Automoción
Economía 29/12/2021

El 'hub' de electromobilidad y Silence serán los nuevos inquilinos de las plantas de Nissan

El proyecto que lidera QEV dará en 2024 trabajo a la totalidad de la plantilla que está en el paro

2 min
Algunos de los últimos empleados de Nissan saliendo ayer de la fábrica.

BarcelonaSi las negociaciones no se estropean, finalmente serán el hub de electromobilidad, liderado por la empresa catalana QEV, y el fabricante de motos eléctricas Silence los que ocuparán las tres plantas que Nissan cerrará este viernes en Catalunya. La mesa de reindustrialización que tiene que decidir cuáles serán los nuevos inquilinos y que está formada por el gobierno español, el catalán, la automovilística japonesa y los sindicatos se ha reunido este miércoles para avanzar en las negociaciones.

A la espera de que presente su proyecto definitivo, y según fuentes próximas a las negociaciones, el hub ocuparía dos de las tres líneas de producción que hay en la planta de la Zona Franca y, según datos provisionales, fabricaría un total de 130.000 vehículos al año entre motos, camiones, utilitarios o SUVs. Esta fábrica está preparada para una producción de hasta 200.000 vehículos anuales, a pesar de que actualmente se producían unos 15.000. El objetivo sería que el hub se pusiera en funcionamiento entre finales del 2022 y principios del 2023 y que consiguiera dar trabajo a la totalidad de la plantilla de Nissan que ha ido al paro, cerca de 1.500 trabajadores, en 2024. En cuanto a la nueva propuesta que ha presentado el grupo belga especializado en componentes de la automoción, Punch, que también quería ir a la Zona franca, se mantiene sobre la mesa por si las negociaciones con el hub no llegan a buen puerto, tal como ya pasó con el fabricante de coches eléctricos chino Great Wall Motor.

Donde sí que pueden haber cambios es en la ubicación de Silence. Inicialmente, estaba previsto que ocupara la planta de estampación que hay en Montcada, pero en la reunión de este miércoles se ha puesto sobre la mesa que vaya también a la Zona franca y que la de Montcada la ocupe también el hub, que, a su vez, será el nuevo inquilino de la fábrica de Sant Andreu de la Barca.

Traslado de Silence a la Zona franca

A pesar de esto, en un comunicado emitido por la mesa de negociación después de la reunión se ha dejado claro que las negociaciones con Silence y el hub para la planta de Sant Andreu están "muy avanzadas a la espera de concertar los últimos detalles del acuerdo global" de todas las instalaciones. "Se avanza positivamente en el trabajo para que los proyectos resultantes cubran las necesidades de la plantilla", ha asegurado el secretario general de Industria, Raül Blanco, que es quien lleva la batuta de las negociaciones.

Lo que queda descartado es que en las plantas de la automovilística japonesa se instalen empresas del sector logístico, a pesar de que según fuentes próximas a la mesa continúan apareciendo nuevas propuestas. De hecho, es una opción que han rechazado desde el primer momento los sindicatos porque las condiciones laborales de los proyectos industriales son más favorables.

La próxima reunión de la mesa de reindustrialización será el 21 de enero.

stats