Tecnología
Economía 10/02/2022

El Mobile aspira a reunir 60.000 asistentes este año

El evento espera captar hasta un máximo de 60.000 asistentes, a medio camino de la recuperación plena

3 min
El consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, durante la rueda de prensa de presentación.

L'Hospitalet de LlobregatDespués de una edición de mínimos con el objetivo de salvar la franquicia, el Mobile World Congress del 2022 quiere retomar el camino hacia la normalidad. El consejero delegado de la GSMA (la patronal de empresas de telecomunicaciones que organiza la cita), John Hoffman, ha presentado este jueves las grandes líneas del evento de este año, que se celebrará al recinto de Fira de Barcelona en l'Hospitalet de Llobregat del 28 de febrero al 3 de marzo. El objetivo de máximos es aspirar a recuperar un 55% de la asistencia prepandemia —en 2019 reunió 109.000 a congresistas—, pero el directivo ha dado una horquilla de entre 40.000 y 60.000 visitantes. Los organizadores son conscientes de que las trabas en los viajes internacionales, como por ejemplo las cuarentenas en algunos países asiáticos, seguirán limitando las delegaciones de las empresas.

No obstante, Hoffman ha asegurado que las perspectivas de este año "exceden las expectativas" y ha remarcado que el evento ocupará siete de los pabellones de la Feria (había utilizado ocho antes de la pandemia). "Todo el ecosistema se volverá a reunir en Barcelona. Tendremos un millar de conferenciantes y el 95% serán aquí presencialmente", ha defendido el ejecutivo. El director general de la GSMA, Mats Granryd, también ha destacado que esperan 1.500 expositores y que ya cuentan con el 85% del espacio reservado. Las principales novedades de este año serán la Industry City, una zona de demostraciones de la innovación aplicada a empresas manufactureras, y el Beat Barcelona, un nuevo espacio de networking impulsado por el Ayuntamiento.

De hecho, durante la rueda de prensa de presentación, la patronal ha vuelto a dar una cifra que no compartía desde el 2019. La organización prevé que esta edición del Mobile, todavía a medio camino de la recuperación plena, tenga un impacto económico de 240 millones de euros en Catalunya y genere 6.700 lugares de trabajo temporales. Para poner los datos en contexto, el último año antes del covid-19 este indicador se cifraba en 473 millones. Hace tres años el montaje de la cita —el 4YFN, el acontecimiento paralelo para start-ups, no tiene ahora espacio propio y también se celebra en Gran Vía— requería prácticamente el doble de contrataciones, un total de 13.900.

En 2022 también será el estreno del presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, como presidente de la GSMA. Hoffman ha celebrado que las principales operadoras de telecomunicaciones no fallarán en la cita, después de que algunas cancelaciones puntuales por la variante ómicron y el cambio de fechas de febrero a mayo de la feria audiovisual ISE generaran dudas alrededor del Mobile.

Goirigolzarri, entre 'telecos'

Sobre el retorno a la normalidad prepandemia, Hoffman ha explicado que, a pesar de que es difícil predecir el futuro en el contexto actual de incertidumbre, ya han empezado a aceptar reservas para el año que viene y confía que entonces "el mundo continuará abriéndose". El directivo ha esquivado comentar las negociaciones con Fira de Barcelona y las administraciones públicas para alargar el contrato con Barcelona, que se acabará en 2024, después de haber ganado un año para compensar la edición cancelada del 2020.

El Mobile del 2022 contará con oradores presenciales que no son tan habituales en los círculos tecnológicos, como el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, o el del Fútbol Club Barcelona, Joan Laporta. Entre los temas troncales de esta edición, Granryd ha puesto énfasis, precisamente, en la vertiente más tecnológica del sector financiero, pero también en las conexiones 5G, la inteligencia artificial y los servicios en la nube. "Nos espera un show fantástico y emocionante", ha añadido.

stats