PARTIDOS POLÍTICOS
Política 10/05/2022

Así es la ejecutiva pactada entre Borràs y Turull para pilotar Junts

De Dalmases, Madaula, Rius y Erra optan a las vicepresidencias, y el 'conseller' Giró entra en la ejecutiva

4 min
La presidenta del Parlamento , Laura Borràs, y el ex consejero Jordi Turull en la rueda de prensa

BarcelonaAcuerdo entre el exconseller Jordi Turull y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, para presentar una candidatura conjunta en el congreso que Junts celebrará el 4 de junio en Argelers (Catalunya Nord). Los dos han comparecido este martes al mediodía para presentar su candidatura: Laura Borràs optará a la presidencia del partido y Jordi Turull a la secretaría general. Ayer de madrugada llegaron a un acuerdo para compartir el poder en la dirección: se hará una reforma de los estatutos para que la presidencia tenga más competencias –era una de las condiciones de Borràs para aceptar el cargo y no optar a la secretaría general– y se han consensuado los nombres de la dirección. "Somos los padres y los hijos del 1 de Octubre", ha proclamado Turull durante la comparecencia de prensa que han ofrecido para presentar la lista de nombres, y Borràs ha calificado de "muy buen acuerdo" y de una "oportunidad" su proyecto para Junts.

La candidatura a la presidencia se presenta con cuatro vicepresidencias, mientras que el cargo de secretario general va acompañado de veinte personas más. En todo caso, los nombres se han repartido al 50% entre los dos. Hay dos nuevas vicepresidencias que serán para Francesc de Dalmases y Aurora Madaula –propuestas por Borràs– y seguirán Josep Rius y Anna Erra. En la secretaría de organización se releva a David Saldoni y se sitúa al regidor de JxCat de Badalona, David Torrents –de la confianza de la presidenta del Parlament–, mientras que Teresa Pallarès seguirá como secretaria de finanzas del partido.

En cuanto a los miembros de la ejecutiva, hay que destacar la entrada del conseller de Economía Jaume Giró que, a pesar de no haberlo anunciado desde el partido, aseguran que "hace meses" que se había afiliado a él. También optan a formar parte de la dirección las conselleres Gemma Geis y Violant Cervera; los diputados Míriam Nogueras, Joan Canadell, Cristina Casol, Jaume Alonso Cuevillas, Jordi Fàbrega, Mònica Sales, Marta Madrenas, David Saldoni, Ester Vallès, Salvador Vergés y Glòria Freixa, y también los exconsellers Miquel Samper y Damià Calvet; además del delegado en las comarcas de Barcelona Toni Morral, Aleix Sarri, Montserrat Caupena y Montserrat Girbau. En cambio, el presidente del grupo parlamentario de Junts y próximo a Puigdemont, Albert Batet, ha quedado fuera de la ejecutiva, pero podría ser miembro nato, así como el vicepresidente, Jordi Puigneró, y el resto de los consellers del Govern.

Turull aspiraba a ser secretario general y Borràs, más allá de los cargos, quería garantizarse el control del partido. Es decir, ser presidenta de la formación –como han reclamado más de 200 miembros del partido en un manifiesto promovido por el exconseller– iba condicionado a tener dirigentes afines a ella dentro de la dirección de Junts y a una modificación de los estatutos que ampliara los poderes de la presidencia y que se tendrá que concretar en julio, en la segunda parte del congreso de JxCat. La clave, pues, ha sido la negociación de los nombres que formarán la cúpula del partido y el peso de cada una de las familias dentro de la dirección. Durante la comparecencia, Turull y Borràs han asegurado que ha sido "facil" ponerse de acuerdo y han restado importancia de la reforma de los estatutos para ampliar las competencias de la presidencia. ¿En qué se diferenciará, pues, su rol? Turull ha contestado, irónicamente, que "una será más alta y el otro más bajo", asegurando que no hay problemas en este sentido y que todas las decisiones se tomarán de mutuo acuerdo.

Alianzas

Turull y Borràs representan almas diferentes de Junts, intrínsecas al partido y a la vez fuente de conflicto. Apoyan a Turull una mayoría de los cargos ex-CDC y la mayoría de dirigentes del Govern (que muchas veces son más pragmáticos que el mismo exconseller), además de la familia del también exconseller Josep Rull –como Calvet–; el hasta ahora secretario general, Jordi Sànchez, y el presidente del grupo parlamentario, Albert Batet. En cambio, el apoyo de Borràs pasa por su entorno más próximo en el Parlament: los diputados Francesc de Dalmases, Jaume Alonso Cuevillas y Aurora Madaula, además de la simpatía que suscita entre la militancia.

En las últimas horas el tándem Borràs-Turull ha intentado una síntesis de sensibilidades para poder presentar una propuesta de dirección compartida, pero a nadie se le escapa que tarde o temprano tendrán que afrontar qué quieren para Junts. Y, sobre todo, qué prevén hacer de cara a los retos más inmediatos. Por ejemplo, qué decisión hay que tomar en caso de que la evaluación del pacto de gobierno con Esquerra sea deficiente –Junts está comprobando el grado de cumplimiento de los acuerdos– o qué pasa si los republicanos se alían con la oposición para suspender el acta de diputada de la presidenta del Parlament en caso de que se le abra juicio oral por el caso de la Institució de les Lletres Catalanes. De momento, estas dos cuestiones tienen respuestas diferentes en función del sector al cual se pregunte. Cuando se los ha preguntado por políticas concretas, Turull y Borràs han afirmado que han pactado la "brújula" pero no la "calculadora", y que será en los próximos días cuando irán concretando qué implica. "Queremos escuchar", han concluido.

stats