Futbol
Misc 20/04/2021

Mourinho, o cómo hacerse millonario a base de despidos

El técnico portugués ha ingresado casi 100 millones solo por el finiquito de los cinco clubes que lo han echado

2 min
El entrenador portugués José Mourinho
Disponible en:

BarcelonaA cualquier trabajador la palabra despido le genera una angustia terrible. Siempre, claro, que no sea parte de la industria del fútbol. Y mucho menos si se llama José Mourinho. El entrenador portugués, que el lunes fue fulminado en el Tottenham, ya ha ingresado casi 100 millones de euros por el finiquito de los cinco clubes que lo han destituido antes de tiempo. En concreto, 95,6. El equivalente a 82,5 millones de libras. Desde el Chelsea hasta los Spurs, pasando por el Real Madrid y el Manchester United.

Esta vez no han quedado claros los motivos de la destitución. Quizás por los malos resultados -su equipo es séptimo en la Premier después de empatar esta jornada contra el Everton (2-2), y cayó a cuartos de final de la Europa League contra el modesto Dinamo de Zagreb (2-3 en el global)- o quizás porque se había opuesto a la creación de la Superliga. El caso es que el técnico de Setúbal, que tenía contrato hasta junio del 2023, tan solo ha durado 17 meses en el cargo. Eso sí, se ha embolsado hasta la última libra esterlina: 17 millones (casi 20 millones de euros), según informaba The Independent.

Es habitual que los entrenadores de fútbol no acaben sus contratos con los clubes. Pasa en la mayoría de casos. Y también es normal que, una vez despedidos, cobren o toda o buena parte de la retribución que tenían pactada con la entidad. Pero Mourinho, que por algo se autodenominó The Special One, no cobra como la mayoría. Es de los mejor pagados del mundo del fútbol. Y si se lo echa antes de tiempo, reclama lo que había firmado.

Cinco despidos

El periplo empieza en septiembre de 2007, cuando dirigía el Chelsea. Entonces ya era el mejor pagado del fútbol (unos 6 millones de euros por temporada) pero se enfrentó al amo, Roman Abramovich, por la política de fichajes. El resultado fue que Mou se fue a la calle cobrando la totalidad del contrato que tenía firmado. Nada más y nada menos que 18 millones de libras, 21 millones de euros, el equivalente a las cuatro temporadas que le quedaban por cumplir.

Al portugués no le costó mucho encontrar trabajo. En 2008 firmó por el Inter. Un contrato que tampoco cumplió. En este caso, no por despido, sino porque dio el salto al Madrid en 2010, justo después de ganar una Champions en la que, en semifinales, había eliminado al Barça de Guardiola. Fue la única vez que un club cobró por Mourinho, y es que Florentino tuvo que indemnizar a los neroazurro con unos 10 millones de euros.

En Madrid, el idilio se acabaría en 2013. "De mutuo acuerdo", según el comunicado oficial. Pero en Inglaterra aseguran que el técnico, que tenía contrato hasta el 2016, cobró una parte del finiquito, casi 20 millones. Entonces volvería al Chelsea, donde al cabo de dos años también rescindiría el contrato "de mutuo acuerdo". Tenía por escrito que tendría que cobrar 50 millones de libras si lo echaban antes de tiempo. Acabó cobrando solo 12,5 (14,5 millones de euros). En el Manchester United, tres cuartos de lo mismo: un finiquito de 17,5 millones de euros. Y por último, el Tottenham.

Antes de que lo destituyeran del Chelsea, y cuando un periodista se lo preguntó, contestó: "Si me echan yo seré millonario y al cabo de dos meses volveré a estar entrenando". Razón no le faltaba.

stats