcia, ha asegurado que el gas, "a pesar de que se intente teñir de verde, es un combustible fósil y contribuye al cambio climático". Garcia también ha recordado que el Acuerdo de París prevé abandonar su uso antes de 2035 en vehículos y hogares y antes de 2040 en las industrias.

Además, el portavoz del ODG tampoco ve viable la posibilidad de usar el gasoducto para transportar hidrógeno verde. "No está demostrado técnicamente que se pueda desarrollar una economía del hidrógeno a gran escala", ha dicho Josep Nuart, que ha añadido que esto también implicaría reconvertir el tramo que va de Martorell en Hostalric, de 90 kilómetros de trazado.

Así, la plataforma quiere presionar para volver a "enterrar" el Midcat y consideran su construcción una "cuestión política". "No nos podemos permitir que los políticos interpongan sus intereses ante la emergencia climática, ni que prioricen una supuesta seguridad energética por delante del cambio climático", ha afirmado Domínguez.

stats