CRÓNICA
Economía 28/08/2022

La libertad de fracasar en el mundo de las criptomonedas

El evento Metaverse Day reúne a miles de jóvenes en el Wizink Center de Madrid a pesar de los avisos de la CNMV

3 min
Participantes en el encuentro de Mundo Crypto, lanzando billetes ficticios de dólar con la cara del organizador de la reunión.

MadridEn Madrid ya no sorprenden los discursos que apelan a la libertad, después de que Isabel Díaz Ayuso haya hecho fortuna en el mundo de la política. La mayoría de jóvenes que acuden al Metaverse Day, un evento sobre el mundo de las criptomonedas rodeado de polémica que se celebra en el Wizink Center, también quieren hacer fortuna y hablan de libertad. “Ha llegado el momento de que la gente custodie su información y su dinero”, afirma convencido Íñigo, de 25 años, y recuerda que en la tecnología blockchain no hay bancos supervisando la validez de las transacciones. “No hay bancos centrales bloqueando”, apunta Xavier, de 20 años.

Finalmente, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tampoco ha conseguido bloquear el Metaverse Day. El martes advirtió que la empresa organizadora, Mundo Crypto, y muchos de los patrocinadores del acto están en su lista gris. Es decir, que no están autorizados para prestar servicios de naturaleza financiera, lo que se conoce como chiringuitos financieros. “Esperamos que en este acontecimiento los expertos y famosos que lo presentan e intervienen se informen e informen adecuadamente a los asistentes sobre los riesgos de invertir en criptoactivos”, pedía el supervisor.

El aviso hizo que Cristina Pedroche —del programa Zapeando, de La Sexta— y Jorge Fernández —de La ruleta de la suerte, de Antena 3— optaran por rechazar ser los presentadores. Los sustitutos han sido la conocida periodista deportiva catalana Danae Boronat y un menos conocido Andrés Meneses. Coca-cola, que también participaba, optó igualmente por retirarse. El viernes el Defensor del Pueblo instó a la CNMV y la Comunidad de Madrid —titular del recinto donde tenía lugar el acontecimiento— que se aseguraran de que los organizadores tenían todos los permisos y actuaran en consecuencia. “Buenas tardes a los supervisores de la CNMV, si nos están viendo”, ponía en marcha el economista Juan Ramón Rallo, uno de los expertos invitados. Compartía ponencia con Daniel Lacalle, gurú económico del PP y del neoliberalismo y con un historial al mundo inversor.

Visión general de la jornada organizada por Mundo Crypto en Madrid.

El consejero delegado de Mundo Crypto, Mani Thawani, salió al paso de la polémica replicando que el evento solo busca “educar” a la población para acabar con la “dictadura centralizada” de la banca y con un sistema “tradicional obsoleto”. El relato antiestablishment recuerda ciertos “populismos” que no acaban de gustar a una chica (prefiere no revelar su nombre) que trabaja en el departamento de marketing de una empresa de criptomonedas. Ella optó por no implicarse en el acto, visto el revuelo. “Y ha sido un acierto, creo”, confiesa. Recela de la grandilocuencia del discurso que habla de un “mundo nuevo” y de la “testosterona” que percibe entre los asistentes.

El perfil de los presentadores anunciados puede hacer pensar que se buscaba un público más adulto para los cursos de formación que quiere ofrecer —con un precio que puede oscilar entre los 50 y los 5.000 euros—, dado que el mundo crypto ya ha calado entre los jóvenes, tal como se pudo ver en Badalona el abril pasado con el acontecimiento que organizó IM Academy . Pero predominan jóvenes de entre 18 y 30 años que ya han tenido algún contacto con las criptomonedas o que se quieren iniciar en ellas, combinado con especuladores más experimentados que tienen lugares VIP. No son palcos como el del Bernabéu, pero también se trata de hacer contactos, networking.

La coincidencia entre los asistentes es que todos ven futuro en ello. “De aquí a cinco años espero no tener que trabajar”, dice Adrián. Jonathan, granadino de 27 años, es mozo de almacén y ha ganado 40.000 euros invirtiendo. Si pudiera vivir de la especulación, dejaría el trabajo. “Por supuesto”, admite. Xavier, socorrista, querría montar empresas en el sector y vivir “de ingresos pasivos”. En cambio, Juan Miguel es nutricionista y quiere trabajar en su campo. Eso sí, está muy interesado en las potencialidades del mundo crypto. “Con la tecnología blockchain  podremos tener más libertad”, dice. ¿En qué sentido? “Por ejemplo, no estoy de acuerdo con las seis leyes que se aprobaron jueves en el Congreso [entre ellas, la ley del solo sí es sí, la ley de ciencia, el decreto sobre prevención de incendios y el decreto energético]. Con blockchain  se podría idear un sistema para que los ciudadanos con el móvil votaran cada ley. No estoy de acuerdo en escoger cada cuatro años a los gobernantes”, reflexiona.

¿Se establecerá de manera generalizada el mundo crypto? Lo que es seguro es que a Mundo Crypto no le funciona su principal reclamo: un metaverso que los asistentes tenían que conocer con unas gafas virtuales. La conexión wifi colapsa y el público, con una cierta decepción, acaba viendo un vídeo en 2D en una pantalla. 

stats