Salario mínimo
Economía 08/09/2021

Los sindicatos, dispuestos a aflojar si se pactan los aumentos del salario mínimo hasta 2023

La UGT avisa con movilizaciones en la calle si no se aprueba ningún incremento más allá de este año

3 min
El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, durante el encuentro informativo de este miércoles en Madrid.

MadridSolo los últimos contactos informales podrán salvar lo que hoy por hoy todavía no está nada claro: que se llegue a un acuerdo entre el gobierno español y los agentes sociales (sindicatos mayoritarios y patronales) para incrementar el salario mínimo interprofesional (SMI) este 2021. Pero entre los interlocutores hay consenso en que la medida no llegue de forma unilateral, es decir, de la mano solo del gobierno español, al consejo de ministros, a pesar de la postura enrocada de la patronal. Por eso, los sindicatos se muestran abiertos a aflojar la cuerda este 2021 siempre que haya una propuesta en firme para los años 2022 y 2023.

El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, ha reconocido que estaría dispuesto a aceptar un incremento de entre 12 y 19 euros (el que ahora plantea el ministerio de Trabajo), si va acompañado de un aumento positivo en 2022 y 2023 para llegar hasta los 1.050 euros aproximadamente de salario mínimo, con el objetivo de conseguir el sí de la patronal. Ahora bien, si esta senda de crecimiento para los próximos dos años no se plantea y el acuerdo solo incluye un aumento por este 2021, la UGT no estará. "Que no nos esperen para firmar, lo digo muy claro. No firmaremos ningún acuerdo solo para el 2021 que esté por debajo de los 25 euros", ha sentenciado Álvarez, que ha avisado con movilizaciones en la calle si no se incrementa el SMI este año. "A mí después se me hará muy difícil tener reuniones con un gobierno que no quiere acordar un aumento del SMI", ha dicho.

"No podemos descartar que la CEOE se añada al pacto; siempre hemos estado tocando el desacuerdo y al final sindicados y empresarios hemos encontrado un equilibrio", ha reconocido Álvarez. De hecho, esta flexibilidad facilita que el ministerio de Trabajo pueda llegar a plantear incluso un incremento de menos de 12 euros para este 2021, según ha informado El País este miércoles, con el objetivo de conseguir el visto bueno de la patronal. Aun así, este es un escenario que hoy por hoy el ministerio no considera y, de hecho, tendría que ir acompañado de un incremento considerable del salario mínimo que entrara en vigor el mismo 1 de enero de 2022, como exigen los sindicatos. "Si hubiera un compromiso por parte de todas las partes de que el 1 de enero de 2022 el SMI llega a los 1.000 euros, negociaríamos los 25 o 30 euros que pedimos para este año", ha dicho el secretario general de CCOO, Unai Sordo, en una entrevista a TVE.

"Si la CEOE no quiere firmar el acuerdo tiene la obligación de explicar cuáles son los motivos por los que no lo hace", ha recriminado Álvarez. El argumento lo comparten desde el gobierno español y en concreto desde el ministerio de Trabajo, que recuerdan que el salario mínimo de los convenios colectivos aumentará entre un 1,5% y un 1,8%. El aumento del SMI solo afecta a los trabajadores que no están acogidos a un convenio colectivo, un millón y medio de personas, según el ministerio de Trabajo, en general mujeres y jóvenes que trabajan en la agricultura o en el sector servicios. De hecho, Pepe Álvarez ha explicado que la patronal sí llegó a plantear incluso un salario mínimo interprofesional menor para los jóvenes.

Por parte del gobierno español, se confía en cerrar un acuerdo pronto, como ha dicho la ministra de Economía, Nadia Calviño, de la mano de todos los agentes sociales. Al mismo tiempo, Calviño ha reiterado la negativa del ejecutivo central a estudiar un aumento del SMI por territorios, como propuso la patronal CEOE, a pesar de que formalmente no se plantearon llevarlo a la mesa de negociación, han reconocido fuentes de la patronal al ARA. Las mismas fuentes insisten en que la postura "sigue siendo la misma que ayer", es decir, nada de aumentar el SMI este año.

Un otoño intenso

Durante la rueda de prensa del inicio del curso político, el secretario general de la UGT ha aprovechado para hacer memoria de los deberes pendientes que tiene el gobierno español en materia laboral. Por un lado, negociar la prórroga de los ERTE que caen el 30 de septiembre. A pesar de que todavía no hay fecha fijada para la reunión, el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivà, ya ha dicho que la quiere convocar la semana que viene. Por el otro, la reforma laboral. Álvarez se ha mostrado optimista para llegar a un acuerdo "pronto", a pesar de que ha pedido al gobierno español "afinar más en su propuesta".

El ejecutivo se ha comprometido con Bruselas a tener la reforma terminada antes del 31 de diciembre. Ahora habrá que ver si se agota el tiempo y, por lo tanto, se publica en el BOE y entra en vigor el año que viene, o agentes sociales y gobierno español cierran un acuerdo antes para que la reforma se publique este mismo 2021.

stats