Internacional 01/07/2021

Noruega prohíbe que las 'influencers' retoquen sus fotos

La aplaudida ley impone multas para aquellos que editen y retoquen imágenes sin declararlo

Mar Bermúdez i Jiménez
2 min
Imagen del impacto que puede tener el retoque de fotografías.

BarcelonaNoruega prohíbe que las influencers retoquen sus fotos. A partir de este jueves, en el país nórdico, si una influencer recibe una retribución por una publicación en las redes sociales, tendrá que declarar si su figura o facciones han sido editadas y si ha usado algún filtro a través de una etiqueta aprobada por el gobierno. La ley que el ministerio de Infancia e Igualdad noruego ha aprobado este jueves también establece el sistema de etiquetas para los anuncios convencionales. La norma se aplica a las fotografías en las que se ha editado las medidas del cuerpo, por ejemplo la altura o la longitud de las piernas, la forma, como por ejemplo hacer los labios más gruesos o marcar más la cintura, o el color de la piel. También aquellas en las que se ha usado algún filtro. No poner la etiqueta implicará sanciones que van desde multas hasta una posible pena de prisión.

La comunidad digital ha aplaudido ampliamente la medida que pretende acabar con el falso ideal de belleza creado y promocionado por la publicidad engañosa en las redes sociales, en parte, a través de las it girls, y que las jóvenes están interiorizando. La ley se aplicará a las imágenes con finalidad promocional en las redes sociales más importantes, como por ejemplo Twitter y TikTok, y también en las páginas de diarios, revistas y carteles publicitarios de todo el país.

En una entrevista al diario local Verdens Gang, la influencer noruega Annijor Jørgensen ha comentado la legislación y el impacto positivo que podrá tener. Critica que no se tendrían que utilizar los filtros por "crear un falso ideal de belleza". Para ella, "los filtros son una cosa que tendría que ser divertida". Existe, sin embargo, cierta confusión, puesto que la ley no concreta nada sobre los ajustes de configuración de la luz ni de la saturación de las fotos, que pueden aclarar el color de la piel, por ejemplo.

La influencer de moda noruega @annjor en una publicación sin retoque de su cuenta

#Filterdrop

Noruega no es el único país que tiene una legislación de estas características. En febrero, en el Reino Unido, la maquilladora y modelo Sha Pallaris, muy conocida en el país, impulsó el hashtag #filterdrop (fuera filtros), a través del que denunciaba a marcas y modelos por usar filtros de belleza para vender sus productos. "Deja de filtrar tu piel para vender", escribía en una de las imágenes retocadas. La actitud de cambio de la maquilladora la generaron las conclusiones de una encuesta realizada por Girlguiding en la que se afirmaba que un tercio de las niñas y jóvenes buscaban cambiar su apariencia mediante el uso de filtros. A raíz de este movimiento en las redes, la autoridad inglesa encargada del autocontrol publicitario, Advertising Standards Authority (ASA), prohibió el uso de filtros de belleza a las influencers patrocinadoras y a las marcas que sacaran provecho.

En Francia una ley que entró en vigor en 2017 también obliga a las publicaciones de moda y otros sectores a indicar cuándo se está mostrando una imagen modificada con Photoshop. La regulación, en este caso, también obliga a que los modelos estén sanos y con un peso correcto. España no tiene una legislación en sí que regule el uso de Photoshop u otros programas similares, sino que se incluye una mención de estos aspectos en la ley sobre publicidad y publicidad ilícita.

stats