Política 23/02/2021

El Govern abre expediente sancionador a Alfred Bosch por el caso de presunto acoso sexual en Exteriores

En cambio, exculpa a la secretaria general del departamento, Mercè Salvat

3 min
Imatge tratada digitalmente a partir de una foto de archivo, donde se ve a Carles Garcias Hernández con Alfred Bosch a una reunión de trabajo
Disponible en:

BARCELONADentro de dos semanas hará un año que el ARA destapó el caso de presunto acoso sexual en la conselleria de Exteriores. Pero no ha sido hasta este martes y, a pesar de que tanto el presunto acosador, Carles Garcias, como el entonces conseller, Alfred Bosch, ya no forman parte del Govern, cuando el ejecutivo ha activado finalmente la vía del expediente sancionador. Será exclusivamente contra Bosch por no haber activado el protocolo de la Generalitat cuando se detectan posibles casos de acoso, en este caso dirigidos a varias trabajadoras de la conselleria.

Según varias fuentes gubernamentales consultadas por este diario, después de un informe de los servicios jurídicos de Presidencia, el consejo ejecutivo ha aprobado abrir expediente a Bosch y tramitar una eventual sanción, que acabará de determinar el instructor a quien se asigne el caso a partir de ahora. Por otro lado, según las mismas fuentes, se ha decidido exculpar a la ex secretaria general del departamento, Mercè Salvat, a quien inicialmente el informe de la secretaría de Función Pública incluía como presunta encubridora.

La apertura del expediente llega después de tres informes diferentes sobre el caso. En el mes de agosto Función Pública, que depende del departamento de Políticas Digitales (JxCat), hizo un informe recomendando sancionar a Bosch por su comportamiento. Sin embargo, el Govern decidió pedir una segunda opinión -no preceptiva- al comité de ética pública. Este ente, que cuenta con una mayoría de miembros de ERC, apostó por no sancionarlo. Esto provocó un encuentro entre los socios de gobierno y propició que el vicepresidente, Pere Aragonès, frenara el debate en el mes de diciembre en el seno del consejo ejecutivo para pedir un tercer informe sobre la cuestión. Aragonès solicitó la opinión de los servicios jurídicos de Presidencia antes de tomar la decisión definitiva. Una vez ha conocido el contenido de esta última consulta, se ha decidido salir adelante con el expediente, tal como recomendaba Función Pública.

El 9 de marzo del 2020 el ARA publicó que Esquerra cesó al jefe de gabinete de Alfred Bosch, Carles Garcias, por presunto acoso sexual a las trabajadoras del departamento. El entonces conseller, pero, se resistió a hacerlo e, incluso, intentó recolocarlo y no activó el protocolo contra el acoso sexual que hay en la Generalitat ante estos casos. Ante la publicación de la información, Bosch dimitió del cargo. Es por eso que Función Pública, que se encarga de estos tipos de procedimientos, instó en el mes de agosto a abrirle un expediente sancionador junto con la ex secretaria general del departamento, Mercè Salvat, a pesar de que ella estaba de baja maternal cuando se produjeron los hechos.

Una vez abierto el expediente sancionador, se tiene que nombrar a un instructor que determinará el tipo de sanción que puede recaer en Bosch. En caso de que haya indicios de encubrimiento de un delito de acoso sexual, además de la sanción administrativa que pueda haber, el ejecutivo lo tendrá que poner en conocimiento de la Fiscalía, es decir, abriendo una vía judicial.

El expediente al partido

Donde sí quedó exculpado Alfred Bosch, en un primer momento, fue en la investigación interna que abrió Esquerra sobre la cuestión. Concluyó que al dimitir de su cargo ya había asumido las responsabilidades políticas que correspondían sobre el caso. Ahora bien, la dirección del partido se vio obligada en noviembre a reabrir la investigación ante las quejas de la secretaría de mujeres, puesto que -según informó la formación- aportaron nuevos datos sobre los hechos. En los últimos tres meses, sin embargo, el partido no ha informado de ningún adelanto en esta investigación interna.

stats