Política 18/01/2021

Críticas a Iglesias por comparar a Puigdemont con los exiliados del franquismo

Asens replica al PSOE que el gobierno español tendría que decidir sobre los indultos antes del 30-M

Ara
4 min
Pablo Iglesias en el congrés dels diputats en el debat per la cinquena pròrroga de l'Estat d'Alarma

BarcelonaLa comparación que hizo este domingo el vicepresidente del gobierno español y líder de Podemos, Pablo Iglesias, entre los exiliados del Procés, como el ex president Carles Puigdemont, y los exiliados del franquismo ha traído cola. La polémica arranca cuando en la entrevista a La Sexta de este domingo por la noche se le preguntó si consideraba a Puigdemont un "exiliado" y si creía que era comparable su situación con la de los republicanos exiliados durante el franquismo. "Pues lo digo claramente, creo que sí. Y esto no quiere decir que yo comparta lo que hizo", respondió Iglesias. Ante estas afirmaciones, las críticas han llovido por parte de la triple derecha, el PP, Cs y Vox, pero también de sus socios de gobierno en el Estado, el Partido Socialista.

El ministro de Sanidad y candidato del PSC en las próximas elecciones, Salvador Illa, ha asegurado que Carles Puigdemont "incumplió la ley y tomó decisiones que no podía tomar", y ha subrayado que todos los dirigentes políticos tienen la obligación de respetar "el marco de convivencia" que permite "defender proyectos" como el independentista. Más contundente ha sido la vice primera secretaria del PSC, Eva Granados, que ha querido replicar a Iglesias que el "fugitivo de la justicia" es el ex president de la Generalitat y lo ha acusado de "banalizar" el exilio de los republicanos que huían del franquismo.

Las críticas más duras, sin embargo, han llegado por parte de la triple derecha. Desde los populares, la diputada Cayetana Álvarez de Toledo ha acusado a Pablo Iglesias de "difamar" a los exiliados del franquismo: "A este ritmo no lo volverá a votar ni su padre", ha dicho. Álvarez de Toledo ha aprovechado la polémica para volver a referirse al padre de Iglesias, de quien aseguró, en unas acusaciones que acabaron en los tribunales, que había formado parte del FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriota). El líder del PP en Catalunya, Alejandro Fernández, también ha lamentado que los socialistas que critican las palabras de Iglesias no lo echen del gobierno y ha descrito, en un mensaje en Twitter, al vicepresidente español como un "caballo de Troya que pretende destruir la democracia y ya ni disimula".

Por su parte, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha pedido al presidente español, Pedro Sánchez, que desautorice a Iglesias por haber "insultado gravemente" a los exiliados republicanos y la democracia. "Es un insulto no solo a nuestra democracia y a nuestro país sino sobre todo a los exiliados de verdad que tuvieron que irse porque su vida corría peligro por defender la libertad de nuestro país", ha dicho Arrimadas en rueda de prensa. La líder de Cs ha vuelto a cargar otra vez contra Puigdemont, a quien ha descrito como un "huido que huía de la justicia después de cometer gravísimos delitos". También se ha añadido a las críticas el portavoz de Vox, Jorge Buxadé, que ve "horribles" las palabras de Iglesias y ha negado un "juicio político" a Puigdemont.

Podemos cierra filas con Iglesias

Podemos se ha negado a rectificar, y su portavoz, Isa Serra, ha defendido que Iglesias describiera a Puigdemont como exiliado. "La RAE dice que un político que ha salido del país por defender determinados planteamientos políticos es un exiliado", ha destacado en rueda de prensa. Y ha añadido: "Comparar dos cosas no quiere decir que sean iguales ni equiparar el sufrimiento de las víctimas del franquismo". Los comunes también han cerrado filas con el líder de Podemos, y han aprovechado para subrayar la "posición nítida del vicepresidente en defensa de la libertad" de los líderes independentistas.

En este sentido, el portavoz de la formación, Joan Mena, ha acusado al PSOE de "dilatar" la reforma del delito de sedición, que permitiría liberar a los presos. Además, el presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, también ha replicado a los socialistas su posición sobre los indultos. Asens ha asegurado que el gobierno español tendría que decidir sobre esta medida de gracia antes de las elecciones del 30 de mayo, a pesar de que esto no entra dentro de los planes de la Moncloa. En una entrevista a TV3, Asens ha dicho que hay "una parte del gobierno que trabaja para el regreso de los exiliados" y "otra que no lo ve tan claro y que pone excusas" por "cálculos electorales".

JxCat y ERC le piden que pase de las palabras a los hechos

Desde JxCat, la portavoz Elsa Artadi ha agradecido la "sinceridad" de Iglesias. "Si está en el exilio es porque en España tenemos una justicia que no es independiente. Se fue porque sabe que la justicia independiente de Europa no persigue ideas políticas", ha afirmado Artadi en rueda de prensa, que también ha instado a Iglesias a pasar de las palabras a los hechos. En la misma línea, el vicepresidente del Govern y candidato de ERC, Pere Aragonès, ha pedido a Iglesias que tenga más que "palabras" con los presos. "Estoy de acuerdo con Iglesias, pero con estas palabras tiene que haber consecuencias", ha expresado Aragonès.

También se ha referido a las palabras de Iglesias el propio Carles Puigdemont en un mensaje en Twitter. "La criminalización y la deshumanización de los disidentes políticos es una actitud incompatible con la democracia. Pablo Iglesias se ha desmarcado de esta narrativa", ha afirmado. Puigdemont, además, ha avisado de que las palabras del vicepresidente "no lo hacen cómplice" de la estrategia independentista, sino que ha defendido que lo que intenta Iglesias es "resolver los conflictos políticos por la vía de la política".

stats