Economía 15/07/2021

La Airef advierte de que la nueva oleada de contagios pone en riesgo la recuperación del turismo y puede retrasar la salida de la crisis

Mantiene la previsión de crecimiento en el 6,6% para el 2021 y aumenta una décima, hasta el 7,9%, el déficit

4 min
Dos turistas a la Rambla de Barcelona este mes de junio.

Madrid/BarcelonaLa nueva oleada de covid-19 que ha puesto en alerta a Catalunya y ha dejado en rojo a España en el mapa europeo de contagios del coronavirus puede frenar la llegada de turistas y retrasar la recuperación económica. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) advierte de los peligros para la economía del aumento de los contagios en plena temporada turística, que en el caso de Catalunya van acompañadas de nuevas restricciones. "La incidencia del coronavirus en España es superior a la de los países del entorno, hecho que lastra las expectativas de evolución futura de los flujos de turistas", apunta la Airef en el informe publicado este jueves.

El supervisor fiscal ya había avisado meses atrás de que el turismo no se recuperaría del todo hasta 2022, pero el avance de la vacunación y un retorno progresivo a la normalidad habían hecho aumentar las expectativas y el sector confiaba en salvar parcialmente el verano. La Airef asegura ahora que la nueva oleada "pone en riesgo" la llegada del turismo internacional, "uno de los pilares sobre los que se fundamenta la economía española". Según fuentes del organismo presidido por Cristina Herrero, la situación "hace temer una recuperación económica más lenta", sobre todo porque en el caso de Catalunya ya hay nuevas medidas restrictivas que pueden afectar también al turismo interior y sectores como el del ocio nocturno. Aún así, asegura que todavía no dispone de suficientes datos para calcular el impacto de la nueva oleada de contagios sobre el turismo y el crecimiento económico.

Sobre el terreno, el impacto de la cuarta oleada de contagios y de las nuevas restricciones sobre el sector turístico todavía es incierto. Las medidas anunciadas por la Generalitat todavía no están en vigor y los empresarios desconocen la letra pequeña. Además, los anuncios se han ido sucediendo a lo largo de esta semana, por lo que todavía no ha tenido un impacto destacable sobre las reservas y la actividad de este verano.

Retardo de las reservas

Según la patronal Foment del Treball, el sector ha notado una "ralentización de las ventas", pero todavía no sufre un incremento de cancelaciones de reservas. Fuentes de la organización empresarial aseguran que "la temporada va bien" y que de momento las noticias sobre toques de queda no han afectado mucho al sector, a pesar de que la preocupación existe, puesto que el anuncio de cierres de locales de ocio nocturno, restauración y otras actividades puede tirar atrás a muchos visitantes, especialmente extranjeros.

En este mismo sentido, la otra patronal catalana, Pimec, advierte de que, a pesar de que hay pocas cancelaciones, las reservas se están demorando en el tiempo en comparación con otras temporadas. La incertidumbre lleva a muchos turistas a esperar hasta el último momento antes de decidir dónde van de vacaciones y las nuevas medidas de la Generalitat han aumentado esta incertidumbre.

Ligero aumento del déficit

En su nuevo informe de previsiones macroeconómicas, la Airef no hace revisiones destacadas de los principales indicadores por la gran incertidumbre que hay en estos momentos y porque hay indicadores contradictorios. Mientras la economía parece recuperarse más rápidamente de lo previsto inicialmente en este segundo semestre del año, el ritmo de contagios puede frenar la buena evolución de la actividad económica. Además, la autoridad fiscal también apunta a la posibilidad de que el impacto de los fondos europeos para este año sea inferior al estimado inicialmente, pero explica que no dispone de suficiente información. Ante estas incertidumbres, el organismo prefiere esperar a otoño para revisar su estimación.

La Airef mantiene, por lo tanto, la previsión de crecimiento de la economía para este año en el 6,6% del PIB y solo eleva una décima, hasta el 7,9%, la previsión de déficit público. A pesar del aumento de una décima, la previsión se mantiene por debajo de la del gobierno español, que calcula un déficit del 8,4% para 2021. El aumento del déficit previsto se explica por el impacto de la bajada del IVA de la electricidad aprobada recientemente por el gobierno español para hacer frente a la subida del precio de la luz, y por una absorción más baja de lo previsto inicialmente de los fondos REACT-EU por parte de las comunidades autónomas.

Estos dos factores se han visto compensados en buena medida por la recaudación más elevada del previsto en el primer semestre del año –gracias, entre otros factores, a los 1.100 millones de euros de ingresos a través del impuesto sobre sociedades por la fusión de CaixaBank y Bankia– y porque el ejecutivo ha trasladado al 2022 la compensación de la revalorización de las pensiones por debajo de la inflación real (unos 700 millones de euros).

Para Catalunya, mantiene su previsión de déficit para este año en el 0,4% del PIB, una décima menos que la media de las comunidades autónomas. La Airef cree que una parte de los ingresos previstos para este año de los fondos REACT-EU se trasladarán a años posteriores, un hecho que podría provocar un aumento del déficit del 2021. Pero la situación se ve compensada por otros factores, como el aumento de los ingresos no previstos inicialmente por la transferencia del Estado en concepto de financiación de los Mossos d'Esquadra.

Consolidación fiscal

La Airef ha vuelto a pedir al gobierno español –como ya ha hecho también el Banco de España– que diseñe una hoja de ruta para la consolidación fiscal a medio plazo y ha advertido de que la elevada deuda pública, del 112,4% del PIB, sitúa a la economía española y la sostenibilidad de las comunidades autónomas en una posición de "vulnerabilidad". Fuentes del organismo han revelado que el ejecutivo de Pedro Sánchez se ha negado a escuchar su recomendación.

stats