Internacional 06/08/2021

Francia y Alemania pondrán una tercera dosis a partir de septiembre

París y Berlín ignoran la petición de una moratoria hecha por la OMS para impulsar la vacunación de los países más pobres

2 min
Imagen de archivo de Macron

LondresAlemania y Francia han decidido ignorar el llamamiento hecho por la Organización Mundial de la Salud (OMS) este miércoles y seguir adelante con los planes para administrar una tercera dosis de la vacuna contra el covid a partir del mes de septiembre.

La decisión contraviene la declaración más firme que hasta ahora ha hecho la OMS en este sentido. A través de su director general, Tedros Adhanom, la agencia de las Naciones Unidas puso de manifiesto que el verdadero reto global para hacer frente a la pandemia a estas alturas pasa por conseguir el máximo nivel de protección entre la población de los países más pobres, donde unos 3.500 millones de personas no han recibido ni una sola punzada todavía.

Además de Francia y Alemania, Israel ya ha empezado a poner este refuerzo, como también algunos países del Golfo Pérsico. Incluso la ministra de Sanidad española, Carolina Darias, ha apuntado hacia esta posibilidad.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha asegurado este jueves, a través de su cuenta de Instagram, que Francia trabaja ya en el despliegue de la tercera dosis para personas mayores y vulnerables a partir del mes de septiembre. "Probablemente será necesaria, no para todo el mundo ni inmediatamente, sino en cualquier caso para los más vulnerables y los más mayores". Alemania tiene la misma intención de administrar los refuerzos a pacientes inmunodeprimidos, gente mayor y usuarios de residencias, también a partir del mes próximo, ha anunciado el ministerio de Sanidad.

Tedros Adhanom había casi rogado una "moratoria" de las terceras dosis hasta, al menos, finales de septiembre, con el argumento que resultaba del todo "inaceptable" que los países ricos acapararan el suministro mundial de vacunas.

Los estados con ingresos altos habían administrado alrededor de 50 dosis por cada 100 personas hasta mayo, y desde entonces la cifra se ha duplicado, según los datos de la OMS. Los países de bajos ingresos, sin embargo, solo han puesto 1,5 por cada 100.

Desde el ministerio de Sanidad alemán se han rechazado las críticas de la OMS y se ha informado de la donación de un mínimo de 30 millones de dosis a los países más pobres. "Queremos proporcionar a los grupos vulnerables de Alemania una tercera vacuna preventiva y, al mismo tiempo, apoyar a la vacunación de tanta gente como sea posible en el mundo", han asegurado fuentes oficiales del ministerio.

Hasta ahora, Francia y Alemania han administrado al menos una dosis de la vacuna al 64,5% y al 62% de las poblaciones respectivas, y el 49% de los franceses y el 53% de los alemanes ya están completamente inmunizados.

stats