Debat presupuestario
Política 09/11/2021

El debate interno decanta a la CUP hacia la enmienda a la totalidad a los presupuestos

Poble Lliure se abstendrá en la votación y tampoco defenderá que se dejen tramitar

4 min
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, con Eulàlia Reguant y Carles Riera, de la CUP.

BarcelonaSi en la última consulta de la CUP la militancia avaló el preacuerdo con ERC y la investidura de Pere Aragonès con el 59,31% de los votos, pero con un 38,5% en contra y un 2,1% en blanco, la votación de este fin de semana sobre presentar o no enmienda a la totalidad a los presupuestos podría tener unos resultados mucho menos ajustados. A pesar de la confianza, cuando menos en público, de ERC y de Junts de conseguir el apoyo de la CUP a las cuentas que se presentarán este martes, el debate interno acerca a la formación anticapitalista a oponerse incluso a tramitarlos porque las organizaciones más proclives a sustentar la mayoría independentista tampoco ven con buenos ojos el proyecto de presupuestos.

A la espera de si llega una última contrapropuesta del ejecutivo que los aboque a replantearse su posicionamiento, ninguno de los actores que configuran la candidatura defiende las cuentas. Una cuestión que se tiene que dirimir este fin de semana, como avanzó el ARA, con una votación en la que tomará parte toda la militancia de la formación y de las organizaciones que apoyan a la candidatura. El mal ambiente de los cuperos con el Govern por la falta de concreciones en algunos ámbitos se traslada a todas las organizaciones que configuran la lista, incluso a las que han mantenido posiciones más transversales a favor de la unidad de los partidos independentistas. Es el caso de Poble Lliure (PL) o de Constituents per la Ruptura (CxR).

Según ha podido saber este diario, Poble Lliure, firme defensora de la asunción de responsabilidades y que antes y después de las elecciones puso encima de la mesa la necesidad de abrir el debate sobre la entrada de la CUP en el ejecutivo, se abstendrá en la votación interna y no se posicionará en contra de presentar enmienda a la totalidad. Esta decisión se verá reflejada en las territoriales donde tiene más peso como las del Maresme-Barcelonès Nord, Nord Oriental (Gironès y comarcas próximas) o Vallès Oriental, que el sábado durante la Coordinadora Oberta Parlamentària (COP) ya se posicionaron con vehemencia a favor de la enmienda a la totalidad.

"No podemos tapar nuestra inacción [la de la CUP] con una enmienda a la totalidad, pero la propuesta que presenta ERC es inaceptable y no queremos avalar el barrizal al que nos quiere llevar porque no hay ningún adelanto social ni nacional destacable", denuncia un dirigente de Poble Lliure, que confirma que se decantarán por la abstención en la votación. "ERC se contradice porque no se puede ensanchar la base con las políticas sociales y ambientales de antes que favorecen a los de siempre", añade este miembro de PL. A pesar de esto, lamenta que la dirección de la CUP le siga poniendo "las cosas fáciles" y "no tome la iniciativa haciendo propuestas sólidas y por la mayoría" mientras advierte de que "abandonar la negociación y regalarle la centralidad al PSC también es un error". En este sentido, admite que abstenerse hará que "muy probablemente" la enmienda a la totalidad a las cuentas prospere, a pesar de que la CUP sopesa incluir una pregunta árbol en la votación que permitiría la opción de seguir negociando a pesar del no a la tramitación. Constituents per la Ruptura (CxR), que también defiende la unidad de acción con ERC y Junts, también es contraria a su tramitación. "Con lo que tenemos encima de la mesa es muy complicado porque no se está cumpliendo el acuerdo de investidura que es de mínimos", expone su coordinador, Eduard Juvé, que confía en "un gesto" del Govern.

Endavant, a favor de la enmienda

Si Poble Lliure y las territoriales en las que está arraigado este partido abogan por la abstención, la enmienda a la totalidad será una realidad porque Endavant, el otro gran sector de la CUP, defenderá que no se tramiten. Así lo revela su portavoz, Lluc Gayà, a este diario: "Nos oponemos a su tramitación y a su aprobación porque no incluye la ruptura con el Estado ni con el marco social vigente", remarca antes de denunciar que están "muy lejos de los principios del acuerdo de investidura". Una oposición rotunda a la tramitación a la que también se suma Lluita Internacionalista por los "incumplimientos del pacto con ERC" y por el "apoyo de los republicanos a unas cuentas del Estado que entregan los fondos europeos a las empresas del Íbex-35", según denuncia Esther del Alcázar. Muriel Rovira, coordinadora general de Pirates de Catalunya, también muestra su "escepticismo" con las cuentas por no recoger los compromisos a los que llegó la CUP con ERC.

A pesar de las advertencias del grupo parlamentario de la CUP, los dos socios del Govern todavía confían en recibir el aval de la formación asamblearia. ERC y JxCat han reiterado que, de momento, no se plantean ningún otro escenario que no sea el de aprobar los presupuestos con los anticapitalistas. "Las negociaciones llegarán a buen puerto", ha dicho la portavoz republicana, Marta Vilalta, convencida de que "hay margen para el entendimiento". Desde JxCat, su portavoz, Elsa Artadi, ha subrayado que "el único escenario" es un pacto con la CUP que revalide la mayoría absoluta independentista en el Parlament. Sobre la consulta de la CUP, las dos han señalado que respetan "los procesos internos de cada formación" y que trabajarán para obtener su apoyo. "Nuestros esfuerzos se centran en llegar a un entendimiento con la CUP porque es con quien acordamos la investidura", ha destacado Vilalta antes de sentenciar que no piensan abrir conversaciones con el PSC o con los comuns. "Con quien negociamos es con la CUP", ha concluido.

stats