Política 11/06/2021

Aragonès reclama una "oportunidad" para el diálogo con el Estado frente a otras vías

Evita criticar la unilateralidad pero defiende una "etapa de negociación" con el gobierno español

2 min
La síndica de Aran, Maria Vergés, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

BarcelonaEl debate sobre la unilateralidad se ha vuelto a instalar en la política catalana después del intercambio de opiniones que esta semana y a través del diario ARA han mantenido ERC, la CUP y JxCat. La discusión gira alrededor de sI es una alternativa viable para el independentismo, sobre todo en esta legislatura que acaba de empezar. Este viernes ha fijado posición el president de la Generalitat, Pere Aragonès. Ha evitado hacer una mención explícita a la vía unilateral, pero sí que ha reclamado a los ciudadanos y a los partidos que le den una "oportunitat" para centrarse en la vía dialogada que propugna él y su partido, Esquerra.

El diagnóstico del president es que, con su llegada a la plaça Sant Jaume y la predisposición del PSOE, existe el marco adecuado para intentar resolver el conflicto político a través de "una etapa de diálogo y negociación" entre el Govern y el Estado. Ha admitido que esto puede generar más de un "escepticismo lógico" por todos los años de enfrentamientos que acumulan las dos administraciones, pero ha reclamado no desistir todavía. "Ahora tenemos una oportunidad y me gustaría que nos centráramos en la oportunidad", ha afirmado en declaraciones a los medios en el marco de una visita al Alt Pirineu y Aran.

En esta etapa de diálogo, que tiene que empezar este mes con una reunión entre él y Pedro Sánchez y tendría que continuar con la reactivación de la mesa de diálogo, el Govern pondrá como propuestas la amnistía y la autodeterminación, ha vuelto a insistir Aragonès. De hecho, la semana que viene el president catalán se reunirá con todos los grupos parlamentarios y les pedirá una aval en esta posición. "Pido a todo el mundo que aboquemos los esfuerzos en esta etapa para conseguir los objetivos más ambiciosos", ha recalcado.

Por lo tanto, ahora mismo para Aragonès la unilateralidad no es una opción, a pesar de que difícilmente lo puede decir muy alto teniendo en cuenta que es una posición que incomoda a su socio de Govern, JxCat, y a su socio parlamentario, la CUP. Así, el president catalán se centra en asegurar que el diálogo con el Estado es posible y que por él no será. "Mi obligación es aprovechar al máximo esta etapa", ha concluido.

Relacions con Aran

Aragonès ha querido que su segunda reunión institucional como president, después de la que celebró con la alcaldesa Ada Colau, fuera con la síndica de Aran, Maria Vergés, y el pleno del Consejo General. El president ha prometido que su Generalitat reconocerá "la singularidad nacional" de este territorio y que el aranés se convertirá en una "llengua de trabajo" de las instituciones catalanas. De hecho, se ha disculpado por no poder hablarlo con fluidez y ha asegurado que él será el primero en "dar ejemplo".

stats