Economia 19/01/2021

La Thermomix gana y Lidl tendrá que retirar su robot de cocina

Según la sentencia, el supermercado ha violado los derechos de exclusiva que se derivan de la patente

Paula Clemente
2 min
El duel entre la Thermomix  i Lidl arriba als tribunals

BarcelonaMonsier Cuisine tiene que desaparecer de los estantes de los Lidl de España. El Tribunal Mercantil de Barcelona condena a esta cadena de supermercados alemana a dejar de vender su robot de cocina porque hacerlo constituye "una violación de los derechos de exclusiva que se derivan de la patente española" (validación de la patente europea) de la empresa Vorwerk, fabricante de la Thermomix. Esta compañía, también alemana, demandó a Lidl precisamente porque encontraba su robot de cocina muy parecido a la famosa Thermomix. Y ahora la sección especializada en asuntos de patentes de los juzgados mercantiles de Barcelona le da la razón.

La discusión jurídica –explica el TSJC en un comunicado en el que resume la sentencia– se ha centrado en si la patente reconocida en España recoge de manera explícita y como característica propia e innovadora las funciones que hace la Thermomix. En concreto, uno de los puntos clave era la función de pesar alimentos que hace el aparato de Vorwerk gracias a un circuito que controla el movimiento del vaso. "Lidl reproduce en su robot Monsieur Cuisine todas y cada una de las características de la reivindicación 1 (del relato de características propias) de la patente de Vorwerk, según la sentencia", concluye el documento.

El juzgado condena a Lidl, ante esto, a parar la importación, almacenamiento, ofrecimiento y comercialización de su máquina y a retirar del mercado todos los ejemplares de los que dispongan tanto ellos como sus distribuidores y el material publicitario en el que aparezca. También a abstenerse de hacer nuevos aparatos que se parezcan a las características reivindicadas en la patente en discusión y, por último, a indemnizar a Vorwerk por los daños y perjuicios causados y a pagar las costas procesales.

La sentencia no es firme, Lidl tiene derecho a recurrirla, por lo tanto, las cantidades correspondientes por estos daños y perjuicios todavía no se han establecido. Los responsables de la Thermomix pedían, antes de empezar el juicio, un 10% sobre el importe sucio de las ventas del robot, que cuesta alrededor de los 350 euros. El precio de la Thermomix es más de tres veces superior.

Demandas cruzadas

La pelea judicial entre las dos empresas se remonta a verano de 2019, cuando Vorwerk decidió llevar ante los tribunales a Lidl por importar y comercializar su robot de cocina en España. La cadena de supermercados negó que su robot de cocina infringiera la patente y pidió al juzgado que la declarara nula por "falta de novedad, actividad inventiva y adición de materia" a través de otra demanda cruzada.

Con el apoyo de este tribunal catalán, Vorwerk gana más argumentos para defender la titularidad del modelo Thermomix. La última vez que la compañía alemana llegó a juicio por un caso similar con un fabricante de electrodomésticos catalán, Taurus, no tuvo tanta suerte: la Audiencia Nacional y después el Tribunal Supremo dieron la razón a su contrincante.

stats