Infraestructuras
Economía 31/01/2022

Foment cifra en 35.000 millones el déficit en infraestructuras del Estado en Catalunya

La patronal ha hecho el seguimiento presupuestario de ocho obras catalanas que "distorsionan" la inversión real del Estado

2 min
La variante de la carretera N-340 en Vallirana acabada de estrenar.

BarcelonaCasi 35.000 millones de euros de déficit del Estado en obras que estaban proyectadas y presupuestadas en Catalunya pero que, en cambio, todavía no se han ejecutado. Este es el cálculo que ha hecho la patronal catalana Foment del Treball después de analizar y comparar el presupuesto inicial de las obras anunciadas con el resultado final real durante los últimos 12 años (entre el 2009 y el 2020). Una cifra que, según Foment, tendría que ser pública, puesto que "distorsiona totalmente los presupuestos generales", porque el presupuesto de las obras no ejecutadas "va apareciendo año tras año en las cuentas" sin valorar el estado real de las obras o lo que ya se ha invertido y lo que no.

"Solo en los últimos dos años, entre el 2019 y el 2020, este déficit ya aumentó en 7.000 millones de euros", ha apuntado el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, que asegura que el estudio los lleva a una "conclusión muy triste": durante el periodo 2013-2020 (desde que hay registro) la ejecución de las inversiones programadas en Catalunya por parte del Estado solo llega al 67% de lo previsto. "Esto significa que hay un 33% que se pierde por el camino", ha subrayado. Foment también avanza que la Generalitat es "una poco más cumplidora", pero no lo suficiente: ejecuta el 77% de lo que está presupuestado inicialmente. "Todavía hay un 23% de falta de ejecución que nos hace perder competitividad", señala el presidente de Foment.

Para paliar estos atrasos, que se arrastran desde hace años, los representantes de los empresarios han pedido a la administración pública que se comprometa a invertir 5.000 millones de euros anuales en infraestructuras. "Lo que pedimos es una cifra conservadora, alrededor del 2,2% del PIB, que es lo que invierten de media los 12 países más desarrollados de Europa", ha matizado el vicepresidente de la patronal, Joaquim Llansó.

Para ejemplificar este desconcierto de incumplimientos, la patronal ha seleccionado ocho infraestructuras catalanas que han incumplido todos los calendarios. Estas son las cifras:

Las ocho obras de la vergüenza
  • La variante de Vallirana Esta vía se presupuestó inicialmente por 53,9 millones y con un calendario de ejecución de 2 años y 9 meses. Finalmente, se inauguró en 2019, 15 años después, con un presupuesto de 167 millones, según los cálculos de Foment. En total, ha aparecido 15 años seguidos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).
  • Conexión A-2 y AP-7 en Catellbisbal Otro caso parecido. Se licitó por 59 millones y las obras empezaron en 2007. Tenían que durar 2 años y 3 meses, pero se alargaron 15 años. Durante todo este tiempo fueron apareciendo en los PGE. El importe final fue de 74,5 millones de euros, según los datos de la patronal.
  • Desdoblamiento de la N-II por Girona Con un cálculo de presupuesto más ajustado, este desdoblamiento se licitó por 33 millones, con un plazo de ejecución de 1 año y 3 meses. Finalmente tardó 7 años y medio en inaugurarse, con un importe de 33,9 millones. Apareció durante 13 años en los PGE.
  • A-27: desdoblamiento N-240 Tarragona - Montblanc Se licitó por 122 millones en 2009, con un cálculo de 3 años y 9 meses para ejecutarse. La obra, sin embargo, todavía está en ejecución y ahora el calendario dice que habrán hecho falta, en total, 11 años y 11 meses si nada cambia. Ha aparecido durante 15 años en los presupuestos, señala Foment.
  • Autovía orbital B-40 Con 195 millones de euros, en 2007 se previó que harían falta 2 años y medio de obras. Todavía están en marcha, y los últimos calendarios indican que tardará 14 años y medio en acabarse y un coste total de 263 millones. Habrá salido 15 años en los presupuestos generales.
  • Conexión A-2 con C-32 en Sant Boi del Llobregat Proyectada en 2009, se licitó por poco más de 51 millones (no se llegaron a adjudicar todos) con un plazo de 1 año y 8 meses. Ahora, sin embargo, se calcula que costará menos, unos 45 millones, pero el calendario señala que habrán hecho falta 12 años y 7 meses para construirla. Esta infraestructura ha aparecido 10 años en los PGE, dice el estudio de la patronal.
  • Nuevo acceso viario al Port de Barcelona Con casi 149 millones de licitación inicial, se calculó que harían falta 3 años y 4 meses para ejecutarla. Actualmente sigue en marcha. No se sabe cuál será el coste final, pero se estima que harán falta en total 7 años y un mes para acabarla. Habrá aparecido 15 años en las cuentas.
  • Nuevo acceso ferroviario al Port de Barcelona Los accesos ferroviarios sur al Port de Barcelona se tuvieron que empezar de cero porque se determinó que el proyecto no era seguro. Según la patronal, hace siete años que aparecen en los PGE, con un importe alrededor de los 100 millones, y ahora el ministerio señaló que espera tener la redacción del proyecto nuevo este próximo verano.

La situación de estas obras desespera a la patronal, que pide más colaboración público-privada con las empresas constructoras para reducir los plazos. "Nos damos cuenta de que cuentan la misma obra muchas veces en los presupuestos generales a pesar de que no tienen en cuenta que la obra va avanzando –advierte Llansó–. Es evidente que esto distorsiona muchísimo los presupuestos". Llansó pone como ejemplo los numerosos millones de inversión que han hecho los diferentes gobiernos de Zapatero, Rajoy y Sánchez: "Si los anteriores realmente hubieran hecho la inversión anunciada, no harían falta tantas", lamenta.

Lo mismo pasa con los accesos al aeropuerto: "Vienen a Catalunya a decir que ya se ha firmado el acuerdo; y es la tercera vez que lo firman. Lo han licitado también dos o tres veces. Entonces, ¿qué pasa con estas cuentas? ¿Después alguien hace el ejercicio de descontarlas cuando el presupuesto no se ejecuta?", se cuestiona Llansó. "El sector empresarial está preocupado. Pedimos rigor, seriedad y responsabilidad", ha concluido Sánchez Llibre.

En medio de este panorama, Foment ha señalado que los fondos europeos, los Next Generation, tienen un plazo de ejecución, y que habrá que ser diligentes. La patronal ha valorado positivamente el hecho de que la llegada de estos fondos haya multiplicado por dos los anuncios de inversión en Catalunya: "Es una buena noticia, claro, siempre que se ejecuten", remata Llansó.

stats