Política 08/06/2021

Sànchez acusa a Junqueras de "tutelar" a Aragonès y afirma que no se puede renunciar a ninguna vía pacífica

El secretario general de Junts responde al líder de ERC que el 1-O no fue un "error" y le reprocha "giros" de guion

3 min
Pere Aragonès y Jordi Sànchez en la presentación del acuerdo de gobierno.

BarcelonaEl artículo de Oriol Junqueras publicado ayer en el ARA en el que avalaba los indultos y cuestionaba la vía unilateral ha abierto un debate intenso dentro del independentismo. No solo la CUP ha contestado al líder de Esquerra que "no se puede renunciar" a desobedecer al Estado, sino que el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, también ha enmendado el planteamiento de Junqueras en un artículo publicado este martes en el ARA. Le responde con tres ideas: que la carta de Junqueras es una "tutela" al president, Pere Aragonès, porque le limita la "capacidad de acción" –en alusión a la posibilidad de emprender la unilateralidad–; que el 1 de Octubre no fue un "error" ni ningún acto "ilegítimo", y que la apuesta por la "negociación y el acuerdo" no tiene por qué conllevar la "renuncia a otras vías democráticas y pacíficas".

"La carta firmada por Junqueras traza un espacio de juego que limita la capacidad de acción del president en el liderazgo que se espera de él. No es bueno para la institución de la Generalitat que un exvicepresidente quiera tutelar el actual president pero en todo caso hay que dejar claro que la decisión personal expresada en una carta no tiene la fuerza de modificar el acuerdo de legislatura entre ERC y Junts", afirma Jordi Sànchez, recordando que el acuerdo de legislatura entre los dos partidos incluye plantear la amnistía y la autodeterminación al gobierno español y "rediseñar la mejor estrategia" para encarar un "nuevo embate democrático" si el "diálogo se vuelve estéril".

La acusación de tutela es un dardo envenenado que el de Junts devuelve a Esquerra después de los tres meses de negociación agónicos de la investidura. Durante las conversaciones, una de las acusaciones de los republicanos fue la voluntad del ex president Carles Puigdemont de querer controlar a Aragonès y fijar la estrategia independentista desde Waterloo. Un planteamiento que desde Junts siempre han negado y que ahora atribuyen a Junqueras por haber fijado su marco de juego político en la carta del lunes.

Reproches por el "giro" de Esquerra

En la carta que el líder de ERC hizo pública tendía la mano a los que se sintieron "excluidos" del 1 de Octubre, una afirmación que Sànchez también responde: "Ciertamente, tenemos que trabajar para incorporar a este sector de la ciudadanía a una solución democrática, pero no podemos quedar atrapados en el imaginario de que solo cuando el 100% de la población considere legítimo el ejercicio de autodeterminación se podrá dar [...]. Por lo tanto, toda la mano tendida pero sin esperar unanimidades imposibles en sociedades abiertas como la catalana".

Constata que la "presión para salir de la prisión es grande" –en alusión a los indultos–, pero añade que hay que "preservar aquello que políticamente explica lo que es hoy el independentismo", en referencia al referéndum de 2017.

Jordi Sànchez aprovecha la carta para reprochar a Esquerra el "giro" que asegura que ha dado desde hace tres años. Cree que todas las estrategias –diálogo y confrontación– son compatibles, hasta el punto de que opina que el referéndum del 1 de Octubre fue "concebido más para forzar al gobierno español a abrir una vía de diálogo para lograr un referéndum acordado" que para "proclamar efectivamente la independencia" –a pesar de la aprobación de las leyes de desconexión en el Parlament–. En este sentido, Sànchez acusa a los republicanos de protagonizar "giros de guion y algunas afirmaciones que de facto se convierten en una revisión radical de aspectos esenciales del pasado reciente del independentismo".

De hecho, los responsabiliza de "no saber aguantar la presión" del Estado a partir del 16 de octubre de 2017 –cuando lo encarcelaron a él y a Jordi Cuixart– y "empujar la vía de la mediación y el deseado diálogo por el precipicio, esgrimiendo 155 monedas de plata". El secretario general de Junts hace referencia a los días previos en la declaración de independencia de 2017, cuando el entonces president, Carles Puigdemont, debatía internamente al Govern si hacer elecciones o llevar la proclamación de la República al Parlament. Una vez Puigdemont había decidido convocar elecciones, el jefe de filas de Esquerra, Gabriel Rufián, tuiteó "155 monedas de plata", una afirmación que se entendió como una acusación de traidor hacia el exjefe del ejecutivo. Finalmente, el 27 de octubre de 2017 se proclamó la independencia en la cámara y no se aplicó.

stats