Misc 26/04/2017

Las maniobras de Moix para apartar al fiscal clave en la investigación de Ignacio González

Nuevas grabaciones confirman la 'operación de control judicial' de Maza i el fiscal jefe de Anticorrupción

Ernesto Ekaizer
5 min
El fiscal en cap d'Anticorrupció, Manuel Moix

MadridEl fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, está promoviendo el retorno a Granada del fiscal Carlos Yañez, el principal de los dos fiscales que condujeron a la detención del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, el pasado miércoles 19 de abril.

Yañez actúa en Madrid en comisión de servicios, procedente, desde 2010, de la fiscalía granadina. Fue él quien provocó la convocatoria de la junta de fiscales por discrepancia con Moix, en la cual se aprobaron, el martes 18, las diligencias que llevaron a la detención de González y otras diez personas, y a la entrada y registro en varias sedes oficiales y empresas.

La Cadena Ser informó ayer que Moix intentaba apartar a Yañez, que se encuentra disfrutando de unos días de vacaciones en Granada. La Fiscalía Anticorrupción señaló en un comunicado que, por el contrario, Moix “ha solicitado recientemente la renovación de su plaza en comisión de servicios, renovación que ha sido aprobada por la Fiscalía General del Estado”. Pero, según fuentes consultadas por ARA, la nota omite la maniobra actualmente en curso de Moix.

Yañez al pedir la semana pasada la aplicación del artículo 27 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal por discrepancias con Moix, vino a decir, según fuentes de la Fiscalía, que no estaba dispuesto a soportar más tonterías y dio a entender que podía marcharse.

Moix, ni corto ni perezoso, cogió al vuelo el cabreo de Yañez y al día siguiente le preguntó cuando pensaba regresar a Granada. Yañez, según esas fuentes, le expresó que no tenía intención de renunciar. Moix no se echó a atrás: le dio plazo hasta el próximo viernes, día 28 para “aclarar” su posición.

Moix tampoco, según las fuentes, ve con buenos ojos el trabajo de la fiscal Carmen García, que actúa en la operación Lezo junto con Yañez.

Ahora Moix ha intentado cubrirse con la nota en la que asegura que la comisión de servicios de Yañez ha sido renovada, algo que no ha pasado por el Consejo Fiscal.

Moix actúa en base a un plan. Su objetivo: es “redimensionar” el perfil de la Fiscalía Anticorrupción tal como ha funcionado durante los trece años de gestión de su antecesor, Antonio Salinas.

Entre los fiscales, empero, se destaca que Moix no parece ser consciente de que ni su pasado en la Fiscalía de Madrid ni el hecho de que su nombre aparezca en las conversaciones que mantuvo en noviembre de 2016 Ignacio González con personajes influyentes de la judicatura y la política, le restan toda credibilidad para acometer su plan.

En Madrid, en diciembre de 2008, González fue informado con todo detalle por un correo electrónico que le envió a su secretario la empleada del Canal de Isabel II Araceli B.- prefiere guardar su apellido en reserva- sobre una operación de desvío de dinero por valor de 4,5 millones de euros con fondos Feder realizada de acuerdo con la empresa Sacyr.

Manuel Moix, en su condición de fiscal superior del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, del que dependía la Fiscalía de Madrid, firmó el 6 de octubre de 2009, según copia del decreto aportado por el diario digital Infolibre, el archivo de una denuncia de la madrileña Asociación Parque Sí Chamberí sobre las empresas Tecnoconcret y Only Golf – en las que participaban familiares de Ignacio González- a las que se adjudicó el campo de Golf del Canal. Esta es una de las operaciones investigadas ahora por el juez Eloy Velasco.

La historia de Araceli B. seguiría coleando. Fue despedida como represalia por haber hecho llegar a Ignacio González la denuncia citada. Denunció en los juzgados de Plaza de Castilla la operación. Declaró ante el juez Elpidio Silva, quien archivó la causa.

Y el Canal de Isabel II se querelló contra Araceli B. por revelación de secretos y amenazas. La Fiscalía de Madrid apoyó la querella y añadió nuevos delitos contra la trabajadora. Fue al banquillo con petición de pena de cárcel de cinco años. Salió absuelta.

Más grabaciones

Nuevas conversaciones incluidas en el sumario, que se añaden a las ya conocidas, confirman que en 2016, Ignacio González conspiraba con personas influyentes en el ministro Rafael Catalá para lograr los nombramientos que finalmente tuvieron lugar: Maza en la Fiscalía General del Estado y Moix en Anticorrupción.

En una de ellas, González refiere una conversación con Enrique López, ex portavoz del Consejo General del Poder Judicial durante el gobierno del Partido Popular, ex miembro del Tribunal Constitucional y magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Hablan del anuncio de que Maza será el nuevo fiscal general del Estado, el 11 de noviembre de 2016 cuando se Catalá había dejado saber que sería Consuelo Madrigal.

"El otro día me fui a hablar con Enrique López y le dije, oye Enrique, he oído que Catalá, lo cual es una bomba, quería a la que estaba [fiscal Madrigal] y me dijo, esto se ha filtrado porque se la iban a follar. A Catalá le viene bien esto porque parece que él no ha puesto al otro, y fuera, este es un tío serio, este es un tío que sabe lo que tiene que hacer".

Es decir: Catalá había decidido nombrar a Maza, después de prometerle el cargo a Madrigal, que se negaba a nombrar a Moix. Pero filtró que seguía con la propuesta de Madrigal para dar la impresión de que Mariano Rajoy era quien le había “impuesto” a Maza.

González también mantiene conversaciones por esas fechas de noviembre de 2016 con Enrique Arnaldo, ex vocal del Consejo General del Poder Judicial y letrado de las Cortes Generales. Se trata de otro jurista con influencia en el PP.

Arnaldo: "Hay movimientos de cambios en la Fiscalía General, ahora se ponen en marcha las piezas. Desde luego sí que sé que es voluntad del ministro [Catalá] cambiar la pieza principal. Estoy moviéndome para que el nuevo que sustituya a esta señora sea bueno". Se refiere a Maza. Pero González está preocupado por lo suyo, los jueces de instrucción, en particular la jueza de Estepona que investiga el ático de Marbella.

"¿Y los de abajo?", pregunta. Arnaldo asiente: "Claro, y que toque todo, efectivamente".

Arnaldo pinta los objetivos: “Hay que mover la pieza principal [Fiscal General del Estado] y luego las dos que van al lado, que son la Fiscalía de la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción. La gente de la Nacional [los miembros de la conservadora Asociación de Fiscales] sí que pretende que salga [Javier] Zaragoza, que es uno de los elementos más principales. Está operación, que yo sepa, está preparada. Es una garantía que siga [de ministro de Justicia]Rafael [Catalá] porque ya lo conoce".

González parece creer que las cosas van mejor para él:

"A ver si damos un paso en la buena dirección, joder”, dice.

stats