Política 17/06/2022

Giró, Mas o Duran: la lista negra que Camacho dio a Villarejo en el marco de la operación Catalunya

Las formaciones soberanistas en el Congreso piden una comisión de investigación sobre la trama andorrana que salpica a Rajoy

ARA
3 min
Alícia Sánchez-Camacho. EFE

BarcelonaLa exlíder del PP en Catalunya y actual senadora, Alícia Sánchez-Camacho, dio en 2012 al excomisario José Manuel Villarejo una lista de independentistas a quienes se tenía que investigar en el marco de la operación Catalunya. Entre ellos no sólo situó al entonces president de la Generalitat Artur Mas, sino también al ex líder de Unió Josep Antoni Durán i Lleida e incluso al entonces director de la Fundació La Caixa y actual conseller de Economia, Jaume Giró, según revelan unos audios que ha publicado El Món. Sánchez-Camacho justifica la inclusión de Giró en esta lista negra diciendo que "se ha vuelto totalmente independentista" a pesar de cobrar entre "400.000 y 500.000" euros al año. "Acuérdate de Giró", insistía Sánchez-Camacho mientras pasaba los números de teléfono a Villarejo.

Esta conversación tuvo lugar el 6 de noviembre del 2012, una década antes de que Giró diera el paso a la política y cuando faltaban diecinueve días para las elecciones catalanas que Mas anticipó para que las urnas avalaran su giro soberanista. Quien, según Villarejo y Sánchez-Camacho, también formaba parte de este giro era el entonces líder de Unió Josep Antoni Durán i Lleida, a quien la dirigente popular también situó en la lista de políticos a los cuales investigar. "Es un agente doble", dice en los audios Villarejo, que lo acusa de hacer ver que es españolista mientras la gente de CiU le había abierto una cuenta en MoraBanc, el banco andorrano. Sánchez-Camacho llega a decir incluso que haría falta “defenestrarlo y enviarlo al exilio”.

Las conversaciones también se centran en la familia Pujol, sobre todo en Oriol Pujol, entonces secretario general de Convergència. En este entorno, Villarejo incluye a Artur Mas, diciendo que "le hace el trabajo sucio" a Jordi Pujol y asegurando que tiene cuentas en el extranjero, una de ellos en Luxemburgo. Es la misma Camacho quién le pasa el teléfono del expresident. Entre las personas que también incluyó en esta lista, estaba el entonces director de La Vanguardia, José Antich, que Sánchez-Camacho vincula con Giró; el empresario Carles Sumarroca, entonces presidente de la patronal FEMCAT y que sitúan en el entorno de Oriol Pujol, e incluso al exdiputado y ex concejal del PP en Barcelona Enric Lacalle, a quien Sánchez-Camacho vincula con CiU. Y uno de los objetivos, según reconocen Camacho y Villarejo, era evitar la mayoría absoluta de CiU en aquellas elecciones (la federación nacionalista acabó perdiendo 12 diputados).

Aclarar la "intromisión en la soberanía de Andorra"

Los audios aparecen después de que la trama andorrana de la operación Catalunya copara titulares. La imputación del expresidente del gobierno español Mariano Rajoy no ha causado mucho ajetreo a los medios de Madrid, pero las formaciones soberanistas en el Congreso ya han movido ficha. Este viernes, ERC, Junts, el PDECat, la CUP, EH Bildu y el BNG han registrado una solicitud de comisión de investigación para aclarar la "presunta intromisión en la soberanía de Andorra" por parte de políticos y policías españoles. "Un sujeto de derecho internacional como es el estado español, miembro de la Unión Europea y que oficialmente es una democracia plena, no puede permitirse sospechas de irregularidad como las expuestas y que, presuntamente, habrían superado incluso el marco jurisdiccional estatal con objeto de atemorizar y coaccionar autoridades de un país soberano ajeno", justifican los impulsores.

Este viernes la Cadena SER, que ha tenido acceso al sumario judicial, detalla cómo dos de los protagonistas de la estrategia de extorsión del Estado actuaron con Joan Pau Miquel, ex consejero delegado de la BPA. El entonces agregado del ministerio del Interior ante la embajada en Andorra, Celestino Barroso, se reunió para advertirle de la posibilidad de que se interviniera el banco y su filial española, Banco Madrid, pero no le explicó el motivo. Fue en un encuentro posterior en la capital española con el ex jefe de asuntos internos de la Policía Nacional Marcelino Martín Blas que el directivo de BPA supo que la brigada política buscaba información bancaria de líder independentista en el extranjero. Una información que, excepto en el caso de la familia Pujol, no se ha demostrado que exista.

stats