Internacional 09/07/2021

Los Países Bajos también dan marcha atrás con el ocio nocturno

Francia, sin embargo, autoriza desde esta noche la reapertura de las discotecas después de dieciséis meses cerradas

2 min
Gent bailando en una discoteca de Sitges a finales de mayo, durante una prueba piloto para la apertura del ocio nocturno.

LondresMarcha atrás en unos lugares, tímida apertura en otros. El continente europeo continúa ofreciendo todo tipo de recetas para combatir o para rehacerse de los efectos de la pandemia. Los casos extremos de este fin de semana, por opuestos, son los de los Países Bajos y Francia.

El primer ministro Mark Rutte ha anunciado esta tarde que se reimponen las restricciones de aforo en salas de baile y discotecas, festivales musicales y restaurantes en respuesta al aumento de las infecciones por covid-19 entre los jóvenes adultos. Estas medidas se empiezan a aplicar este sábado por la mañana y estarán en vigor, en principio, hasta el 14 de agosto.

El gobierno neerlandés levantó la mayoría de las medidas restrictivas el 26 de junio, puesto que los casos estaban remitiendo y alrededor de dos tercios de la población ha recibido ya al menos una dosis de la vacuna, según informaciones de la agencia Reuters. Pero con los bares, restaurantes y discotecas llenas de nuevo, el aumento de contagios se ha disparado al ritmo más rápido de los últimos meses. En las últimas 24 horas hasta este viernes se han registrado 7.000 contagios. Hace una semana, eran menos de mil.

Con todo, no se prevé que el país vuelva a un confinamiento generalizado, como el vivido durante el invierno. Pero sí que se espera que se tomen medidas específicas para limitar la propagación de las infecciones entre adolescentes y jóvenes adultos. La emisora RTL ha informado que se avanzará el horario de cierre de los cafés y bares a la medianoche y que se limitará la participación en eventos al aire libre a un máximo de 1.000 personas, 500 cuando los eventos sean interiores.

Alrededor de tres cuartas partes de los casos nuevos en los Países Bajos se producen entre los jóvenes y más de la mitad son de la variante delta, la misma que amenaza Catalunya y que también se esparce a estas alturas con una RT de entre 1,3 y 1,5 en el Reino Unido.

Solo un 30% de locales abiertos

Por otro lado, en Francia, a pesar de que también se espera que la variante delta sea la dominante ya desde este mismo fin de semana, a partir también de este viernes por la noche podrán reabrir las discotecas. El ocio nocturno en el país vecino permanece cerrado desde hace 16 meses. La capacidad se mantiene limitada al 75% de lo habitual y habrá que acreditar la vacunación o una prueba. Este hecho, según informaciones de la Agence France-Presse, ha hecho que muchos clubes se muestren reticentes a abrir, puesto que solo el 21% de las personas de 18 a 29 años, el grupo demográfico clave de estos establecimientos, han recibido la pauta completa de la vacunación. En las discotecas también se recomienda el uso de mascarillas, pero no serán obligatorias.

Con todo, la mayoría de los clubes nocturnos permanecerán cerrados, puesto que prefieren continuar recibiendo las ayudas gubernamentales antes que dejar de tener derecho a ellas cuando las condiciones de negocio no son las óptimas. "Se trata de la reapertura del 30% de las discotecas porque el 70% no han podido establecer los protocolos sanitarios estrictos" que les piden, ha declarado el ministro de Sanidad, Olivier Véran, en la emisora de radio France Inter.

stats