Líbano
Internacional 20/02/2021

Familiares de las víctimas de la explosión de Beirut se unen contra la impunidad

Seis meses después, recogen testigos para hacer una demanda conjunta contra el estado

3 min
Panorámica del puerto de Beirut, totalmente destruido

BeirutEl día 4 de cada mes, Mona Sawish baja hasta la puerta norte del puerto de Beirut y enciende una vela en el memorial por las 204 víctimas de la explosión del 4 de agosto, en la que murió su hija Rawan Misto, de 21 años. Dice que repite el ritual, para mantenerse viva, para no tirar la toalla y, más importante todavía, para continuar luchando por la justicia en la peor catástrofe no nuclear de la historia. Las autoridades libanesas prometieron explicar en cinco días las causas de la explosión, pero seis meses después la investigación todavía no ha dado respuestas.

Rawan lo era todo para ella. Mona es madre divorciada de dos hijos. Alan es el pequeño y con la crisis económica perdió el trabajo. Rawan, que estudiaba para ser auxiliar de enfermería, consiguió un trabajo a media jornada en una clínica dental en Gemayseh –uno de los barrios del centro más afectados por la explosión del almacén donde había centenares de toneladas de nitrato amónico confiscados en un barco en 2014–. "Era el apoyo de la familia. Tan joven, tan llena de vida y de sueños", exclama Mona. En el fatídico momento de la tragedia, Rawan estaba en la clínica haciendo el inventario. Mona no ha superado la pérdida, y el dolor la “quema por dentro”, nos explica. "Se fue en un abrir y cerrar de ojos. Solo quiero saber por qué. ¿Cómo es posible que nuestros políticos, sabiendo lo peligroso que era tener almacenado este material en el puerto, permitieron que estuviera durante más de diez años sin ninguna medida de seguridad?", se pregunta.

Imágenes de la explosión en Beirut

El último recuerdo que tiene Rosaline Bezdijan de su hermana Jessica es un mensaje de texto en que le decía: "Ya voy hacia casa". Jessica trabajaba como enfermera en el Hospital Saint George, en el céntrico barrio de Ashrafiyeh. Su horario laboral se acababa a las séis de la tarde y unos minutos más tarde estaba en la entrada principal del hospital. A las 18.07, como un tsunami, la ola expansiva de la explosión rompió los vidrios de la puerta mecánica y de las ventanas del recinto de la entrada y estampó a Jessica contra la pared: murió en el acto por un fuerte traumatismo.

Rosaline acompañó a su padre al coche, después de que Jessica no respondiera a los mensajes ni a las llamadas. "Entramos como pudimos en el hospital. Era un caos. En una esquina, en el suelo, estaba el cuerpo de mi hermana, frío y sin vida", recuerda con tristeza Rosaline. "No hay día que pase que no me venga a la memoria su último mensaje", dice. "Nadie [ningún responsable del gobierno] hasta ahora nos ha llamado, ni nos ha presentado el pésame por la muerte de mi hermana. Han pasado más de seis meses y no han hecho nada. Ni una prueba que aclare los hechos, ni una señal que los culpables rendirán cuentas ante la justicia".

Independencia judicial

Como ellos, centenares de familiares de las víctimas buscan justicia. Es por eso que, junto con un grupo del Colegio de Abogados, han unido esfuerzos porque la explosión no caiga en el olvido institucional. Moussa forma parte de este grupo de abogados que sin ánimo de lucro decidieron ayudar a los familiares de las víctimas y a los damnificados de la explosión recopilando testigo y explicándoles cómo presentar una demanda conjunta contra el estado.

Una iglesia de Beirut que fue fuertemente dañada por la potente explosión en el puerto de Beirut

Moussa defiende la independencia judicial del tribunal encargado de la investigación y la del juez Fadi Fawan. El problema, señala, "es que son las mismas autoridades las que no están colaborando". Con esto se refiere al hecho que el primer ministro en funciones, Hassan Diab, apeló a su inmunidad para no tener que declarar después de que el juez Fawan lo acusara a mediados de diciembre a él y a tres de sus ministros de negligencia en el almacenamiento sin ningún protocolo de seguridad de un material altamente explosivo. El juez Sawan fue apartado de la investigación jueves después de que un Tribunal de Casación diera por válidas las denuncias contra él de dos ex ministros imputados.

stats