Estados Unidos
Internacional 04/12/2021

Detenidos los padres de un adolescente acusado de asesinar a cuatro compañeros con la pistola que le habían regalado

El joven cometió el tiroteo unas horas después de que la familia se negara a llevarse al chico del centro ante la alerta del equipo docente

ARA
2 min
James y Jennifer Crumbley, padres del joven acusado del tiroteo.

BarcelonaLos padres de un chico de 15 años acusado de haber asesinado a cuatro compañeros en su instituto de Michigan (Estados Unidos) han sido detenidos esta madrugada después de haber intentado huir de la policía. La pareja, que se había escondido de la policía en un almacén, está acusada de cuatro homicidios involuntarios, porque habían regalado la pistola a su hijo, el arma con la que cometió los crímenes, y se la habían dejado sin ningún control. El chico está detenido acusado de doce delitos, incluidos los de homicidio, intento de asesinato (hay siete compañeros más heridos de bala, tres de ellos hospitalizados en estado estable) y terrorismo, por el tiroteo del jueves en el instituto Oxford de Okland.

Según la policía, el padre, James Crumbley, compró legalmente una pistola semiautomática la semana pasada acompañado de su hijo. El chico colgó imágenes de la pistola en las redes sociales presumiendo de una "nueva preciosidad", y la madre, Jennifer Crumbley, difundió un mensaje en que decía que los dos estaban "probando su regalo de Navidad". Unas horas antes del tiroteo, el equipo docente había convocado a los padres al instituto después de que un profesor hubiera visto como el 21 de noviembre el joven buscaba munición por internet con su teléfono móvil (cuando se enteró, la madre le dijo que tenía que aprender a que no lo pillaran) y que unos días más tarde otro encontrara un dibujo del adolescente con una pistola, una persona sangrienta y las palabras "sangre por todas partes" y "los pensamientos no pararán, ayudadme". Les pidieron que se llevaran el chico a casa y le proporcionaran apoyo psicológico, pero la pareja se negó, dejó al chico en la escuela y tampoco mencionó nada sobre la pistola. Unas horas después el chico fue al lavabo, sacó el arma de su mochila y empezó a disparar indiscriminadamente en el vestíbulo del centro, el peor tiroteo en un centro escolar de los Estados Unidos este año.

Acto de homenaje a las víctimas y condena del tiroteo del viernes.

Habitualmente los padres de los jóvenes autores de tiroteos en institutos no son perseguidos, pero en este caso la fiscal de Oakland, Karen McDonald, ha argumentado que "las acciones del padre y la madre van más allá de la negligencia" y que su comportamiento ha sido "inadmisible" y "delictivo". Cuando la fiscalía presentó cargos contra los padres, estos se escondieron y dejaron de responder a sus abogados.

Brady, un grupo que defiende el control de armas en los Estados Unidos, ha aplaudido la decisión de la fiscalía y ha declarado que "claramente estos padres tienen una responsabilidad por haber creado las condiciones que permitieron que pasara el trágico tiroteo". En Michigan la ley no obliga a los adultos a tener las armas encerradas, y la campaña defiende que "el almacenamiento seguro de las armas salva vidas y supone un requerimiento legal para los adultos de tener las armas fuera del alcance de los menores".

En el acto de homenaje a las víctimas y condena de los hechos que se celebró el viernes se produjo una estampida cuando una persona se desmayó y los asistentes se pensaron que había sido herida por una bala.

stats