Internacional 15/12/2020

Identificada una nueva mutación del coronavirus en el Reino Unido

Sanidad atribuye a la variante la rápida propagación de las infecciones en el sur de Gran Bretaña

Quim Aranda
3 min
Matt Hacock, ministre de Sanitat del Regne Unit, aquesta tarda al Parlament de Westminster

LondresEl Reino Unido ha identificado en los últimos días una nueva mutación del coronavirus. Lo ha confirmado este lunes por la tarde el ministro de Sanidad, Matt Hancock, ante el Parlamento, en el momento de anunciar toda una serie de nuevas restricciones que afectan, básicamente, al sur y al sureste del país.

"El análisis inicial sugiere –de acuerdo con la declaración del ministro– que esta variante se propaga más rápidamente que las hasta ahora identificadas". De momento se han detectado más de mil casos con este nuevo tronco del SARS-Cov-2, a pesar de que también han sido referidas por casi sesenta autoridades locales diferentes. "Y las cifras aumentan rápidamente", ha asegurado. Con todo, quiso tranquilizar a la población asegurando que es "muy improbable" que las diferentes vacunas en marcha no puedan combatir efectivamente este nuevo tronco.

A consecuencia del aumento de casos en Londres, que experimenta un crecimiento sostenido y continuado en los 33 distritos de la capital desde mediados de octubre, el ministerio de Sanidad ha decidido situar toda la conurbación y algunas partes de los condados de Essex y de Hertforshire, fronterizos con el área metropolitana al este, en el máximo nivel de restricciones desde este mismo miércoles a las 00.01 horas.

Incidència setmanal a Londres des del mes de setembre en els 33 districtes de la ciutat

Este nivel, el grado más elevado de la alerta actual antes del confinamiento total, implica el cierre de toda la hostelería, con la excepción de aquellos negocios que puedan demostrar que sirven comida para llevar o a domicilio. Desde mediados de octubre los casos por cada 100.000 habitantes han aumentado en toda la ciudad y se han situado desde menos de 100 en los 33 distritos de la ciudad hasta superar los 200 en al menos 17. La máxima incidencia es de 471 casos por cada 100.000 habitantes.

El nuevo jarro de agua fría sobre el sector amenaza miles de puestos de trabajo. Pero el gobierno, para frustración de los empresarios –tanto de cadenas como pequeños propietarios–, no ha anunciado de momento ninguna medida de apoyo para mitigar las nuevas pérdidas que implicarán las limitaciones.

Esta mañana, dentro del esfuerzo por controlar la situación, han empezado las pruebas masivas entre la población estudiantil de las zonas más afectadas. Distritos como por ejemplo Greenwich, al sureste de Londres, han aconsejado a todas las escuelas bajo su autoridad que cierren hoy mismo y hagan el resto de las clases hasta las vacaciones de Navidad –que empiezan el jueves– en formato virtual. La nueva situación también obliga a cerrar espectáculos deportivos, tanto al aire libre como en recintos cerrados, gimnasios y cines o teatros, que habían empezado a reabrir muy tímidamente en el West End, tendrán que cerrar.

A pesar de admitir el incremento de casos y de la presión sobre los hospitales del NHS (Sistema Público de Salud), el ministro se ha resistido, por lo menos de momento, a considerar una posible nueva evaluación de los planes para los días de Navidad. En principio, su ejecutivo y los gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte acordaron relajar todas las medidas de movilidad entre los días 23 y 27 de diciembre. Hancock ha pedido reiteradamente "responsabilidad personal" para evitar que después de Navidad haya una tercera oleada cuando, de hecho, la segunda continúa al alza.

La decisión contrasta con la que se ha adoptado en Alemania, que desde este miércoles cierra toda la actividad no esencial. Hancock y el gobierno, muy presionados por un sector de los tories, no quieren volver a llegar a ello. Entre otras razones porque a raíz del nuevo endurecimiento de medidas en la capital, el esfuerzo del segundo confinamiento de noviembre hasta el 2 de diciembre puede parecer tan gratuito como inútil. De hecho, lo parece, como algunos de los parlamentarios le han recordado en el decurso del debate que ha seguido esta tarde a sus anuncios.

stats