Tecnologia
Economía 27/02/2022

El Mobile de la recuperación

El congreso espera la mitad de asistentes y de impacto económico que en 2019, pero anima los negocios de la ciudad

3 min
Imatge de hoy de la Feria de la Hospitalet

BarcelonaDespués de una cancelación y una edición descafeinada el verano pasado, el Mobile World Congress vuelve este lunes en Barcelona en sus fechas habituales. Lo hace todavía lejos de las cifras de asistentes prepandemia, pero con el propósito de ser (al menos de manera simbólica) un punto de inflexión en la recuperación. El congreso abre las puertas del recinto de la Fira de Barcelona en la Gran Via de l'Hospitalet de Llobregat, donde acogerá hasta el jueves alrededor de 1.500 empresas expositoras que aspiran a retomar la presencialidad en las ferias de negocios. Los organizadores, la patronal de las telecomunicaciones GSMA, esperan que por los siete pabellones reservados —normalmente eran ocho— pasen entre 40.000 y 60.000 asistentes, un 55% de los que visitaron el Mobile en 2019, el último año en el que las mascarillas FFP2 y los certificados de vacunación no eran imprescindibles para entrar en el recinto.

Esta edición queda a medio camino de la normalidad, tanto en el impacto económico (240 millones de euros versus los 473 de antes del covid) como en los lugares de trabajo temporales que se generarán (6.700 respecto a los 13.900 de 2019). Por eso la valoración de los agentes de la ciudad es de celebración, pero con la boca pequeña. "Las previsiones que hacemos son modestas", admite Roger Pallarols, presidente del Gremi de Restauració de Barcelona. La sexta ola del coronavirus, explica, hizo que las empresas eligieran opciones más "prudentes" para sus programas de actividades. Muchas de las que han recuperado los acontecimientos corporativos paralelos han preferido trasladarlos a los mismos hoteles donde se alojarán los trabajadores y no en restaurantes o locales de ocio nocturno. "Antes en solo cuatro noches [el congreso] podía dejar alrededor de 45 millones de euros de facturación, este año si llega a la mitad ya sería una muy buena noticia", añade Pallarols. En su opinión, el Mobile no se puede considerar un pistoletazo de salida de la recuperación, pero sí "una inyección anímica después de dos años de agujero económico". "No esperamos que todo se empiece a restablecer hasta como mínimo Semana Santa", apunta.

Desde Fecasarm, la patronal del ocio nocturno, coinciden en buena parte con este diagnóstico. "Hemos detectado muchas menos reservas que en otras ediciones. La inseguridad jurídica por las restricciones ha provocado que asistentes y empresas hayan contratado tanto las cenas como los acontecimientos en los hoteles", afirma su presidente, Joaquim Boadas. Hay excepciones. Como la de una gran discoteca barcelonesa que ha conseguido una reserva para 1.000 personas durante la semana del congreso. La asociación de emprendedores digitales Tech Barcelona también ha contratado la sala Sutton, en lo alto de la ciudad, para cerrar el acontecimiento con una fiesta para el sector. "Calculamos un impacto de unos 60 millones de euros sobre la restauración y el ocio nocturno por el Mobile. Sería aproximadamente la mitad de 2019 y menos que en 2018 cuando el mal tiempo complicó que los asistentes fueran a los locales", estima Boadas.

65% de ocupación en los hoteles

Los hoteles de la capital catalana son más optimistas que los restauradores y las salas de fiesta, y confían en que el Mobile sea su trampolín hacia la recuperación. Según confirma a Efe el Gremi d'Hotels de Barcelona, este año la organización ha reservado 10.000 habitaciones, en comparación con las 1.000 que ocuparon el año pasado, cuando el público fue básicamente local y no hizo grandes gastos en estos establecimientos. Su presidente, Jordi Clos, prevé que la ocupación del sector llegue estos días al 65%, después de unos meses de enero y febrero rozando el 35%. Aun así, el cartel de completo solo se colgará en algunos de los hoteles más próximos al recinto de Gran Via. "A medida que nos vamos alejando, los porcentajes de ocupación serán inferiores", remarca. Estos días volverán a abrir algunos negocios que llevaban dos años cerrados (el 80% ya han subido la persiana) y Clos prevé que prácticamente todos habrán retomado la actividad en primavera.

El gran acontecimiento de los móviles también volverá a convivir con preocupaciones prepandemia como las huelgas de transporte. La sección sindical en la UGT de los autobuses de TMB ha convocado una parada parcial (entre las 8.30 y las 10.30 horas, de las 16.30 a las 18.30 y también de las 22 horas hasta medianoche) coincidiendo con los días del congreso. También ha programada otra huelga de los trabajadores de los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya para "visualizar al máximo posible" los problemas de gestión de la empresa.

stats