Internacional 24/05/2021

Londres responde antes que la UE a la provocación bielorrusa

El Reino Unido suspende la operatividad de la compañía Belavia y junto con Suecia y Lituania recomienda que no se sobrevuele el espacio aéreo bajo control de Minsk

3 min
Avió de la compañía Air Baltic, que hoy ha anunciado que evitaría sobrevolar el espacio aéreo de Bielorrusia

LondresLondres ha respondido antes que la Unión Europea a la provocación de Bielorrusia. El ministerio de Transportes del Reino Unido, a través de su responsable, Grant Shapps, ha solicitado este lunes por la tarde, en un tuit, que las compañías "eviten el espacio aéreo bielorruso para proteger a los pasajeros ". Al mismo tiempo, Shapps ha anunciado que ha suspendido "el permiso de operaciones de Belavia", la compañía de bandera bielorrusa. Este hecho implica no solo la imposibilidad de aterrizar o elevarse desde los aeropuertos del Reino Unido, sino también de cruzar su espacio aéreo. Compañías de Suecia y Lituania también han suspendido los vuelos sobre el espacio aéreo bielorruso .

Con anterioridad, sin embargo, la compañía aérea letona airBaltic había confirmado, a través de su cuenta de Twitter, que hasta nuevo aviso todos sus vuelos evitarán atravesar el espacio aéreo de Bielorrusia. La decisión era la primera de estas características, solo veinticuatro horas después de que un avión de caza bielorruso obligara a desviar hacia Minsk un vuelo de Ryanair que hacía el trayecto desde Atenas a Vilna, dos capitales comunitarias.

Una vez en la capital de Bielorrusia, después de registrar todo el avión, la policía del país detuvo al periodista Roman Protasevich, un conocido disidente del régimen del presidente Aleksandr Lukashenko. La pareja de Protasevich, Sofia Sapega, también fue detenida. El avión militar MiG-29 habría informado al piloto de Ryanair que a bordo podía haber una bomba y que, por razones de seguridad, era mejor aterrizar cuanto antes mejor.

Además, informaciones previas notificadas por la plataforma de seguimiento de aviones Flightradar24 sugieren que se estaría registrando un inusual vacío entorno al espacio aéreo que controla Minsk. De acuerdo con los datos de Flightradar24, "se pueden ver diferentes líneas aéreas bordeando el territorio bielorruso", pero sin entrar en él.

En este sentido, el seguimiento de un vuelo de Wizz Air en ruta de desde Kiev, Ucrania, a Tallinn, Estonia, ha hecho una ruta más larga para evitar Bielorrusia. La misma web Flightradar 24 ha difundido hoy el trayecto que siguió el vuelo de Ryanair 4978, después de que fuera interceptado por la fuerza aérea de Lukashenko.

Ruta que siguió el vuelo de Ryanair después de que fuera interceptado por los cazas bielorussos.

La acción ha sido calificada este lunes como un acto de "piratería" por parte del director ejecutivo de Ryanair, de bandera irlandesa y, por lo tanto, comunitaria. En declaraciones a la prensa de su país, Michael O'Leary ha dicho que cree que había agentes de seguridad bielorrusos a bordo del vuelo que fue forzado a aterrizar en Minsk. "Es un caso de secuestro patrocinado por el estado", ha afirmado en NewstalkFM Irlanda. Tanto el Reino Unido como la Unión Europea han pedido la liberación inmediata de Protasevich y otros posibles detenidos.

Dominic Raab, el secretario de Asuntos exteriores del Reino Unido, ha afirmado en un comunicado: “El Reino Unido condena las acciones de ayer de las autoridades bielorrusas, que arrestaron al periodista Roman Protasevich con un estratagema, después de haber forzado su vuelo a aterrizar en Minsk. Lukashenko tiene que ser responsable de sus acciones extravagantes. El Reino Unido pide la liberación inmediata del señor Protasevich y otros presos políticos detenidos en Bielorrusia. El Reino Unido trabaja con nuestros aliados en una respuesta coordinada, incluidas nuevas sanciones".

Por su parte, de acuerdo con informaciones de la agencia Reuters, el portavoz del ministerio de Exteriores bielorruso ha dicho este lunes: "No hay duda de que las acciones de nuestras autoridades competentes cumplen plenamente con las normas internacionales establecidas. Se están formulando acusaciones sin fundamento", sigue, para acabar acusando a Occidente de no querer ser objetivo.

La opositora Sviatlana Tsikhanouskaia, que se presentó a la presidencia contra Lukashenko en unas elecciones celebradas el año pasado que acabaron con el convencimiento generalizado de fraude por parte del presidente, ha afirmado lunes a la prensa internacional, desde Vilna, que estaba muy preocupada por la seguridad del periodista: "Hay una gran probabilidad de que los servicios de inteligencia lo torturen", ha dicho. Tsikhanouskaia también ha confirmado que la pareja de Protasevich, Sofia Sapega, de 23 años, está encarcelada en el centro de Okrestina, en Minsk.

stats