Patronales
Economía 22/03/2022

Pimec asegura que la mitad de empresas con créditos ICO tendrán dificultad para devolverlos

La devolución del dinero empieza de aquí a tres semanas

2 min
El presidente de Pimec, Antoni Cañete.

La patronal Pimec asegura que el 48% de las casi 150.000 empresas catalanas que obtuvieron un crédito con aval del ICO durante los inicios de la pandemia tendrán problemas para devolver el dinero. Así lo extrae de una encuesta que ha hecho a 417 empresas, con cuyos resultados la patronal ha pedido "carencias y finiquitos" en estos créditos para evitar "consecuencias que serían mucho peores", según ha explicado Pere Cots, director de consultoría estratégica de Pimec. Las carencias implican posponer la devolución del crédito, mientras que los finiquitos suponen, directamente, eliminar la obligación de devolverlo (completamente si es un finiquito total o una parte si es parcial).

A día de hoy, las empresas tienen hasta el 30 de junio para obtener una carencia en la devolución del crédito, y hasta el 30 de junio del 2023 para conseguir que el banco les acepte un finiquito. Ahora bien, si las compañías afectadas no lo han pedido al banco, la devolución de los préstamos se inicia cuando se cumplan dos años desde que recibieron el dinero. Dentro de tres semanas, por lo tanto, las empresas tienen que empezar a devolver los créditos ICO si no han solicitado un calendario nuevo a su entidad financiera.

También se alargaron los plazos de pago. Pero dentro de tres semanas se tienen que empezar a devolver los préstamos si la empresa en cuestión no ha hecho ninguna solicitud, y ahora Pimec querría un nuevo calendario que quite esta presión a muchas empresas, que se ven incapaces de devolver el dinero.

Los resultados de la encuesta muestran también que del 48% de empresas que tienen estas dificultades una inmensa mayoría (el 83%) se verían capacitadas para devolver el dinero en los próximos cinco años si se les aplica una carencia. "Todas las pymes quieren devolver los préstamos, pero la situación lo hace imposible", ha dicho Cots, que ha mencionado las subidas de precios de las materias primas como una complicación adicional para las maltrechas cuentas de resultados de muchas compañías.

El número de empresas que ven difícil una devolución de los ICO coincide con el de compañías que tuvieron un resultado negativo en la suma de los ejercicios 2020 y 2021. En otras palabras, las que entre los dos años anteriores han perdido dinero son las que ahora lo tienen complicado para cumplir sus obligaciones.

Estas pérdidas, por cierto, se han visto empeoradas por dos factores: por haberse quedado España a la cola de la Unión Europea en la concesión de ayudas directas a los sectores afectados por el covid-19 (la mayoría de ayudas se han hecho de forma indirecta, como los mismos créditos ICO) y por el obstáculo añadido del haberse alargado la crisis "muy por encima de lo previsto". A diferencia de países como Francia, España aún no ha recuperado el producto interior bruto (PIB) que tenía antes de la pandemia. "Si tienes ayudas directas insuficientes y la caída se alarga mucho, todo es más difícil".

stats