Pandemia
Internacional 09/11/2021

EE.UU. y España: los países de la OCDE donde cayó más la esperanza de vida en la primera oleada

El informe bienal de salud destaca su impacto en las enfermedades mentales y el aumento de las listas de espera

2 min
Gente mayor en la calle durante la pandemia, en una imagen de archivo, en Cornellà de Llobregat

BarcelonaComo las guerras o la epidemia de gripe de 1918, las primeras oleadas del covid-19 han acabado impactando en la esperanza de vida de los países. Pero algunos han salido peor parados que otros. La elevada mortalidad por coronavirus en España en la primera oleada hizo que fuera uno de los lugares del mundo donde más cayó la esperanza de vida, solo por detrás de Estados Unidos. En 2020 en el Estado cayó 1,5 años: los españoles al nacer tienen ahora una expectativa de vida de 82,4 años, un año y medio menos que antes de la pandemia. En los Estados Unidos la caída todavía fue mayor: 1,6 años, hasta los 78,9 años, una cifra que supone retroceder hasta el nivel del año 2010, según el informe de los 38 estados miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico que se ha publicado este mediodía . El estudio apunta que la pandemia ha disparado la mortalidad en 2020 y el primer semestre de 2021 un 16% por encima de lo que sería esperable en condiciones normales.

Con estos datos, España ha pasado de ser el tercer país más longevo (solo por detrás de Japón y de Suiza) a la octava posición, por detrás también de Noruega, Islandia, Israel, Suecia e Italia. El informe también señala retrocesos significativos en la esperanza de vida en Polonia (1,3 años), Italia (1,2) y Bélgica (1,2). De los países con datos disponibles solo escapan a esta tendencia Costa Rica, Japón, Noruega, Dinamarca, Finlandia y Letonia.

Albert Esteve, director del Centro de Estudios Demográficos de la UAB, prevé que la esperanza de vida se recuperará pronto: "Cabía esperar que la elevada mortalidad que observamos se tradujera en menor esperanza de vida. Pasado el covid, la esperanza de vida tendría que recuperarse a la misma velocidad con la que ha caído". El demógrafo también matiza que "tenemos que esperar unos meses y tener las causas de muerte para ver si las muertes por covid han hecho que muriera menos gente de otras causas".

Salud mental

El estudio también destaca que el impacto sobre la salud mental "ha sido enorme", con una prevalencia de la ansiedad y la depresión que duplica los niveles anteriores, sobre todo en México, Reino Unido y Estados Unidos. También apunta que el coronavirus ha tenido un impacto directo sobre el tratamiento de otras enfermedades. Por ejemplo, las mamografías han caído un 5% de media. La espera para una prótesis de rodilla se ha alargado 88 días de media.

Fumar, el consumo de alcohol y la obesidad son hábitos que aumentan el riesgo de morir de covid-19, pero se invierte demasiado poco en prevención (un 2,7% del gasto sanitario total). A pesar de que el consumo de tabaco baja, un 17% de la población de los países miembros todavía fuma diariamente (un 20% en el caso de España), un porcentaje que sube por encima del 25% en Turquía, Grecia, Hungría o Francia. El consumo de alcohol es particularmente elevado en Letonia y Hungría. En cuanto a los índices de obesidad, los países más preocupantes son México, Chile y Estados Unidos.

stats