Grupos mediáticos
Media 19/05/2022

Telefónica vende el grueso de sus acciones a Prisa por 34 millones

El comprador es Andrés Varela Entrecanales, exaccionista de La Sexta

2 min
La Torre Telefónica, junto al Foro, acoge  la sede corporativa de Telefónica.

BarcelonaMás movimientos en Prisa. Telefónica ha anunciado que se retira en grado considerable del grupo mediático. La compañía ha anunciado este jueves que vende el 7,076% de las acciones que tenía en la compañía, por un valor ligeramente superior a los 34 millones de euros. Después de este acuerdo, la teleco mantendrá solo el 1,953% de la empresa. Así lo ha comunicado la operadora en la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La devaluación en bolsa de Prisa ha facilitado la operación: un año antes, estas mismas acciones costaban 57 millones y a finales de 2019 se valoraban en 94 millones.

Las participaciones las compra Global Alconaba SL, una sociedad de nueva creación –se inscribió en el Registro Mercantil en abril – que tiene como propietario y administrador único a Andrés Varela Entrecanales, exsocio en el pasado de Imagina, la sociedad que controlaba La Sexta antes de que fuera comprada por Atresmedia, con Miguel Barroso y José Miguel Contreras como nombres de referencia (los dos con un papel relevante en materia de comunicación durante la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero). El ejecutivo es también productor de la docuserie Moncloa y está acompañado en el accionariado por Alberto Knapp y Daniel Romero-Abreu. Con la adquisición de las acciones, Global Alconaba queda como cuarta accionista de Prisa, después de Amber Capital (29,8% del capital), Vivendi (9,9%) y Rucandio (7,6%). Andrés Varela es también primo del presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, y su padre, Manuel Varela Uña, fue consejero de Prisa durante décadas. "La operación se ha financiado íntegramente con recursos propios de los inversores", ha dicho la compañía en un comunicado, en el que señala que los resultados de 2021 "marcan un punto de inflexión significativo en la gestión y la marcha de los negocios de Prisa, tanto en el área de educación como en la de medios de comunicación".

La salida, ni que sea parcial, de Telefónica marca un cierto cambio de etapa en uno de los conglomerados españoles mediáticos más significativos. La teleco fue clave a la hora de forzar, a finales de 2020, el relevo del presidente de la compañía, Javier Monzón (que tenía el apoyo del Banco Santander). Aquello también significó la caída de Juan Luis Cebrián, que había sido primer ejecutivo de la compañía durante la etapa anterior. A partir de entonces, Joseph Ourghoulian dirige el grupo, con la voluntad de centrarse en la reordenación del negocio, después del fuerte endeudamiento en el que cayó Prisa a raíz de la crisis de 2008. El año pasado, en el marco de esta transformación, salió HSBC y entró la compañía francesa Vivendi, que intentó ampliar su participación hasta el 29,9%, pero finalmente acabó renunciando (para satisfacción del entorno de Pedro Sánchez, que veía con cierta inquietud la entrada de un grupo situado ideológicamente a la derecha).

En los últimos tres años, Prisa ha subscrito dos ampliaciones de capital de cerca de 760 millones de euros, ha vendido activos relevantes como la editorial Santillana y ha refinanciado la deuda. El conglomerado ha sido siempre próximo al PSOE, de forma que los desembolsos de dinero que hizo Telefónica durante las dos ampliaciones fueron interpretadas más en clave política que estratégica, puesto que para la teleco no era estratégico aumentar su presencia en el holding mediático.

stats