Presupuestos del Estado
Misc 04/10/2022

Más prestaciones para crianza y aumento del ingreso mínimo: las claves de los presupuestos del Estado para el 2023

El consejo de ministros aprueba las cuentas públicas, que incorporan 266.719 millones de euros en gasto social

4 min
La ministra portavoz del gobierno español, María Jesús Montero

MADRIDPor tercer año consecutivo el gobierno español de coalición ha acordado unos nuevos presupuestos del Estado. El consejo de ministros de este martes ha aprobado las cuentas públicas para el 2023, que, probablemente, serán las últimas de la legislatura actual y contarán con un techo de gasto "histórico" de hasta 198.221 millones de euros. Un dinero que tiene que servir, también, para afrontar las consecuencias económicas de la actual crisis de precios y crisis energética. "Con estos presupuestos seguimos avanzando hacia un país mejor y más igualitario", ha dicho la portavoz del gobierno español, Isabel Rodríguez, en rueda de prensa posterior al consejo de ministros.

Este lunes por la noche, PSOE y Unidas Podemos han llegado a un acuerdo que engloba más ayudas sociales para las familias, así como un aumento del gasto para mejorar el ingreso mínimo vital, el indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM) que cobran los hogares más vulnerables o las prestaciones por desocupación.

Los cambios, sin embargo, no solo afectan a la carpeta del gasto social, sino también a la de defensa o los ingresos. Por un lado, la carpeta de defensa ha sido uno de los obstáculos principales de la negociación. A falta de conocer la cifra final, desde el entorno de Unidas Podemos se asegura que el gasto destinado a esta partida no ha entrado, finalmente, en el techo de gasto, de forma que sería inferior a aquello que en un principio habría querido el PSOE. Por el otro, las cuentas públicas incorporarán algunas de las medidas fiscales que el ejecutivo de Pedro Sánchez ya presentó la semana pasada, como grabar más las rentas altas de capital. "Los ingresos tienen que venir de quien más tiene", ha recalcado Rodríguez.

Gasto social

En términos sociales, en estas cuentas públicas, que incorporan 266.189 millones de euros en gasto social, seis de cada diez euros se destinarán a este ámbito. Si se incluyen los fondos europeos, la partida en gasto social crece hasta los 274.445 millones de euros. El acuerdo entre los dos socios de la coalición para la aprobación de estos presupuestos incluye "el impulso" de la ley de familias antes de que acabe el mes de octubre y nuevas prestaciones que se vincularán a la norma, según Unidas Podemos.

Así pues, una posible ampliación de las prestaciones y, por lo tanto, de su coste en esta norma estará vinculada a los presupuestos. Unidas Podemos ha anunciado que la ley de familias incluirá nuevos permisos para la conciliación: permiso para cuidadoras, para atender circunstancias familiares imprevistas o un nuevo permiso paternal de 8 semanas. También una prestación para la crianza de 100 euros al mes para familias con menores de 0 a 3 años más allá de las madres con contratos laborales. Esta ayuda, sin embargo, no será universal. Además, se asimilan las familias monomarentales con 2 hijos a las ayudas de la actual categoría de familias numerosas.

También en gasto social, aumenta el Ingreso Mínimo Vital en relación con la inflación, como las pensiones, y el importe mínimo del IPREM que cobran los hogares más vulnerables se situará en 600 euros mensuales a partir del 1 de enero de 2023. Actualmente, el importe mínimo es de 537 euros. En cuanto a la dependencia, se reforzará con 600 millones de euros el plan de choque en dependencia del gobierno español. Un dinero destinado a la reducción de las listas de espera, así como a la mejora de las condiciones laborales del sector.

Finalmente, para las personas desocupadas se recupera el 60% de la base reguladora desde los 6 meses de prestación (ahora estaba al 50%). Este cambio afectará a unas 300.000 personas y tendrá un coste por prestación entorno a unos 100 euros de media, según datos del ministerio de Trabajo.

Sueldos públicos y pensiones

Los presupuestos del año que viene también incorporan el aumento salarial de los funcionarios (3,5%) para el 2023 después del acuerdo entre el gobierno y dos de los sindicatos más representativos (CCOO y UGT). Este incremento afectará a casi 3 millones de empleados públicos. En cuanto a las pensiones, el gobierno las actualizará con el IPC. El incremento concreto se conocerá a finales de noviembre cuando se sepa la inflación del mes de octubre y noviembre, pero el gobierno de España calcula que con los datos actuales en la mano será de un 8,5%.

Nuevas previsiones de crecimiento

Con todo, los presupuestos llegan con una revisión del cuadro macroeconómico. El gobierno español estima que la economía crecerá un 2,1% en 2023. Se trata de un recorte de seis décimas (el segundo recorte en lo que llevamos de año) en comparación con la última previsión de crecimiento del PIB publicada en julio (2,7%).

La ministra de Economía, Nadia Calviño, también ha anticipado que para este 2022 el ejecutivo estima que el PIB crezca un 4,4%, es decir, una décima más de lo previsto en verano (4,3%) e incluso ha abierto la puerta a ser más optimistas: "Es un crecimiento prudente porque los datos son incluso más positivos", ha dicho. De hecho, queda por conocer el crecimiento del PIB del tercer y cuarto trimestres. El gobierno español, pues, sostiene que el crecimiento económico este 2022 será "fuerte". Parte de esta buena evolución se vincula al mercado laboral, que, en palabras de Calviño, ha "sufragado las variaciones cíclicas" de la economía. De hecho, el gobierno prevé que la tasa de paro en 2023 se sitúe en un 12,2%.

En cuanto al déficit para el conjunto de las administraciones públicas, la tasa de referencia es del 3,9% del PIB para el 2023, es decir, más de un punto por debajo en comparación con el 2022 (5%).

stats