Internacional 09/02/2021

La misión de la OMS cree "extremadamente improbable" que el coronavirus saliera de un laboratorio

Los expertos se centrarán en estudiar la transmisión directa de un animal al ser humano, a través de especies intermedias o de la comida congelada

Javier de la Sotilla
2 min
Wuhan OMS . ALY SONG / REUTERS

BarcelonaLos expertos chinos y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que han viajado a la región de Wuhan para investigar el origen del coronavirus han anunciado este martes que no hay evidencias de que saliera de un laboratorio. “Es una vía extremadamente improbable”, ha dicho Peter Ben Embarek, el jefe de la misión de la OMS, que ha añadido que el Instituto de Virología de Wuhan se encontraba en buen estado y que los errores de laboratorio son "extremadamente extraños". La OMS no seguirá investigando esta hipótesis: “No requerirá más estudios como parte del trabajo para determinar los orígenes del virus”.

La investigación se centrará a partir de ahora en las tres hipótesis principales: una transmisión directa de un animal al ser humano, a través de una especie intermedia o de la comida congelada. Según Liang Wannian, jefe del grupo de científicos chinos, la transmisión desde un animal (zoonosis) es probable, pero la especie todavía no ha podido ser identificada. “Los murciélagos y los pangolines son candidatos potenciales para la transmisión, pero las muestras de coronavirus encontradas en estas especies no son idénticas a la Sars-Cov-2”, ha asegurado Liang. Los expertos han encontrado una “alta susceptibilidad” de los visons y los gatos, cosa que les hace pensar que podría haber otros animales “que sirvan como reservorios”, pero no tienen pruebas suficientes como para confirmarlo.

La investigación ha determinado que el virus no se propagó de manera sustancial por la población de Wuhan antes del brote de diciembre de 2019, a pesar de que probablemente había circulado antes en otras regiones. “El equipo ha encontrado pruebas de una circulación más amplia fuera del mercado de Wuhan en diciembre de 2019. La investigación ha descubierto nueva información, pero no ha cambiado drásticamente la imagen del brote de covid-19”, ha concluido. 

De este modo, las evidencias siguen apuntando hacia la hipótesis de que había un reservorio natural de covid-19 en murciélagos, pero es poco probable que estuvieran en Wuhan. El jefe de la misión de la OMS ha dicho que habría que investigar especialmente a los murciélagos, no solo en China, sino también en otros países vecinos. También recomienda una investigación sobre la cadena de frío, dado que el virus podría sobrevivir congelado, pero no hay evidencia de que se pueda transmitir de este modo.

stats