Plataformas
Misc 23/01/2023

El adiós a las cuentas compartidas, uno de los peligros del futuro de Netflix

Un estudio de Barlovento indica que un 61,3% de los usuarios españoles de la plataforma comparten suscripción

3 min
Què está pasando  A Netflix?

BarcelonaLa proliferación de plataformas de streaming ha hecho que muchos usuarios hayan optado por compartir cuentas con amigos o familiares para ahorrar el gasto dedicado al entretenimiento audiovisual. Según el último estudio de la consultora Barlovento centrada en los servicios de consumo online, correspondiente a la tercera oleada de 2022, esta práctica es mayoritaria entre los consumidores españoles y Netflix es la plataforma que más lo nota. En el caso de esta plataforma, el más extendido en el estado español, un 61,3% de los usuarios acceden a los contenidos a través de una cuenta compartida.

El informe de Barlovento también pregunta a los encuestados cómo reaccionarían si la plataforma decidiera prohibir esta práctica. El 58,7% afirman que, si se acabara con las cuentas compartidas, cancelarían su suscripción, mientras que el 14,8% aseguran que pagarían un extra para poder seguir utilizando el servicio con las mismas condiciones que tienen ahora. Por otro lado, el 14,6% dicen que estarían dispuestos a pagar una suscripción propia y el 11,8% optarían por cambiar a la tarifa con publicidad porque es más barata.

Las cuentas compartidas de las plataformas de 'streaming'
Porcentaje de usuarios con cuentas compartidas en España

Netflix

Disney+

HBO Max

Amazon

Filmin

Movistar

61,3%

55,7%

47,9%

31%

28,9%

24,9%

61,3%

55,7%

47,9%

31%

28,9%

24,9%

61,3%

55,7%

47,9%

31%

28,9%

24,9%

Los datos que recoge el informe dan pistas de cuál puede ser la reacción de los clientes de Netflix cuando se haga realidad la desaparición de las cuentas compartidas, una medida que empezará a ponerse en práctica a finales de marzo y que se implementará globalmente en el transcurso de los dos siguientes trimestres. El nuevo plan, que se probó en Chile, Costa Rica y Perú, implica que los suscriptores paguen un extra al mes por cada usuario adicional. También se da la posibilidad de que los usuarios que hasta ahora accedían a la plataforma a través de la cuenta de un amigo o un familiar se suscriban con una cuota mensual propia. "Después de nuestra experiencia en Latinoamérica, somos conscientes de que cuando implementamos este cambio hay cancelaciones, un hecho que afecta al crecimiento de suscriptores a corto plazo. Pero a medida que los hogares empiecen a añadir usuarios adicionales y otros creen sus propias cuentas, esperamos una mejora de nuestros ingresos, que es el objetivo que perseguimos con el cambio de precios y planes de suscripción", explicaba la empresa en el informe de resultados del último trimestre del 2022, presentado esta semana.

Mientras que la prohibición de las cuentas compartidas todavía no es una realidad, la otra cara de los cambios de suscripción –la tarifa barata con publicidad– es una realidad desde el noviembre pasado. Por 5,49 euros al mes, Netflix ofrece acceso a su servicio con cortes de publicidad antes y durante el streaming de los contenidos (entre 4 y 5 minutos de anuncios por hora). Esta tarifa tiene otras limitaciones: no permite descargarse los contenidos para verlos si no se dispone de conexión a internet y no da acceso a todas las películas y series del catálogo debido a algunas restricciones de licencias.

¿Qué pasa en las otras plataformas?

Netflix ha sido la primera plataforma a poner freno a las cuentas compartidas, pero la problemática es transversal en todas las plataformas, a pesar de que la proporción es menor. El otro servicio donde el porcentaje de cuentas compartidas es superior al del uso individual o de un único hogar es Disney+. En este caso, el 55,7% de los usuarios reconocen hacer uso de esta práctica, frente al 44,3% que sostienen que no lo hacen. Si la plataforma acabara con la práctica de las cuentas compartidas, el 66,8% de los usuarios afirman que finalizarían la suscripción, frente al 10,1% que pagarían un extra para poder seguir utilizando el servicio en iguales condiciones. Por otro lado, el 12,4% pagarían una suscripción propia con las mismas características con que ya cuentan y el 10,7% se abonarían a la suscripción con publicidad para abaratar el precio.

Igual que Netflix, Disney+ ya hace tiempo que anunció sus planes para ofrecer una tarifa más barata con anuncios, una opción que actualmente solo está disponible en Estados Unidos. A estas alturas, el precio de esta tarifa reducida es de 7,99 dólares al mes.

Las cuentas compartidas son un problema para Netflix y Disney, pero en otras plataformas como por ejemplo Filmin, Amazon Prime o Movistar+ no tiene tanto impacto. La plataforma de Telefónica es la menos afectada por esta práctica: solo el 24,9% de los usuarios efectuan un uso compartido. Las cifras de Filmin y Amazon son similares: en la primera es un porcentaje del 28,9%, y en la segunda, del 31%.

Justo en medio de las dos tendencias está HBO Max, donde el porcentaje de uso compartido y uso por un hogar está equilibrado: el 47,9% de compartición frente al 52,1% de usuarios que solo usan su suscripción entre los miembros de la misma unidad familiar.

Una de las conclusiones del informe de Barlovento es que la mayoría de los usuarios que hacen uso compartido de cuentas –sea cual sea la plataforma a la cual tienen acceso– renunciarían a la suscripción si el servicio de streaming decidiera inhabilitar el uso entre varios hogares.

stats