Economía 05/05/2021

El relajamiento de las restricciones dispara las ventas de las grandes superficies

Durante el mes de marzo los clientes compraron cerca de un 29% más que en febrero

2 min
Compradores en un hipermercado de Amposta, el pasado mes de mayo.

BarcelonaLas grandes superficies han empezado su particular remontada. Después de semanas parcialmente cerradas, el relajamiento de medidas de principios de marzo se tradujo en un incremento de las ventas del 29% respecto al mes anterior y de un 16% en comparación con un año atrás. Así lo indican los datos del Idescat, que también muestran que no hubo un incremento similar en todo el año pasado y que es la primera vez en este tiempo que crece la venta de productos no alimentarios: lo hace cerca de un 60%.

De hecho, lo que explica este aumento es que, hasta el 1 de marzo, las grandes superficies tenían que estar cerradas y, si abrían, era solo para vender alimentos. A partir de entonces, sin embargo, las nuevas medidas les permitieron abrir con parte del espacio parcialmente cerrado y con restricciones de aforo, pero con libertad para vender cualquier producto.

En cambio, la venta de alimentación en las grandes superficies cayó un 4% en comparación con el mismo mes del 2020. Justo es decir, sin embargo, que el mes en el que se decretó el estado de alarma las ventas dentro de esta categoría se habían disparado cerca de un 17%, mientras que las de productos no alimentarios caían entonces más de un 47%, unas cifras que explican la radiografía de este mes de marzo. Además, también se ha vendido considerablemente más productos de alimentación que en febrero: hay una diferencia de un 15% de un mes a otro.

Aun así, el repunte de la actividad en las grandes superficies de marzo no compensa los bajos números de enero y de febrero, por lo tanto, el conjunto del primer trimestre acaba en negativo. Es decir, según las cifras del Idescat, se ha vendido un 16% menos en las grandes superficies el primer trimestre del 2021 en comparación con el mismo periodo del 2020. Y, en este caso, la caída viene dada sobre todo porque se han reducido casi un tercio las compras de productos no alimentarios.

El índice del Idescat recoge también una comparativa respecto al comportamiento de este sector en el conjunto del Estado durante marzo. La dinámica fue muy similar a la de Catalunya, con la diferencia de que en este caso crecen más las ventas respecto a un año atrás (43%) que en comparación con febrero (25%). Ahora bien, en cuanto a la división por categoría de producto, la tendencia es la misma y acentuada, porque en España la venta de productos alimentarios en las grandes superficies cayó un 9% y la de productos no alimentarios se duplicó.

stats