Internacional 16/04/2021

Merkel se vacuna con AstraZeneca

La cancillera alemana pide más poderes al Parlamento para imponer restricciones más estrictas

Sònia Sánchez
2 min
La cancillera alemana, Angela Merkel, este viernes por la mañana al Bundestag
Disponible en:

BarcelonaEn medio de la polémica por los casos de trombos asociados a la vacuna de AstraZeneca, la cancillera alemana, Angela Merkel, ha hecho este viernes un gesto de confianza a la compañía británica y ha recibido ella misma una dosis. A través de un tuit en la cuenta oficial de la cancillería, Merkel se ha mostrado "encantada" de haber recibido la inyección. "Doy las gracias a todo el mundo que está implicado en la campaña de vacunación y a todo el mundo que se vacuna. La vacunación es la clave para superar la pandemia".

Por la mañana, horas antes de recibir la vacuna, Merkel había pronunciado un discurso en el Parlamento alemán en el que ha abogado por un confinamiento más estricto para afrontar la tercera oleada de la pandemia de covid-19 en el país. Merkel quiere que el Bundestag apruebe una reforma legislativa que otorgaría más poderes al gobierno federal para imponer restricciones más fuertes en las zonas del país con altos índice de infección, aunque los gobiernos regionales no estén de acuerdo.

Las complejas y tensas negociaciones entre Berlín y los líderes de los lands han marcado cada nueva medida anticovid impuesta en Alemania, con largas reuniones en las que a menudo Merkel ha tenido que ceder y rebajar expectativas. La cancillera apuesta por una estrategia dura para parar el virus, con confinamientos y toques de queda en las regiones donde se superen los cien nuevos casos de coronavirus en siete días por cada 100.000 habitantes.

"Esta tercera oleada de la pandemia tiene al país atrapado", ha dicho Merkel en su discurso en el Parlamento, interrumpido unas cuantas veces por las quejas de los diputados del partido ultraderechista AfD, que se opone a las medidas de confinamiento. "El personal de las UCI nos envía un llamamiento de auxilio detrás de otro. ¿Quiénes somos nosotros para ignorar sus ruegos?", ha añadido.

Con todo, la cancillera ha admitido que las medidas de restricción de movimientos no eran la solución mágica contra el virus y que lo que hacía falta sobre todo era dar fuerza a la estrategia de vacunación de la población.

stats