La recuperación pos-covid
Economía 29/09/2021

La subida de las materias primas cuesta 200 M€ diarios a las pymes catalanas

Los costes del suministro se han doblado para la mayoría de empresas

4 min
El presidente de Pimec, Antoni Cañete, en una imagen del mes de abril pasado.

BarcelonaUnos 200 millones de euros diarios. Este es el coste para las pequeñas y medianas empresas catalanas del encarecimiento del precio de las materias primas, según ha afirmado este miércoles el presidente de la patronal Pimec, Antoni Cañete. Pimec ha elaborado un informe sobre el impacto de este encarecimiento en las empresas catalanas. Un informe que pone de relieve dos aspectos clave: la mayoría de materias primas han doblado el precio desde abril del 2020 –cuando la pandemia impactó en la economía– y además en muchos casos hay cuellos de botella que dificultan el aprovisionamiento.

La patronal ha presentado este informe en una jornada en la que han participado representantes de varios sectores, desde la metalurgia, el cobre, los piensos y los plásticos hasta los componentes del automóvil. La conclusión es que este encarecimiento de las materias primas, al cual se suma también una fuerte subida de los precios del transporte, está afectando a la mayoría de sectores.

Que es un problema generalizado lo demuestra el estudio, que indica que más del 94% de las empresas catalanas ha sufrido un aumento "significativo" de los precios de aprovisionamiento de las materias primas desde el inicio de año. La patronal de pymes cifra en un 119% la subida media de los precios de estas materias primas, con un agravante: muchas empresas no han podido trasladar este incremento de costes a sus clientes, porque tienen contratos a largo plazo, lo cual ha hecho que interioricen el encarecimiento con una reducción de márgenes. Además, según se ha expuesto en la jornada, los mercados de futuros auguran que la situación se alargará en el tiempo.

En el caso de los semiconductores, que está afectando entre otros a la industria de la automoción, la situación podría alargarse hasta mediados de 2023, según ha expuesto Carlos Sánchez, del Consorcio de Fabricantes de Material Eléctrico (COFME), que ha destacado que este caso ya no es una cuestión de precio, sino de falta de un componente crítico el suministro del cual depende de las prioridades de cuatro fabricantes en el mundo. Además, la solución difícilmente llegará por la instalación en Europa de fábricas de semiconductores, puesto que la inversión que hace falta "es muy elevada", y para que una planta sea operativa y competitiva pasan un mínimo de cuatro años.

Para hacerse una idea del impacto del encarecimiento de las materias primas, el director de economía y empresa de Pimec, Àngel Hermosilla, ha expuesto algunos datos. Las materias primas se han encarecido un 119% desde abril de 2020, pero en el caso de las energéticas el incremento es del 250%. En este último caso, el gas natural ha multiplicado por cinco su precio, el carbón por 2,6 y el petróleo por 2,2. Los metales se han encarecido un 75%, los productos agrícolas un 7% y el coste de los contenedores para el transporte se ha multiplicado por 7. Además, el índice Dow Jones de materias primeras ha subido un 91,7%, cosa que "anticipa lo que puede pasar en el futuro".

El estudio indica que un 81% de las compañías ha intentado negociar una modificación de precios, la mayoría sin resultados, y un 71% ha podido repercutir este incremento a los clientes. De todos modos, el 89,1% de las empresas ha tenido que reducir márgenes, así como atrasar pedidos (30%) o aumentar stocks (27,5%). En este contexto, un 60,1% de las pymes catalanas propone favorecer la producción o importación de materias primas y componentes en Europa y un 12,7% reclama facilitar financiación pública a las empresas para que puedan aprovisionarse.

El estudio pone de relieve que el 88,5% de las pymes ha sufrido aumentos superiores al 10% en los precios de las materias primas, un 52,4% ha experimentado subidas de entre el 10% y el 50%, y un 24,4% ha duplicado los precios. Ante esta situación, un 81% de las empresas ha intentado negociar una modificación de los precios, a pesar de que un 45,7% no ha obtenido resultados. Así mismo, un 71% de las compañías ha podido repercutir los aumentos de precios de los aprovisionamientos a los clientes, pero la mayoría lo ha hecho de manera reducida. En todo caso, un 89,1% de las pymes ha sufrido una reducción de los márgenes a consecuencia de los incrementos de los precios de los aprovisionamientos.

En este sentido, el secretario de Empresa y Competitividad de la Generalitat, Albert Castellanos, que ha abierto la jornada, ha asegurado que el incremento del coste del transporte y las materias primas se puede interpretar, a medio plazo, como una "oportunidad" para relocalizar una parte de la industria.

Propuestas de Pimec

El presidente de Pimec, Antoni Cañete, ha expuesto algunas propuestas para intentar abordar "la situación de choque" en los mercados, que pone en riesgo "la viabilidad de las empresas". Entre las medidas posibles ha apuntado la revisión de los aranceles antidumping por parte de la Unión Europea, identificar las materias primas de las que dispone Europa y planificar su explotación, e impulsar las compras conjuntas, cosa que aumentaría la capacidad de negociación, que las pymes no tienen.

Otras propuestas son potenciar la relocalización de la producción de materias primas y componentes, y destinar fondos europeos Next Generation a reducir la dependencia de otros continentes.

stats