Economía 16/04/2021

España confirma a la UE que quiere generalizar los peajes en las autopistas

El anuncio llega el mismo año en el que vencen los peajes de la AP-7 y la AP-2, además de la C-33 y la C-32

2 min
Peaje de La Llagosta a la C-33

El gobierno español lo ha ido diciendo con la boca pequeña, pero ahora ya se ha comprometido de manera oficial con la Unión Europea: quiere implantar un sistema de peajes en las autopistas cuando queda menos de medio año para que se levanten las barreras que quedan en la AP-7, la autopista más importante y más rentable de España, y en la AP-2, que une Barcelona con Zaragoza.

Así lo explica el ejecutivo en el plan de recuperación que ha enviado a Bruselas, en el que asegura que hay que "desarrollar un sistema de pago por uso de la red de vías de alta capacidad". El objetivo de implantar estos peajes sería "cubrir los costes de mantenimiento" y, además, "integrar las externalidades negativas del transporte por carretera como pasa en el resto de infraestructuras". Dicho de otro modo, para compensar los efectos nocivos del tráfico, como por ejemplo la contaminación.

Esta mención aparece sepultada en una de las más de 200 páginas del plan, uno de los principales ejes del cual es la movilidad sostenible. En el texto también se explica que "se revisará la financiación de las vías de alta capacidad" y se "establecerá un sistema de ingresos que garantice los fondos necesarios para la conservación de la red viaria estatal", según avanzó El Economista.

Hace tiempo que el ministerio de Transporte que lidera José Luis Ábalos va lanzando globos sonda sobre la posibilidad de implantar un sistema de pago por uso de las principales carreteras, pero hasta ahora no ha puesto manos a la obra y, con toda probabilidad, el plan que pueda estar preparando Ábalos llegará una vez se hayan retirado los peajes de la AP-7 y la AP-2, que vencen el 31 de agosto. De hecho, el ministerio ya ha sacado a concurso el mantenimiento de estas autopistas para cuando se quiten los peajes. Además de estas autopistas del gobierno español, en la misma fecha también se acaban los peajes de la C-33 y la C-32, autopistas que gestiona la Generalitat de Catalunya.

Ábalos también ha dicho en el pasado que, en caso de hacer pagar para viajar por carretera, se haría de forma más homogénea por España de lo que lo ha sido hasta ahora, donde algunos territorios (como Catalunya) han tenido muchas carreteras de pago mientras que los ciudadanos de otras zonas no han tenido que pagar nunca.

La Generalitat ya planteó hace tiempo la idea de implantar una viñeta para toda Catalunya, según la cual los usuarios pagaran una cantidad anual fija y pudieran circular por las carreteras catalanas ilimitadamente. Pero la idea de Ábalos parece que va más encaminada a grabar el uso de las carreteras de forma que quien más circule también pague más.

stats