Política 30/11/2021

La Moncloa excluye Netflix y HBO de las cuotas de catalán

ERC avisa a Sánchez que puede poner en riesgo los presupuestos si no rectifica

5 min
Nadia Calviño durante la rueda de prensa del consejo de ministros.

MadridLa relación entre PSOE y ERC se complica por la ley del audiovisual. El anuncio del gobierno español de que las plataformas audiovisuales radicadas en el extranjero –como Netflix y HBO– están eximidas de cumplir con la cuota del 6% para producciones en lenguas cooficiales ha provocado que el portavoz republicano, Gabriel Rufián, deje en el aire el apoyo de su partido a los proyectos del ejecutivo. El primero, la propia ley audiovisual, que se pactó que se aprobaría con los votos de ERC, y el segundo, los presupuestos del Estado. "No descartamos escenarios", ha advertido Rufián en una rueda de prensa esta tarde, después de que su triunfo para blindar el catalán quedara en papel mojado.

Las cuentas tienen que pasar por el Senado y los votos de Esquerra y EH Bildu, que tienen 16 senadores (14+2), pueden ser necesarios para su aprobación. La mayoría está en 133 senadores y PSOE y PNV suman 124. En la cámara alta hay representadas formaciones diferentes a las del Congreso, cuyo voto todavía no está definido. Por ejemplo, en el grupo de Izquierda Confederal, con seis representantes, hay partidos como Més per Mallorca y Adelante Andalucía que podrían no garantizar su sí a las cuentas.

El consejo de ministros ha aprobado este martes el proyecto de ley audiovisual, pero fuentes del ministerio de Economía han aclarado que la cuota del 6% para las lenguas cooficiales que el ejecutivo pactó con ERC solo se puede aplicar a las plataformas con sede en España. De este modo, por ejemplo, ni Netflix ni HBO tendrían la obligación de reservar un 6% de su catálogo a producciones en lenguas cooficiales del Estado. "Si es cierta la información surgida en torno esta ley, ERC no apoyará esta ley", ha manifestado Rufián.

Según fuentes del gobierno español, la normativa europea marco no permite obligar estas plataformas de ámbito internacional, y añaden que ERC conoce el redactado final de la ley. Rufián, sin embargo, ha querido dejar claro que no es así. "Nosotros tenemos declaraciones de intenciones, alguna línea suelta", ha afirmado. Además, ha calificado "de absurdo" y de querer "engañar" que se diga que no se puede legislar sobre las empresas extranjeras que quieren hacer llegar sus productos al Estado.

El proyecto ha sido enviado ahora al Congreso, donde todavía puede ser modificado a través de las enmiendas, y finalmente tendrá que ser aprobado en el pleno, donde el voto de los partidos independentistas catalanes será clave para que salga adelante. De hecho, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ya ha avisado esta mañana que la ley "se tendrá que mejorar" en el trámite de las enmiendas porque lo que había ahora era un "acuerdo de mínimos". Antes de que la Moncloa apuntara que las plataformas internacionales quedaban exentas de la ley, el diputado republicano ya había sido preguntado por esta posibilidad y con sus respuestas ya reconocía indirectamente que esto podía pasar.

Ha afirmado que en comparecencias anteriores no había hablado de "ninguna empresa en concreto", en referencia a Netflix, sino que habían sido los medios los que lo habían hecho. La semana pasada, sin embargo, él mismo aseguraba que la obligatoriedad era "para todas y cada una de las plataformas audiovisuales" y Esquerra distribuyó un documento en que ejemplificaba cómo quedaría el catálogo en catalán de estas empresas usando precisamente el ejemplo de Netflix.

A lo largo del día ha quedado en entredicho la negociación de ERC y han sacado partido Junts y la CUP, pero también ha habido movimientos en el propio partido. Las juventudes de ERC han dejado este martes poco margen de duda respecto a lo que le reclaman a la formación: "Si la lengua catalana no se blinda en todas las plataformas en la ley audiovisual, los presupuestos tienen que caer. Si ellos no cumplen los compromisos, nosotros tampoco". El ex portavoz del partido en el Congreso, Joan Tardà, ya ha avisado en un tuit que ahora mismo no se tendría que votar.

Ley audiovisual

La respuesta de Junts al anuncio del gobierno español ha sido instar a ERC y la CUP a coordinarse en el Congreso, después de que el catalán quede "marginado" con unas cuotas "insignificantes". La portavoz de JxCat en el Parlament, Mònica Sales, ha asegurado que la solución al problema del catalán al audiovisual no pasa para reformar la ley española, sino impulsando una norma propia catalana. Junts, de hecho, ahora hace dos meses metió la directa y presentó en solitario una proposición de ley del audiovisual en el Parlament. Ahora, ha afirmado Sales, esta norma ya está a punto para ser votada en el pleno. Por su lado, el portavoz del PDECat, Ferran Bel, que ha insistido que "no es cuestión de cuotas" y que lo importante es que se busque la manera de obligar realmente a las plataformas. Fuentes del PDECat afirman que ya habían avisado a ERC de este riesgo del principio de país de origen y que el acuerdo se ha cerrado de manera "precipitada".

Por su parte, el gobierno español considera que el texto está pactado con ERC y no contempla que ahora se se echen atrás. "Han creado un problema de expectativas", explican desde la Moncloa, donde piensan que los republicanos se equivocaron a la hora de vender el acuerdo, puesto que la ley tiene otros elementos importantes de defensa de las lenguas cooficiales, como por ejemplo la obligación de incorporar los subtítulos o los doblajes que estén disponibles.

Acuerdo precipitado

La realidad es que hay un debate legal abierto sobre si España puede obligar a plataformas no radicadas en el Estado a cumplir una cuota lingüística. El experto y profesor de derecho y economía de la Universidad Europea Guillermo Rocafort ha explicado a Europa Press que sí que habría esta posibilidad, pero fuentes del sector audiovisual la han descartado a la misma agencia, argumentando que tienen "molts dudas".

Las que seguro que sí que están obligadas a cumplir con la cuota del 6% serían las plataformas de ámbito estatal como Filmin (que ya la cumple), Movistar+, Mitele o Atresplayer. En cambio, con Netflix o HBO fuentes del gobierno español creen que se tendría que actuar "por otras vías" como por ejemplo incentivos económicos en la producción en lenguas cooficiales. De hecho, el PSOE siempre ha sido contrario a poner condiciones a las plataformas internacionales porque "no se tienen que poner barreras". "Sempre hemos pensado que es mejor actuar por la vía de los incentivos", afirman fuentes del grupo parlamentario socialista.

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha sido la encargada de informar sobre la aprobación del proyecto después del consejo de ministros. Según Calviño, "ha conseguido un buen equilibrio entre el impulso de la producción audiovisual y la protección de la diversidad lingüística". El objetivo es convertir España en un "hub audiovisual en Europa y un hub de producción en español en el mundo". La ley sí que obliga a RTVE a tener un 15% de los contenidos en lenguas cooficiales.

stats