Medios públicos
Media 26/07/2022

La TV3 que propone Sigfrid Gras, en cinco claves

Cambios en la parrilla y en la organización, ejes del proyecto del nuevo director

3 min
Imagen de archivo de Tv3

BarcelonaEl periodista Sigfrid Gras ha sido el ganador del concurso público para escoger director de TV3, de forma que oficializa su posición como máximo responsable de un medio que ha estado comandando ya interinamente desde abril. La Corporación ha hecho público el proyecto con el que se presentó, que se puede desgranar en cinco claves.

1. Menos política, más entretenimiento

"Informar, entretener y educar" son los objetivos principales de los que se habla en el proyecto, pero también "inspirar", "enriquecer", "empoderar" o "seducir". Gras asegura que los informativos tienen que seguir siendo el pilar de TV3, pero que hace falta "balancear la apuesta de contenidos hacia el entretenimiento, la cultura, la divulgación". Y se compromete a "acotar la actualidad política en los espacios informativos". Factuals, realities, late-shows e incluso datings son algunos de los formatos que se proponen incorporar a la parrilla. A la vez, más allá del entretenimiento lúdico, se quiere reforzar los contenidos de no-ficción que aportan prestigio a la marca TV3 y se citan como ejemplos los espacios Guerra!, Tabús o Òpera Prima. Y también reforzar los contenidos infantiles, juveniles y culturales, sacrificados en los últimos años debido a las restricciones publicitarias.

2. Transmedia, digital, multiplataforma

Uno de los retos es seguir defendiendo el canal tradicional –TV3 en la TDT– mientras se adapta la casa al presente. El documento admite que se ha perdido mucho tiempo y, por lo tanto, hará falta una apuesta específica para recuperar la capacidad de innovación, lo que incluye impulsar una plataforma en streaming (y conseguir retener los derechos para la ventana de internet de las coproducciones en las que se participa). En la búsqueda para recuperar el público joven se plantea crear una marca específica, sin canal tradicional, que se exprese fundamentalmente en internet. TV3 se tiene que dotar de inteligencia de datos para poder tomar mejores decisiones, según Gras, que sugiere una revisión de los criterios cuantitativos y cualitativos por los que se evalúan los contenidos.

3. Reordenación de canales

A la espera de saber si los canales especializados en la TDT tienen demasiado sentido, se quiere que el Super 3 ocupe un canal las 24 horas, que el 33 y el Esport 3 vuelvan a compartir una misma ventana y mantener el 3/24. Los contenidos deportivos han sido una piedra en el zapato para la televisión, puesto que la evolución del mercado (y de los presupuestos) ha hecho que sea inviable acceder a los derechos de emisión más atractivos. Gras se conjura para conseguir "algunos" y reafirma la voluntad de seguir cubriendo el deporte femenino y el tejido deportivo potente del país, aunque sea en disciplinas minoritarias. Eso sí, apunta a cambios estructurales y de personal. "Debemos ser valientes en redimensionar la redacción de deportes y los recursos que destinamos a ella", alerta.

4. Abordar el debate sobre la plantilla

"Hasta ahora hemos sido demasiado esclavos del convenio y de la hipersegmentación de los puestos de trabajo", denuncia Gras en el documento. Habla de "la necesidad urgente de renovar perfiles" y "buscar fórmulas para externalizar determinados servicios". Eso sí, da por hecho que la partida de personal, que consume cerca de dos tercios del presupuesto total de la Corporación, no se reducirá a corto plazo mientras haya que garantizar la prestación del servicio "los 365 días del año, las 24 horas del día". Por lo tanto, propone blindar las aportaciones que se hagan para contenidos, de forma que no estén condicionadas a posibles aumentos repentinos en gasto corriente o de personal, "mientras no se tomen decisiones estratégicas, en cuanto a la CCMA".

5. Convergencia de redacciones

A pesar de que el proyecto técnicamente solo es para TV3, la idea de trabajar transversalmente está presente en todo el documento, hasta el punto que se sugiere que en el próximo concurso ya no se tendrían que escoger directores separados para la televisión y la radio, sino elegir "una dirección de Contenidos y Medios Audiovisuales". Gras abre el melón de la confluencia de redacciones, una opción poco popular entre la plantilla de Catalunya Ràdio, que prefiere estar en Barcelona que en Sant Joan Despí arguyendo, entre otros, la proximidad con un polo informativo como es la capital catalana y la facilidad de contar con invitados. "Velaremos por que se haga sin perder valor, ni calidad periodística, ni la identidad propia de cada uno de los canales de distribución", dice el documento.  

¿Catalunya Ràdio? Catalunya audio

El proyecto de Jordi Borda para Catalunya Ràdio comparte con el de la televisión la voluntad de adaptar el medio al nuevo presente globalizado y plenamente digital. Por eso se enmiralla en el cambio asumido por la corporación pública británica, que cambió la marca BBC Radio a BBC Sounds. Esto quiere decir que el acento no se pone en el canal de distribución, las ondas tradicionalmente, sino en los contenidos. El documento, pues, aboga por ser la plataforma de impulso para los podcasts en catalán. El hecho de necesitar presupuestos más modestos hace que, para Borda, la emisora pueda ser "el primer ámbito de transformación de la empresa".  

stats