Poder judicial
Política 10/10/2022

La cúpula judicial discute ahora quién tiene que relevar a Lesmes

El Supremo defiende que lo sustituya el presidente de su sala primera, mientras que vocales del CGPJ proponen al integrante de más edad

3 min
El magistrado del Tribunal Supremo Francisco Marín

Madrid / BarcelonaLa dimisión de Carlos Lesmes ha abierto rápidamente el debate sobre quién tiene que sustituirlo. El todavía presidente del Consejo General del Poder Judicial encargó un informe al gabinete técnico del órgano de gobierno de los jueces, que propuso que el presidente de la sala primera y vicepresidente del Tribunal Supremo, Francisco Marín Castán, ocupara los cargos de presidente del CGPJ y del Supremo. Inicialmente, el propio Lesmes había señalado una bicefalia: Marín presidente del Supremo; y el vocal de más edad del CGPJ, Rafael Mozo, presidente de esta institución. Lo avala un informe de 2019 de los letrados del CGPJ, y ahora algunos vocales defienden esta vía. De hecho, han pedido que en el pleno de este jueves se vote quién tiene que relevar a Lesmes. Fuentes consultadas por Europa Press alertan de que si hay un pulso por esta cuestión, podría acabar judicializado en la sala de lo contencioso administrativo del Supremo y se abriría una "crisis constitucional sin precedentes".

El informe que avalaba a Marín para ocupar los dos cargos recibió el visto bueno de la comisión de gobierno del Tribunal Supremo, y Lesmes lo presentó en el pleno del CGPJ, pero fuentes consultadas advierten de que no se votó. Ahora algunos vocales quieren presentar batalla para que no sea alguien de fuera quien asuma las funciones de la presidencia y, según fuentes consultadas, es una opinión que comparten miembros de los dos sectores. Mozo, propuesto por el PSOE, no ha tenido problemas para criticar la reforma legal del gobierno español que limita las competencias del CGPJ a la hora de hacer nombramientos mientras está en funciones. Es miembro de Jueces por la Democracia, asociación judicial progresista que esta mañana ha apostado por que el resto de vocales del CGPJ también dimitan.

Marín, número 1 de su promoción

Marín Castán (Segovia, 1952) fue designado en 2014, por amplia mayoría, como presidente de la sala de lo civil del Tribunal Supremo. El magistrado ingresó en la carrera judicial en 1977 como número 1 de su promoción. Su primer destino, según recoge el perfil publicado en la web de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV), fue el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de la Roda (Albacete) entre enero del 1978 y el febrero del 1980. Precisamente, Marín está considerado prácticamente como cofundador de la asociación, de la cual fue portavoz durante los años 1988 y 1989. La AJFV destaca su “carácter amable y cercano”, pone el foco en su “gran prestigio profesional” y elogia la “claridad, proximidad y facilidad con la que transmite conocimientos de forma amena".

Su segundo destino fue el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de San Roque (Cádiz), donde estuvo hasta 1981, año en el que ascendió a la categoría de magistrado y ocupó plaza en el juzgado de instrucción número 3 de San Sebastián hasta marzo de 1982. En abril de ese mismo año Marín entró en la Audiencia Provincial de Huelva y en 1992 dio el salto a la de Madrid, pero solo durante unos meses, porque pasó a ejercer en la Sección 21ª. Poco después formó parte del Gabinete Técnico de Información y Documentación del Supremo y desde ahí fue promovido a la categoría de magistrado del alto tribunal.

El vínculo de Marín con la justicia y el Supremo se extiende a su árbol genealógico. Un tío bisabuelo suyo ya llegó a presidir este órgano y su padre fue magistrado y catedrático de Derecho Civil. El hermano de Marín, además, es fiscal jefe de la Sala Militar del Tribunal Supremo y su hija y su yerno también son magistrados. Su hijo es abogado especialista en propiedad intelectual e industrial.

stats