Internacional 30/07/2021

La muerte de seis militares importantes en diez días, sin explicaciones por parte del régimen de Cuba

Los disidentes, inquietos por la falta de información sobre las muertes poco después de las protestas y en medio del peor momento de la pandemia en la isla

4 min
Ciutadans de La Habana pasean por la calle este jueves, en medio del auge de contagios y muertos por covid -19.

Justo después de las protestas más importantes contra el régimen cubano desde el año 1994 , seis militares cubanos han muerto en los últimos diez días sin explicaciones oficiales sobre las causas y circunstancias de cada una de ellas. Si bien los críticos con el gobierno de Díaz-Candel quieren evitar "teorías conspirativas ", a la vez les sorprende el silencio del régimen, que no ha ido más allá de los comunicados oficiales y algún tímido homenaje. Mientras los medios críticos y la prensa internacional se hacen eco de estas muertes, ninguna de ellas está destacada en las portadas digitales de los medios afines al castrismo, a pesar de que han sido ellos los que han ido informando de los óbitos.

Em los diarios afines Granma, Cubadebate, Cuba.cu y Juventud Rebelde, así como en los portales de la presidencia o del ejército cubano, no hay ni una mención sobre la que es la información más relevante de los últimos días en el país, sobre la que sí que están hablando las voces más críticas. Reivindicaciones en defensa de la revolución cubana, informes sobre muertes y contagiados por la pandemia, críticas al bloqueo norteamericano, noticias sobre los Juegos Olímpicos y denuncia de fake-news en la cobertura de las protestas ocupan las portadas de estas webs. Ni siquiera la web de Televisión Cubana, que fue quien miércoles hizo pública la última muerte, la del excombatiente Gilberto Cordero Sánchez, lo destaca.

El tratamiento contrasta con el de los disidentes en las redes o los medios de comunicación más críticos. Así, un artículo del portal 14 y medio pide "una comisión investigadora" independiente que aclare las circunstancias de las muertes, no solo de estos ejércitos, sino del resto de personas del mismo régimen que han muerto desde el año 1959. El artículo lo firma Ariel Hidalgo desde Miami, principal refugio de los disidentes cubanos contrarios al comunismo que ven en las democracias norteamericana o europeas una manera de prosperar y expresarse con libertad. El portal crítico Cubanet, por su parte, se hace eco de los que en las redes hablan, por ahora sin ningún indicio o prueba, de una "purga" dentro del alto mando militar.

Récord de contagios

En medio de una pandemia que ha golpeado duramente el turismo, Cuba vive su peor incremento de la curva desde que el virus empezó a correr, 68 casos y más de 9.000 contagiados ayer, cifra récord que puede augurar un incremento de los óbitos. Un porcentaje de vacunados del 21,8% es insuficiente para paliar de manera contundente la mortalidad. Con estos contagios ya al alza, miles de cubanos salieron a la calle de diferentes puntos del país los pasados 11 y 12 de julio para protestar contra la falta de libertades del régimen y, sobre todo, contra un empobrecimiento general, con dificultades para acceder a alimentos básicos, contra los que el gobierno de Díaz-Candel no ofrece soluciones pero sí que ha incrementado las detenciones y la agresividad contra las protestas. A pesar de que el bloqueo económico de Estados Unidos tiene un peso importante en la situación económica del país y el régimen lo acusa como único responsable de sus males, gran parte de la población, incluso algunos que hasta hace poco eran favorables al régimen, acepta esta explicación como la única.

Seis días después de las protestas, el 17 de julio, murió el jefe del Ejército Oriental, Agustín Peña Pórrez, a los 58 años, y la falta de explicaciones oficiales sobre las causas de su muerte encendió los primeros rumores en las redes. El día 20 lo siguió, a los 81 años, Marcelo Verdecia Perdomo, que fue escolta de Fidel Castro durante muchos años. En este caso, los medios oficiales sí que informaron que sufría covid. Esta fue la misma causa que el portal crítico 14 y medio atribuyó, citando fuentes próximas a la víctima, a la tercera de las muertes el día 24, la de Rubén Martínez Puente, de 79 años, director de la Unión Agropecuaria Militar del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. El día 26 murió Manuel Eduardo Lastres Pacheco, general de la brigada de la Reserva, de nuevo sin información sobre las causas. El 25 murió Armando Choy Rodríguez, general de brigada y coordinador general del Grupo de Historia de Combatientes de Las Villas. Una vez más, sin explicaciones sobre las circunstancias.

El último militar a morir, ayer miércoles, fue Gilberto Antonio Cardero Sánchez, a los 79 años, según Periódico Cubano, a pesar de que las fuentes oficiales no especificaron ni la edad, ni el rango, ni las circunstancias de la muerte en su breve comunicado oficial.

Agotamiento del régimen

La muerte de los militares ha acentuado la desconfianza de los disidentes en un régimen al que acusan de detenciones arbitrarias y persecución de disidentes y periodistas independientes. El ONG ICLEP, Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y de Prensa, que agrupa medios y periodistas críticos, denuncia diariamente abusos hacia este colectivo. En su recuento de 2021 constan tres periodistas presos, 280 detenciones arbitrarias, 14 agresiones físicas y 243 restricciones en internet, donde agrupan bloqueo de mensajes, cierre de cuentas críticas y acciones de censura digital.

La apertura y las reformas económicas del régimen cubano desde que Raúl Castro sucedió a su hermano Fidel en la presidencia en 2008 no han supuesto una dinamización real de su economía y tampoco han ido de la mano de un aumento de la libertad de expresión, según denuncian los disidentes. Con Díaz-Canel en la presidencia desde 2018, la pregunta que planea sobre Cuba más allá del devenir de las protestas y de las medidas políticas será cómo dará continuidad a la Revolución una vez muera Raúl Castro, que tiene 90 años y un estado de salud delicado, a pesar de la falta de informaciones oficiales al respeto. La investigadora del CIDOB Anna Ayuso asegura que "son conscientes de que la situación es insostenible" y que incluso "gente más bien próxima al régimen" defiende reformas para "dejar respirar a la gente". En este punto, ve más factible "medidas económicas" para paliar las nuevas situaciones de pobreza derivadas del covid y de los problemas de abastecimiento, pero para llevarlo a cabo será importante saber cuál es la línea que escoge el presidente norteamericano Joe Biden, que puede optar por acabar con el bloqueo para ganar legitimidad y ayudar a mejorar las condiciones de los cubanos o bien para mantenerlo y propiciar un agotamiento acelerado del régimen.

stats