Media 26/05/2022

TV3 prevé intercambiar las franjas de 'Tot es mou' y 'Planta baixa' la próxima temporada

Ustrell ha planteado un programa semanal, que podría sustituir a 'FAQS'

3 min
Ricard Ustrell

BarcelonaTodo se mueve en el day time de TV3... empezando por Tot es mou. El canal público prepara una remodelación de su parrilla de cara a la temporada próxima. Según avanzaba El Nacional y ha podido confirmar el ARA, la televisión pública intercambiará las franjas de emisión de dos de sus programas diarios más destacados, Planta baixa, que ahora se emite por las mañanas, y Tot es mou, que ocupa el horario de sobremesa. El programa de Helena Garcia Melero irá por las mañanas, mientras que el de Ricard Ustrell pasará al horario de la tarde, pero sin su presentador habitual.

El movimiento ha sido comunicado este jueves por la mañana al equipo de Planta baixa. Ha sido entonces cuando Ustrell ha trasladado a los compañeros su disposición a dejar de conducir el magacín en la nueva etapa vespertina, a pesar de que no ha aclarado cuál sería su posible destino. Fuentes conocedoras de la operación explicaban al ARA que el periodista se ha ofrecido a presentar un programa las noches de sábado, de debate no político, que sustituiría a FAQS, y que incluso podría doblar el domingo, si así lo deseara la televisión. Ustrell también ha explicado que el cambio de horario era iniciativa de la televisión, no del programa.

FAQS es un programa que, desde hace tiempo, varios sectores políticos tienen enfilado, tanto en la bancada independentista como en la unionista. Aun así, el espacio estrenado en 2017 –precisamente con Ustrell como primer presentador– ha liderado con relativa comodidad las noches de sábado, a pesar de que el enfriamiento de la actualidad estrictamente política le ha conllevado una pérdida de audiencia. Desde el consejo de la CCMA, donde hay miembros designados por ERC, Junts y el PSC, hay consenso de que el programa tiene que caer de la parrilla, pero se es reticente a declarar el cierre sin haber encontrado antes el relevo. Preguntes freqüents ha sido un magacín que se ha colocado a menudo en el centro de la polémica y ha causado tensiones en el interior de la casa. Este viernes mismo, por ejemplo, TV3 suspendió durante unas horas las promociones del capítulo del día siguiente, en el que se entrevistaba al excomisario Villarejo.

El baile de piezas también incluye encontrar presentador para Planta baixa una vez marche Ustrell. Una de las profesionales con quienes se ha contactado es Agnès Marquès, que actualmente presenta el programa No ho sé de RAC1 y está de excedencia de TV3, donde fue presentadora del Telenotícies cap de setmana.

Cambios en otras franjas

El ARA ha podido confirmar que también habrá cambios a primera hora, en Els matins, puesto que Lídia Heredia pidió, a principios de año, poder cerrar una etapa después de ocho años en el programa despertador del canal. La periodista está a la espera de nuevo destino y, en el momento de solicitar el relevo, no formuló ninguna petición de recolocación en concreto, más allá de ponerse a disposición de la casa.

Este movimiento de piezas todavía no es definitivo, porque entra en juego también el presupuesto y, a estas alturas, TV3 no ha recibido todavía la aportación extraordinaria que ha reclamado al Govern para poder hacer frente a su actividad. En una comparecencia en el Parlament, la presidenta del ente, Rosa Romà, alertó que se había encontrado en un decalaje de 49 millones de euros entre las cuentas presupuestadas y los ejecutados, que compromete la programación a partir del verano. El ente se encuentra en una situación de interinidad, con un concurso abierto para buscar director. Sígfrid Gras, que fue número dos de Vicent Sanchis durante su mandato, es quien asume las funciones, a pesar de que el consejo de administración también ha debatido sobre qué cambios se tienen que aplicar en la parrilla de TV3. Está previsto que los resultados del concurso público se conozcan antes del 30 de septiembre.

Una de las lógicas que explica el intercambio de ubicación de los dos programas tiene que ver con los consumos televisivos. Planta baixa es un programa que ha rejuvenecido la audiencia de TV3, pero que se programa en unas horas en la que hay pocos espectadores. Teniendo en cuenta que el programa cuesta unos 2,6 millones de euros por temporada, se considera que vale la pena colocarlo por la tarde, donde hay más espectadores en cifras absolutas. Y, además, por perfil pueden asemejarse más a los que después se conectan al programa inmediatamente posterior, el Està passant de Toni Soler. En lo que llevamos de temporada, Planta baixa ha marcado 119.000 espectadores diarios (en la temporada anterior fueron 146.000), mientras que Tot es mou todavía ha caído más, de los 176.000 a los 133.000. El cambio de lugar busca revertir la tendencia, teniendo en cuenta los perfiles diferentes de público al mediodía y por la tarde.

stats