Política 20/04/2021

Torra: "No puedo entender el aval de la CUP a un acuerdo con ERC que nacionalmente no aclara nada"

El ex 'president' asegura que le hubiera gustado "tener al lado a Pere Aragonès" en la gestión de la pandemia

3 min

Antoni Bassas conversa con el ex president de la Generalitat Quim Torra, que acaba de publicar el libro Les hores greus. En este libro Torra explica cómo vivió la presidencia de la Generalitat y la pandemia en un relato lleno de desavenencias con el Estado y el Govern, pero durante la entrevista el ex president no solo ha relatado esta experiencia sino que ha dado su opinión sobre el estado de las negociaciones entre Esquerra, Junts per Catalunya y la CUP. "No puedo entender el aval de la CUP a un acuerdo con ERC que nacionalmente no aclara nada", ha sentenciado Torra, que considera que ahora mismo no hay una hoja de ruta hacia la independencia en consonancia con el más del 50% de los votos a favor de la República Catalana de las elecciones del 14 de febrero.

Según Torra, la vía pactada ya es un camino frustrado y ha vaticinado que la mesa de diálogo, que han pactado los cuperos con los republicanos y que negocian con Junts, no dará frutos. "Fracasará", ha advertido, recordando que el independentismo en 2015 ya dio por muerta esta vía y Junts pel Sí llevaba la declaración de independencia en el programa electoral. "¿Ya no nos acordamos de esto?", se ha preguntado Torra, dirigiéndose, sobre todo, a Esquerra, a quien ha criticado el discurso de "no somos suficientes" o "no tenemos suficiente fuerza". "Yo creo que sí podemos tumbar al régimen", ha asegurado el ex president, y apuesta por la unilateralidad para hacerlo.

Según Torra hay un camino que no se ha intentado que es el de "defender" la república, en el sentido de intentar implementarla a través de una "desobediencia masiva". "Yo sé que en un caso así mis hijos, mi mujer y yo estaríamos en la calle", ha afirmado, admitiendo también que se expondrían a la reacción del Estado.

Gestión de la pandemia: "Me gustaría haber tenido a Aragonès a mi lado"

En relación a la pandemia, Torra ha relatado la dureza de las primeras semanas del coronavirus y cómo vivió la situación confinado en la Casa dels Canonges. "A través de una pantalla me relacioné con el país", ha dicho, recordando también que estuvo infectado y aislado para evitar contagios. "Sentía una responsabilidad inmensa como autoridad del país y [...] había momentos de angustia muy profunda", ha descrito el exjefe del ejecutivo, "las muertes de la gente mayor me afectaron muchísimo", ha admitido, remarcando que necesitó ayuda psicológica. "Lloraba mucho", ha confesado.

Para Torra, la vejez se merece un "enorme respeto" y lo impactó "mucho" que "se estuviera muriendo" de esa manera. En estos momentos de gestión de la pandemia, Torra ha admitido que le hubiera "gustado tener al lado" al vicepresidente, Pere Aragonès, para "ayudarlo", puesto que -como dice en el libro- tuvo la sensación de que actuaba desde la "pasividad" durante los primeros meses de crisis del coronavirus. Aun así, ha invitado a otros dirigentes que estuvieron dentro del gobierno a hacer también sus memorias durante el 2020: "Que cada uno explique su verdad".

La pandemia es sin duda lo que más ha marcado a Torra durante su presidencia y por eso ha explicado que ahora se quiere dedicar, como ex president, a "reflexionar" sobre "el mundo después del coronavirus". Ha citado varios objetivos a los que quiere dedicar "esfuerzos": la situación de los campesinos, la conservación del territorio o la emergencia de la lengua catalana.

stats