Fenómeno musical
Gente 08/07/2022

Esta es la millonada que se ha embolsado (con 37 años de retraso) la cantante Kate Bush gracias a 'Stranger things'

A raíz de salir en la serie, su canción de 1985 'Running up that hill' es la primera en todas las redes sociales y ha llegado al número 1 del Reino Unido

3 min
La cantautora y músico inglesa Kate Bush en la casa de su familia a East Wickham, Londres, 26 de septiembre de 1978

Barcelona37 años después de su lanzamiento, la canción Running up that hill ha llegado al número 1 del Reino Unido, una posición a la cual nunca llegó en su momento. De hecho, Kate Bush, la autora y cantante de este hit, solo logró el número más alto de la lista de éxitos en una ocasión y esto pasó hace 44 años y fue con la canción Wuthering heights. Lo que lo ha cambiado todo ha sido que la canción Running up that hill fuera incluida en la cuarta temporada de la serie de Netflix Stranger things, donde actúa como salvavidas de Max, interpretada por la actriz Sadie Sink, cuando lo persigue el demonio Vecna. A raíz de aquí, las reproducciones de la canción en Spotify se han disparado y es la banda sonora de una enorme cantidad de publicaciones en las redes sociales, donde la generación Z se ha abocado masivamente haciendo vídeos de TikTok o también reels en Instagram.

Ante este panorama, Bush es a estas alturas una de las entrevistadas más buscadas, puesto que su opinión sobre todo lo que está pasando resulta altamente interesante. La artista, de 63 años, ha decidido hablar sobre el fenómeno en la BBC Radio, donde ha acudido después de diez años apartada del mercado musical durante los cuales no ha lanzado ningún nuevo disco ni canción. “Pero es realmente impactante, ¿no? Quiero decir, todo el mundo se ha vuelto loco”, decía Bush en el programa radiofónico Women's hour sobre lo que ha pasado con su veterana canción. Bush ha aprovechado la entrevista para desgranar el significado con el que la escribió e interpretó en su momento: “Me gusta mucho que la gente escuche una canción y la interprete como quiera. Pero fue originalmente escrita como un intercambio de posturas entre un hombre y una mujer. Solo para sentir como era estar en el otro lado”. De hecho, esto queda claro con la letra, que en un fragmento dice: "And if I only could / I'd make a deal with God / And I'd get him ton swap our places". "Si pudiera, haría un pacto con Dios para que nos intercambiáramos los lugares", en español.

Bush también explica que el título de la canción en origen tenía que ser diferente. “Se llamaba A deal with God [Un pacto con Dios]. Creo que estaban preocupados, la compañía discográfica, de que no se reprodujera en la radio”, dice Bush sobre el hecho de que llevara este título, que al final no triunfó. “Que la gente sintiera que era un título sensible” cree que les hacía sufrir y, por este motivo, optaron por Running up that hill.

De lo que no ha hablado Bush en la entrevista es del hecho de que se ha convertido en la mujer de más edad en toda la historia del Reino Unido que ha llegado al número 1 de la lista de éxitos musicales ni de la generosa cantidad que se ha embolsado a raíz de este éxito repentino, que podría ser muy bien un pacto con Dios hecho en 1985 para seducir a una generación que no sabía ni que existía. Su canción, que ha desbancado nada más y nada menos que a artistas de la talla de Harry Styles, lleva 372.000 reproducciones en Spotify y esto, otros negocios aparte, le habría reportado nada más y nada menos que alrededor de los 2,3 millones de dólares en royalties. Según la CBS News, esta cantidad no dejará de crecer porque el tema sigue imparable y esta cifra aportada llega solo hasta el 23 de junio. Además, la cantidad irá mayoritariamente a manos de Bush, que es propietaria de sus canciones.

stats