Internacional 19/03/2021

Francia confina París y 15 departamentos más durante cuatro semanas

Las escuelas se mantendrán abiertas pero el comercio no esencial tendrá que volver a cerrar

4 min
El primer ministro francés, Jean Castex, a su rueda de prensa de este jueves

SabadellEl covid-19 no da tregua en Francia, que este jueves ha anunciado un nuevo confinamiento que afectará a 16 departamentos, entre los cuales la ciudad de París. A partir del viernes por la noche, y como mínimo durante cuatro semanas, todos los comercios no esenciales tendrán que volver a cerrar y, a pesar de que se permitirá salir a la calle, no se podrá ir más allá de 10 kilómetros de casa ni se podrá salir de la región excepto por motivos "imperiosos o laborales". En este sentido, el primer ministro, Jean Castex, ha insistido en la importancia de adoptar el teletrabajo y ha pedido "a todas las empresas y administraciones que puedan" que lo apliquen como mínimo cuatro días a la semana.

En cambio, Castex ha informado de que las escuelas se mantendrán abiertas con el objetivo de preservar "la educación". También se ha aprobado atrasar el toque de queda vigente desde hace semanas en todo el país hasta las 19 h (ahora empieza a las 18 h) principalmente para adaptarse al horario de verano, que entra en vigor dentro de diez días. Esta última medida se aplicará a todo el territorio.

Los 16 departamentos afectados por las nuevas restricciones son los que forman las regiones de la Isla de Francia (es decir, París y cercanías) y de los Altos de Francia (en el extremo norte del país), además de algunos otros próximos a la capital y los Alpes Marítimos, con capital en Niza, donde ya había en vigor un confinamiento de fin de semana. En estos territorios viven más de 21 millones de personas, es decir, prácticamente un tercio de la población total de Francia.

La opción de volver a confinar París ya se había puesto sobre la mesa a finales de febrero. En esa ocasión fue el Ayuntamiento quien propuso cerrar la ciudad completamente durante tres semanas para, inmediatamente después, "tener la perspectiva de reabrirlo todo". La propuesta fue descartada por el gobierno de Emmanuel Macron, que en ese momento solo preveía la opción del confinamiento de fin de semana. Finalmente, París se tendrá que confinar durante cuatro semanas, y la promesa de recuperar a continuación la normalidad se ha desvanecido.

Situación complicada

Según Castex, en las zonas donde se aplicarán las nuevas restricciones "la progresión [del coronavirus] se ha acelerado claramente" los últimos días, hasta llevar a los hospitales a una situación "crítica". En la Isla de Francia, la tasa de incidencia se sitúa en 446 casos semanales por cada 100.000 habitantes (un 23% más que la semana pasada) y hay más de 1.200 pacientes de covid en la UCI, una cifra que, según el primer ministro, supera la que se alcanzó en noviembre, en el pico de la segunda oleada de la pandemia. En el caso de los Altos de Francia, la tasa de incidencia es de 381 casos por 100.000 habitantes, mientras que en el conjunto del país se sitúa en 225. En comparación, en Catalunya este indicador se sitúa actualmente por debajo de 100. En cuanto a las muertes, la tendencia es a la baja desde principios de febrero, pero durante la última semana se han registrado más de 250 cada día de media. 

De hecho, Francia es ahora mismo el quinto país del mundo que registra más casos nuevos de covid-19 cada día. Este miércoles fueron 38.501, el peor dato de los últimos cuatro meses, y la media semanal es de casi 21.000 diarios. Estas cifras sitúan al país justo por detrás de Italia y la India (de hecho, hasta hace solo cuatro días los superaba los dos) y mucho más lejos de los Estados Unidos y Brasil, que siguen siendo los países con el número de infecciones más elevado: 55.000 y 70.000 cada día, respectivamente, de media semanal.

Hacia la tercera oleada

Según el primer ministro, el número de casos nuevos detectados en Francia ha crecido un 3,5% la última semana, en buena parte debido a la variante británica, que representa el 73% de todos los contagios diagnosticados en el país y que, en palabras de Castex, es "más contagiosa, más virulenta y potencialmente más grave". Por todo ello, cree que el país está a las puertas de una tercera oleada. "Estos elementos son más preocupantes de lo que podíamos prever hace unas semanas", ha reconocido Castex, que por este motivo ha dicho que había que "intervenir sin demora": "Ha llegado el momento de ir más lejos".

Después de un confinamiento total entre marzo y el junio, Francia impuso el toque de queda a mediados de octubre, y desde entonces esta medida se ha mantenido siempre, e incluso se ha endurecido, avanzando la hora de inicio. Desde finales de ese mes hasta el 15 de diciembre estuvo en vigor un nuevo confinamiento domiciliario, y el sector de la restauración también hace cinco meses que está parado, igual que los museos, cines, teatros y locales de ocio.

Castex también ha anunciado que el gobierno prevé haber vacunado dentro de un mes a toda la población de más de 75 años y a los vulnerables de más de 50, y que a mediados de junio dos tercios de los adultos estarán inmunizados.

stats