Economia 03/03/2021

Foment ve la recuperación "cerca" pero insiste en la necesidad de más ayudas

La patronal denuncia que los disturbios en Barcelona pueden ser un obstáculo para la mejora económica

3 min
Salvador Guillermo, secretario adjunto de Fomento  de Trabajo, este martes en la presentación del informe de coyuntura económica
Disponible en:

BarcelonaA poco más de una semana de sellar un año de pandemia, la lectura de la situación económica de España tiene una de cal y otra de arena. La buena noticia es que la recuperación está cerca; la mala, que si no hay ningún cambio muchas empresas se quedarán por el camino. Así lo ha manifestado este miércoles el equipo económico de la patronal Foment del Treball, que se acoge al ritmo de vacunación para defender la visión optimista, pero lamenta que España vaya muy por detrás de sus socios europeos en las ayudas al tejido empresarial. A esta complicación suman, además, los daños que puedan suponer los disturbios a la imagen de Barcelona.

“Tenemos una visión optimista porque la recuperación está aquí al lado”, ha introducido Valentí Pich, presidente de la Comisión de Economía y Fiscalidad de Foment. En concreto, la esperan durante la segunda mitad del año. Encuentran los argumentos, por ejemplo, en el hecho de que las exportaciones crezcan o que el Íbex-35 esté casi a niveles previos al estado de alarma. Pero “en estos momentos tenemos una preocupación y una inquietud que en economía es muy importante, que son los intangibles”, ha añadido. Pich se refiere a que las empresas tengan productos informáticos que puedan utilizar, equipos humanos con voluntad de colaboración y una imagen de territorio y país que las acompañe. “Nos preocupa un poco la imagen de Barcelona y Catalunya en estos momentos a raíz de temas que han pasado estas semanas y que vienen a sumarse a temas que pasaron hace tiempo”, ha explicado.

Todo esto en una economía, la española, que ha sido de las más castigadas por la pandemia en Europa y de las que menos ayudas ha dado. Según los datos presentados por Foment, extraídas del Fondo Monetario Internacional, a finales del año pasado Alemania había inyectado ayudas equivalentes a un 9,8% de su PIB; Francia, a un 6,9%, e Italia, a un 6,2%. En España, en cambio, el porcentaje es inferior al 4%. 

Estas cifras “sacan los colores al gobierno español y al conjunto de las administraciones públicas españolas, que tienen que ser conscientes de que tienen que hacer una política contracíclica mucho más intensa”, ha denunciado Salvador Guillermo, secretario general adjunto y director de economía de Foment. “Y todavía más –ha añadido– porque España es uno de los países que lo ha pasado peor, donde la afectación en ocupación es más intensa y que tiene una tasa de paro tan elevada que debería hacer que se nos cayese la cara de vergüenza”. 

Ante esto, Foment insiste: hacen falta 50.000 millones de euros de ayudas directas a las empresas más afectadas y con posibilidades de sobrevivir. “Vemos positivamente el anuncio que el presidente hizo en sede parlamentaria de que está previsto otorgar 11.000 millones a los sectores más afectados”, ha concedido Guillermo. Eso sí, siempre que sea un primer paso y detrás vengan muchos más. 

"En esta carrera de fondo [que es la crisis], ante la cual la gente tenía que estar preparada para correr, a algunos se les han puesto obstáculos. Y el esfuerzo que han tenido que hacer estos corredores para llegar al final de la carrera es mucho mayor", explicaba Guillermo. "Si queremos que llegue mucha más gente a la meta y no nos preocupa tanto quién llegará primero, tenemos que hidratar a esta gente", ha concluido.

stats