Elecciones en Madrid
Política 08/04/2021

Un acto de Vox en Vallecas acaba con heridos y manifestantes detenidos

Abascal copia la táctica de provocación de Cs en Catalunya en un barrio donde la derecha es residual

3 min
Càrregues policiales contra manifestantes en un acto de Vox
Disponible en:

MadridVox corre el riesgo de ver frenado su ascenso fulgurante en las elecciones en Madrid del 4 de mayo por la atracción que provoca Isabel Díaz Ayuso, y este miércoles ha querido dar un golpe de efecto con la presentación de su candidatura. No por los miembros de su lista, sino por el lugar que ha elegido: la plaza Roja del distrito Puente de Vallecas, territorio de las izquierdas. En las elecciones del 26 de mayo del 2019 el PSOE y Más Madrid se repartieron la victoria en prácticamente todas las secciones censales, mientras que Vox quedó en última posición. "Vallecas también es nuestra", ha proclamado el líder del partido de extrema derecha, Santiago Abascal, antes de que la Policía Nacional empezara a cargar duramente contra los manifestantes antifascistas que se habían acercado para hacer frente a Vox. Ha habido enfrentamientos con la policía que han acabado con dos personas detenidas y un agente herido. Además, los servicios de emergencias médicas han atendido a 13 personas más.

La táctica ahora utilizada por Vox en Madrid es conocida en Catalunya: en los últimos años, en varias contiendas electorales, Cs ha organizado mítines en poblaciones como Amer -municipio natal de Carles Puigdemont- o Torroella de Montgrí -de donde es originaria la ex consellera Dolors Bassa-, feudos inequívocamente independentistas. Por el 14-F Vox quiso hacer un acto en Vic que también acabó con disturbios. Inés Arrimadas no ha hecho ninguna referencia al acto, pero sí la vicealcaldesa madrileña y dirigente de Cs Begoña Villacís, que ha subrayado que en Vallecas "no se va de excursión", sino a hacer propuestas.

Después de pronunciar las primeras palabras, Abascal ha bajado de la tarima que había instalada para acercarse donde estaban los manifestantes. "18 pasos solo", se ha quejado sobre la poca distancia que ha tenido que recorrer, y después ha proclamado que Fernando Grande-Marlaska es un "ministro criminal" por haber permitido que le lanzaran objetos. En cuestión de minutos ha pasado de criticar al titular de Interior a gritar "¡Viva la Policía Nacional".

El partido de extrema derecha ha conseguido la performance que buscaba: el acto ha sido constantemente interrumpido y Abascal ha informado a los pocos simpatizantes de Vox -un centenar aproximadamente- de que la portavoz en el Congreso, Macarena Olona, se estaba poniendo en contacto con el ministerio del Interior para que tomara algún tipo de decisión sobre lo que estaba pasando. "No ha contestado al teléfono. Solo ha ordenado una carga en este lado, también podría haber habido uno en el otro lado", ha dicho. Los antidisturbios han intentado alejar progresivamente de la zona a los antifascistas, mientras estos lanzaban botellas y piedras. "No podemos hablar con libertad", ha continuado Abascal entre aplausos de los asistentes. En su discurso ha combinado mensajes hacia sus simpatizantes y hacia los que han ido a protestar, de los que se ha burlado por el hecho de que Pablo Iglesias haya abandonado Vallecas y se haya trasladado a un chalé en Galapagar.

Llamamiento a hacer el vacío del PSOE, Más Madrid y Podemos

Colectivos vecinales habían hecho un llamamiento a boicotear el acto y esta mañana el barrio se había despertado con pancartas donde se podía leer "Vox non grato" , "Fuera fascistas de nuestros barrios" y "Pintando esta pancarta ya hemos trabajado más que tú" junto a una cara de Abascal tachada. En cambio, el PSOE, Más Madrid y Podemos se han mostrado partidarios de hacerles el vacío en un comunicado conjunto en el que pedían no asistir a un acto "provocador" para no dar a Vox "más publicidad". En el escrito, han recordado que la encuesta del CIS de este lunes auguraba un 5,4% de apoyos para el partido de extrema derecha, solo cuatro décimas por encima de la barrera necesaria para obtener representación.

A pesar del llamamiento de los partidos de la izquierda, Podemos ha salido rápidamente a mostrar su apoyo a los manifestantes. "Hoy los ultras de Vox han ido a provocar violencia en Vallecas", ha tuiteado Iglesias, que ha enlazado una serie de mensajes en los que aseguraba que son los "ultras" los que lanzan objetos a los vecinos y Abascal "rompe el cordón policial con sus esbirros para provocar una carga". "Vox seguirá haciendo apología del terrorismo, reivindicando el franquismo y promocionando la violencia. Y lo hará con el apoyo del PP", ha añadido.

Por el contrario, Isabel Díaz Ayuso y otros dirigentes del PP han expresado su apoyo a Vox. "Todo mi apoyo ante los ataques intolerables sufridos en Vallecas. Madrid es de todos. También, en un momento en el que la extrema izquierda se derrumba en los barrios que creían suyos. Madrid es libertad", ha piado la presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid.

stats