Transporte
Economía 16/02/2022

SNCF rompe la alianza comercial de alta velocidad con Renfe

Las dos compañías quieren explotar por separado la alta velocidad Barcelona-París

2 min
Un AVE, en primer término, y un TGV en Figueres.

ParísRenfe y la compañía ferroviaria estatal francesa, SNCF, dejarán de explotar conjuntamente las líneas de alta velocidad entre el Estado y Francia. La operadora francesa ha comunicado este miércoles a Renfe que no renovará la alianza cuando acabe el actual contrato, a finales de año, por falta de rentabilidad. “Las líneas no han sido nunca rentables y no queremos continuar perdiendo dinero”, apuntan fuentes de la operadora francesa citadas por el diario económico Les Echos

Renfe lamenta que SNCF ponga punto final al acuerdo para explotar conjuntamente las líneas Barcelona-París, Barcelona-Lyon y Madrid-Marsella. “La operadora nos ha comunicado su intención de no renovar y le hemos dicho que no compartimos las razones esgrimidas para disolver la alianza”, han explicado al ARA fuentes de la operadora española. “Renfe habría preferido sin duda continuar, pero desde nuestro punto de vista no hemos encontrado un acuerdo satisfactorio”, aseguran desde la compañía francesa. SNCF ya rompió el acuerdo comercial con la italiana Trenitalia el año pasado por las mismas razones.

Con la pandemia la demanda ha caído en picado –un 72% en 2020 y un 59% en 2021, según datos de SNCF– y la competencia de las compañías aéreas es fuerte, pero Renfe sostiene que, pese a la evidente bajada de la venta de billetes desde marzo del 2020, “hay mercado”. Desde finales del 2013, los trenes de la alianza comercial entre las dos operadoras han transportado 5,6 millones de viajeros.

Desde la liberalización del transporte ferroviario, las relaciones entre Renfe y SNCF se habían tensado. Las dos compañías se han convertido en competidoras en líneas de alta velocidad como la que une Barcelona y Madrid, que SNCF opera con la marca de bajo coste Ouigo. En cambio, Renfe no ha conseguido explotar líneas en Francia. Las autoridades galas han puesto palos en las ruedas argumentando cuestiones técnicas de homologación. Ahora Renfe espera que Francia le autorice a poner en marcha en solitario las mismas líneas que opera actualmente con SNCF. “Esperamos su plena colaboración y que haya reciprocidad”, apuntan desde la operadora española. “Queremos continuar alquilando el mismo número de trenes”, aseguran. SNCF continuará explotando el año que viene la línea Barcelona-París, la única que considera rentable.

stats