Internacional 25/08/2021

Las agencias de inteligencia de los Estados Unidos no pueden determinar el origen del covid-19

Biden recibe el informe que había encargado en mayo sobre las hipótesis alrededor del laboratorio de Wuhan

3 min
El mercado de Huanan a Wuhan donde se cree que el coronavirus  podría haber saltado a los humanos, cerrado.

LondresEl presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha recibido este martes por la tarde un informe de inteligencia nada concluyente en relación con el origen del coronavirus. Según han publicado tanto The Washington Post como The Wall Street Journal, las evaluaciones hechas no han podido determinar si el brote, que surgió a finales de 2019 en Wuhan, fue el resultado de un contagio de animales a humanos –el proceso conocido como zoonosis– o bien a raíz de un accidente en el laboratorio de esta ciudad china.

El informe se alinea con las tesis de las primeras investigaciones sobre el terreno de la Organización Mundial de la Salud (OMS), después de que una delegación pudiera viajar ahí y hacer una investigación. La OMS consideró "extremadamente improbable” que el virus hubiera salido de un laboratorio. Peter Ben Embarek, el jefe de la misión, aseguró que el Instituto de Virología de Wuhan está en buen estado y que los errores de laboratorio eran "muy raros".

Una vez más se pone de manifiesto la dificultad de determinar la causa del pandemia, si bien la inmensa mayoría de la comunidad científica siempre ha considerado que el virus provenía de alguna especie de murciélago del Sudeste Asiático, que dio el salto a los humanos a través de otro animal que ha actuado de huésped intermediario.

Pero las reticencias de Pekín a abrir a los expertos internacionales el instituto científico de Wuhan y poner a disposición suya todas las pruebas y muestras del virus recogidas durante los primeros días y semanas de la pandemia han desatado una imparable teoría de la conspiración.

Pekín, en todo caso, ha insistido siempre en que la teoría del laboratorio era falsa. Incluso ha llegado a promover su propia teoría de origen del virus, según la cual habría llegado al mercado de Wuhan a través de alimentos congelados que se vendían. En julio, las autoridades chinas rechazaron el plan de la OMS para una segunda fase de investigación sobre el origen del covid-19, que también tendría que examinar la posibilidad de que el virus hubiera surgido en el laboratorio.

En mayo, Biden ordenó a las agencias de inteligencia norteamericanas que examinaran el origen del coronavirus y elaboraran un informe preliminar en 90 días. Entonces el presidente de los Estados Unidos dijo: “Nos podría acercar a una conclusión definitiva”. Pero no ha sido así.

La filtración a la prensa del informe que ha recibido Biden tiene lugar en un momento en el que el presidente de los Estados Unidos está siendo sometido a una dura crítica, también de miembros del Partido Demócrata, por el caos generado a raíz de la retirada de tropas norteamericanas en Afganistán. De momento, el informe seguirá clasificado.

Aumento de casos

Por otro lado, la situación de la pandemia en los Estados Unidos sigue registrando datos muy preocupantes desde la aparición de la variante Delta. Los elevados índices de vacunación logrados durante los primeros meses de la nueva administración Biden se han deshinchado, casi al mismo tiempo que empiezan a pinchar sus niveles de popularidad. Con la pauta completa, este el pasado lunes solo se había vacunado el 51,8 de la población. Con una sola dosis, el 61%. El martes se registraron 150.004 contagios más y la media de los siete días anteriores es de 151.441.

En los últimos días, numerosos actos públicos se han suspendido debido al empeoramiento de los datos. Desde un concierto para celebrar la recuperación de la normalidad en la ciudad de Nueva York hasta el encuentro anual de la Asociación Nacional del Rifle, que el martes anunció que cancelaba la cita de Houston por el aumento del número de casos en Texas. Además, el estado de Ohio ha anunciado la vacunación obligatoria para sus empleados y los escolares; Filadelfia, a su vez, obligará a los profesores a vacunarse, y Oregon ha restablecido la obligatoriedad del uso de mascarillas para los ya inmunizados.

stats