Mercado laboral
Economía 19/07/2021

La ocupación supera, por ahora, la quinta oleada del covid

La afiliación a la Seguridad Social recupera los niveles prepandemia

3 min
La restauración es uno de los sectores más afectados por la crisis derivada de la covid -19

La primera quincena de julio mantiene los brotes verdes en el mercado laboral. La ocupación está esquivando la quinta oleada del covid, según el ministro de Inclusión y de la Seguridad Social, José Luís Escrivá, que ha anticipado que la Seguridad Social ganará 150.000 trabajadores en el mes de julio, cosa que hará que supere los niveles de antes de la pandemia. En concreto, en julio de 2019 había unos 77.000 afiliados menos que en julio de este año.

"El mes es extraordinariamente dinámico", ha apuntado Escrivá en rueda de prensa este lunes. La cifra es desestacionalizada y se ha elaborado a partir del avance quincenal, con datos recogidos hasta el pasado viernes. Escrivá ha defendido que, a diferencia de otros momentos de la pandemia, esta quinta oleada no está teniendo el mismo impacto sobre la ocupación. "No estamos observando que el dinamismo que empezó a principios de mes [de julio] se haya truncado. No hay señales de que se hayan dado pasos atrás", ha remarcado Escrivá. Con los datos avanzados en la mano, el ministro ha anticipado que, en comparación con el mes anterior, el julio cerrará con una media de entre 45.000 y 50.000 puestos de trabajo más.

Este "dinamismo" está vinculado sobre todo a la llegada de turistas internacionales y al hecho de que las últimas restricciones aprobadas son, por ahora, leves. Aún así, todavía queda un mes y medio de temporada alta y la duda es qué pasará si empeoran estos dos factores, es decir, si caen los turistas o aumentan las restricciones en caso de que no disminuyan los contagios entre la población. De hecho, la Airef ha advertido de que el escenario actual pone en riesgo la recuperación del turismo y puede atrasar la salida de la crisis.

"Es cierto que el impacto de la crisis del covid en el mercado laboral no será como el de 2008 o 2009, pero seguro que tampoco será un escenario idílico", apunta el catedrático en derecho laboral por la UB, Jordi Garcia. Garcia cree que hay que enfriar el optimismo porque, si bien algunos efectos coyunturales desaparecerán, "habrá ajustes, y los bancos o las grandes empresas ya los están haciendo". "No veo que la economía en general mejore mucho y hay que tener en cuenta que veníamos de un estancamiento", añade el profesor. Se refiere al periodo 2018-2019, cuando la economía creció a un ritmo más lento que en 2016 y 2017.

Caen los ERTE

El optimismo también ha protagonizado la presentación de las cifras de los trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo. Según el ministerio, hoy hay 361.382 personas afectadas por un ERTE, cerca de la mitad que el mes pasado. Además, solo en los quince primeros días de julio ya se han reincorporado a sus puestos de trabajo 87.000 personas, una cifra que supera por poco las que salieron de un ERTE para volver a trabajar durante todo el mes de junio. Según Escrivá, el "buen" ritmo de reincorporación a los puestos de trabajo los primeros quince días de julio permite pensar que el número de trabajadores afectados por ERTE irá reduciéndose.

Entre los trabajadores que siguen acogidos a un ERTE, uno de cada tres trabaja de forma parcial (120.000 trabajadores), es decir, manteniendo parte de la actividad, mientras que el resto (240.000) están parados completamente.

El descenso de personas en ERTE ha sido general en todos los sectores –en especial el de la hostelería– y, de hecho, un total de 13 sectores, como por ejemplo la construcción o las telecomunicaciones, ya crean una ocupación superior a la de los niveles previos a la pandemia. Garcia matiza que es importante tener en cuenta que en algunos ámbitos tiene más peso en la ocupación el sector público que el privado: "Es preocupante porque la ocupación pública no es un reflejo del mercado".

Otros sectores siguen viviendo una recuperación más lenta, sobre todo los relacionados estrictamente con el turismo, un sector que significó un 61% del total de puestos de trabajo destruidos en 2020. Destacan las aerolíneas y el de las agencias de viajes, con más de un 20% de trabajadores afectados todavía por un expediente de regulación temporal de empleo. Territorialmente siguen siendo las Canarias y las Islas Baleares las comunidades que tienen más trabajadores en ERTE. Superan de largo la media estatal, que está alrededor del 2%. Catalunya, Andalucía o Madrid superan por poco este 2%, mientras que el resto de regiones ya están por debajo.

A la vuelta del verano el ministerio tendrá encima de la mesa dos negociaciones. Por un lado, la actual prórroga de los ERTE, que caduca el 30 de septiembre, y todo apunta a que se alargará. También la ocupará la reforma que impulsa el ministerio de Trabajo y que quiere cortar de pura cepa la contratación de muy corta duración a través de la penalización. En este sentido, Escrivá ha anticipado que "estan afinando el texto" con los agentes sociales y que después del verano se podría ver la propuesta "desplegada y concretada".

stats